Publicidad
Publicidad

¿Pasas el día estornudando en la oficina? Quizá tu edificio está ‘enfermo’

Las personas que laboran en espacios que no tienen la suficiente corriente de aire o cuentan con un sistema de ventilación que no recibe mantenimiento frecuentemente tienen tos o alergias.
oficina enferma
Males Las enfermedades que pueden traer los ácaros del polvo son alergias a nivel respiratorio como rinitis alérgica y asma. (Foto: fotostorm/Getty Images/iStockphoto)

Si eres trabajador, pasas jornadas largas en tu oficina y sufres irritabilidad, estrés, falta de concentración y gripe debido a que no hay una adecuada ventilación o por el polvo existente en los aires acondicionados en tu espacio laboral, podrías padecer el 'síndrome del edificio enfermo'.

Las personas que laboran en espacios que no tienen la suficiente corriente de aire o cuentan con un sistema de ventilación que además no recibe mantenimiento, están expuestas a tener de manera frecuente tos o alergias.

El experto en climatización y ventilación de áreas Daniel Franco Morales explicó que este síndrome "es, digamos, cuando una persona se enferma, está en tratamiento y de repente otra se enferma, así pasa el año y siempre hubo una persona enferma”.

Esta “cadena” es producida en ocasiones debido a la poca calidad del aire que se respira dentro de los centros de trabajo.

Publicidad

Lee: Cuando la oficina te enferma

“En los filtros del aire acondicionado puede haber un montón de bacterias de virus, partículas suspendidas, en los filtros se pueden quedar todas las partículas de esa tos, flotan y las absorbe el aire mediante los filtros”, destacó.

El especialista dijo que si los filtros no están limpios, o sin mantenimiento adecuado, estas partículas se reincorporan al aire que circula en las oficinas, produciendo este síndrome.

“Al respirar, esto se traduce en molestias, infecciones en las vías respiratorias, las personas con alergias o asma se vuelven sensibles”, puntualizó.

Publicidad

Franco Morales refirió que como son partículas imperceptibles no es un tema al cual se le dé mucha importancia, no obstante, está presente de manera cotidiana en las oficinas, mismas que si bien pueden estar libres de calor con el aire acondicionado, su uso genera otro tipo de problemas.

Además del polvo, los cambios bruscos de temperatura al entrar a un edifico, al cual son más susceptibles los niños y las personas de la tercera edad, es otra de las causas que pudiera dar origen al 'síndrome del edificio enfermo'.

Recomendamos: Beneficios que no conocías del vino tinto y los frutos rojos

“Llegas del exterior a un lugar con aire acondicionado con la temperatura más baja genera molestias en la garganta, nariz, vías respiratorias, te da como un resfriado, tos o terminas en el doctor por una infección en la garganta”, subrayó.

Publicidad

En este sentido, la neumóloga pediatra del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), María del Carmen Cano Salas, expresó que es importante mantener limpias y ventiladas las áreas de trabajo, así como el hogar para evitar la proliferación de los animales que viven en el polvo como los ácaros.

“Que esté ventilado también ayuda a que no se genere humedad, disminuye problemas respiratorios, infecciones, es disminuir las cosas que se pueden acumular en el ambiente principalmente polvo y hongos”, dijo.

Cano Salas explicó que los ácaros también pueden estar presentes en las oficinas, pues habiendo polvo, estos animales se acumulan en tapetes, alfombras, estantes, carpetas, archivos, entre otros lugares donde se acumule polvo.

Entre las enfermedades que pueden traer los ácaros del polvo son alergias a nivel respiratorio como rinitis alérgica, asma, y las propias a alergias a polvo.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad