Publicidad
Súper Empresas 2018 / header desktop
Publicidad

El desafío del rol model

Todavía no terminamos de adaptar las empresas a los millennials y ya se están incorporando los centennials, nativos digitales, autocríticos, impacientes y autodidactas.
Comunicar
Los equipos deben tener conversaciones en tiempo real, poderosas, que detonan cambios hacia la prosecución de resultados.

CIUDAD DE MÉXICO (Revista Expansión) - Cuatro generaciones en un mismo lugar. A lo anterior se suma que los planes estratégicos, que antes se formulaban cada 10 años y luego, cada cinco, hoy se tienen que replantear a veces incluso antes de terminar el año. En la era del conocimiento, dirigir una empresa en constante trasformación requiere un nuevo tipo de líder, un liderazgo basado en el rol model.

¿A qué nos referimos con esto? El rol model establece los estándares y define cómo deben comportarse sus líderes, así como qué capacidades necesitan para ofrecer los resultados que se buscan. Más aún, define la cultura de la organización de modo trascendente. He aquí su importancia. Son todo un set de habilidades para el equipo de liderazgo. Tiene que ser un embajador de la comunicación.

Y no hablamos de tener pizarras o el mail de noticias corporativas. Son conversaciones en tiempo real, poderosas, que detonan cambios hacia la prosecución de resultados. Tiene que saber escuchar y con humildad. Es un líder inspirador, cercano. Más que nunca, las nuevas generaciones deben ser inspiradas. Ha de existir una conexión emocional hacia los colaboradores, esto genera orgullo de pertenencia y la cultura permea la organización.

La inspiración debe tener bases en su autoridad moral y su credibilidad. Otra característica que define el liderazgo basado en el rol model es que se convierte en un facilitador e inspirador de la estrategia resiliente. Además de impulsar los resultados de la empresa, tiene la capacidad de superar la adversidad y proyectar a futuro un conjunto de respuestas o comportamientos de superación y resistencia.

Publicidad

El líder retroalimenta. Apoya a los colaboradores a generar y hacer suyos los comportamientos más efectivos, va modelando a la organización y sus comportamientos deseados. Fortalecer el rol model impacta transversalmente en todos los factores de la cultura de la empresa, de ahí su importancia. Más que nunca es un factor que define a una Súper Empresa.

Agradezco a las 755 compañías que este año confiaron en nuestra evaluación y felicito a las 213 empresas certificadas. Siempre hay áreas de oportunidad, hasta en las mejor posicionadas. Esto es un camino de mucho trabajo, pero, sobre todo, en el que tenemos que inspirar.

Nota del editor: El artículo original se publicó en la revista Expansión, Edición 1234, publicada el 15 de mayo del presente año.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad