Publicidad
Publicidad

Comunicación transparente: la solución contra la inequidad laboral

Cuestionar a los jefes sobre el salario que ganan tus pares es una manera que tienen las mujeres para luchar contra la brecha salarial, dice directiva de Mercer.
En Latinoamérica
En Latinoamérica las mujeres ganan 17% menos que los hombres, pese a que ocupan la misma posición: Mercer. (Foto: skynesher/Getty Images)

La violencia en contra de las mujeres que se vive en la calle se puede ver reflejada en al ámbito laboral a través de discriminación implícita, desigualdad en salarios o acoso sexual, asegura Pat Milligan, líder global de Multinational Client Group y Mercer's When Women Thrive Research.

En América Latina, las mujeres representan 40% de los empleados a nivel profesional, pero este número se reduce en puestos más altos en las organizaciones, ya que ellas ocupan 30% en gerencias y en puestos directivos, solo 16% lo ocupan las mujeres, según el informe 2016 When Women Thrive, Businesses Thrive Latin America, de Mercer.

Lee: Callar equivale a ser cómplice del machismo en el trabajo

“Creo que la única forma en que podemos erradicar el problema es creando una cultura en la que la comunicación transparente sea la norma”, agrega la experta en entrevista. Pat Milligan ejemplifica con el caso de acoso sexual que vivió Uber y, que gracias al haber expuesto el problema, se pudo remover a directivos de la empresa.

Publicidad

“Creo que tenemos que responsabilizar a las empresas y dejar de decir que es una gran compañía con una gran tecnología, con un genial crecimiento. Sí, pero trata horrible a las mujeres. Todos sabían eso y la culpa era de los directores”, agrega. Este tipo de casos provoca que las mujeres se sientan seguras al hablar y hagan denuncias que lleven a hacer cambios reales en las empresas.

Esta transparencia también puede ser efectiva para eliminar la brecha salarial, dice. Pues en América Latina, las mujeres ganan 17% menos que los hombres, pese a que ocupan en la misma posición.

“'Voy a dar a los hombres el dinero y a las mujeres los elogios, porque eso es lo que quieren’, eso es lo que cree muchas veces el sistema, así que sucede. Las mujeres deben preguntar cuánto le pagan a sus compañeros en promedio y reclamar si no es lo mismo para ellas”, detalla Pat Milligan.

Lee: Las universidades mexicanas fallan en protocolos ante acoso sexual

Publicidad

Se debe desarrollar el coraje para cuestionar a los empleadores sobre los ingresos de sus pares, y ellos a su vez darle seguridad y libertad a las empleadas para conocer la información.

Otro punto alarmante detalla el estudio, es que las mujeres abandonan 1.5 veces más rápido un puesto de alta dirección que los hombres. Algunas empresas buscan contratar a más mujeres e implementar una cultura de equidad de género, pero ellas renuncian pronto.

Ellas se rinden...

Publicidad

En México las mujeres hacen 26.6 horas a la semana de trabajo doméstico; mientras que los hombres, menos de la mitad. “Cuando se llega a un puesto alto, siguen realizando las mismas labores en casa y la ansiedad, el agotamiento y el estrés son demasiado. No se les puede culpar, deberían haber condiciones más igualitarias en todos los ámbitos para que las mujeres lograran sus objetivos satisfactoriamente”, señala Milligan.

El abandono también es impulsado por la discriminación implícita en el ámbito laboral. Aunque hay políticas que aplican sanciones para las empresas que violentan a las mujeres dentro de las organizaciones, la cultura machista no ha desaparecido por completo.

Lee: Así se hacen notar las mujeres en la alta dirección

“Algunas veces un puesto de trabajo se abre y ellos suponen que no estás interesada porque tienes un hijo. O no te dan proyectos importantes porque creen que no estarás cómoda con ellos”, narra la experta.

Publicidad

Aunque grandes empresas en México han logrado avances en el tema, aún falta por hacer. “Soy optimista al respecto, pero también realista. creo que la igualdad llegará a sociedades como la mexicana. Donde ustedes, mujeres tan educadas, están realmente produciendo. Más mujeres vienen a la universidad en México que los hombres. Las empresas deben averiguar cómo conseguirías esas mujeres y las mantendrás en la fuerza de trabajo. Entonces, los números se moverían”, finaliza.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad