Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Las mujeres con hijos enfrentan más retos para llegar a puestos de liderazgo

Ellas registran las tasas más bajas de participación en los cargos directivos: solo 25.1% de los cargos directivos están ocupados por mujeres con niños de menos de seis años.
Mujeres
El informe de la OIT señala que las mujeres experimentan una penalización salarial vinculada con tener hijos.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión). La penalización en el empleo vinculada con la maternidad se incrementó 34.8% en la última década en el mundo, señala el informe ‘Un paso decisivo hacia la igualdad de género’, presentado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Las madres de niños pequeños se enfrentan, en particular, a una penalización en los cargos de liderazgo. Registran las tasas más bajas de participación en los cargos directivos, sólo 25.1% del personal (en estas funciones) son mujeres con niños menores de 6 años”, señala el documento.

Para Mónica Flores Barragán, presidente de ManpowerGroup Latinoamérica, el problema comienza con el hecho de que las organizaciones no desarrollen estrategias de capacitación y actividades de sponsor destinado a que las mujeres alcancen puestos de liderazgo. “Sólo 2% de las organizaciones ofrece esa oportunidad”, menciona.

Lee: Christine Lagarde estará en el Women’s Forum Americas en México

El informe de la OIT, producto de cinco años de investigación sobre políticas y estrategias de género en los países miembros de la organización, arrojó que las mujeres también experimentan una penalización salarial vinculada con tener hijos, que si bien no es igual a la inequidad de sueldos entre hombre y mujeres, sí es significativa.

La brecha salarial por motivo de género sigue siendo en promedio de 20%, las diferencias salariales entre hombres y mujeres con hijos es menor, de un 14%. El problema con estos números es que, de fondo, la presión social sigue obligando a las mujeres a ser las principales cuidadoras y a los hombres a trabajar jornadas más largas a cambio de una remuneración más alta, como los principales proveedores.

Publicidad

“La falta de autonomía en lo que respecta al tiempo de trabajo tanto para las mujeres como para los hombres sigue siendo un obstáculo considerable para la igualdad de género y el trabajo decente”, concluye el informe.

Barragán encuentra un peligro en el hecho de que, según la generación que aborde el problema de inequidad, así cambia la visión respecto a cómo se ha avanzado para cerrar la brecha. Los tomadores de decisiones millennial opinan que pasarán 22 años para que se nivelen las condiciones laborales, y que esto es un problema de toda la organización, mientras que los baby boomers creen que los avances han sido más significativos, que llevará menos cerrar la brecha (17 años) y que ese trabajo corresponde a áreas específicas, como Recursos Humanos.

¿Ya lograste tu ascenso?
Te enviamos la información para que alcances tus metas profesionales.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad