Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

"Si no salimos a vender, ¿qué vamos a comer?"

Como Margarita Bautista y su marido, que viven de vender tamales, 31.3 millones de mexicanos han encontrado en la informalidad una opción de ingresos. Pero el coronavirus ya ha bajado sus ventas 60%.
lun 23 marzo 2020 02:16 PM
Margarita Bautista
La propagación del coronavirus y el aviso de cuarentena está ahuyentando a los clientes de Margarita Bautista.

En México hay, aproximadamente, 500 tipos de tamales. Pero para Margarita Bautista, el rojo y el verde en hoja de maíz son los dos estilos que no pueden faltar en su olla.

Los transeúntes ya la conocen. Lleva 14 años vendiendo tamales en el lugar de siempre: una esquina de la calle Miguel Negrete, del pueblo Zapotitlán, en la alcaldía Tláhuac.

Publicidad

Margarita tiene 48 años. Es originaria de Tlaxiaco, una ciudad de Oaxaca que pertenece a la región de la mixteca alta. Ahí creció y estudió hasta el cuarto año de primaria.

Recuerda que antes de mudarse a la Ciudad de México, trabajaba en el campo. Sembraba papa y maíz. Aprendió a hacer tamales después de casarse y vio en ello la oportunidad para salir adelante. Es madre de cuatro hijos: dos mujeres y dos hombres.

“Conocí a mi esposo en la Ciudad de México. Se llama Marcos Galicia. Es de San Martín, Puebla, y tiene 67 años. Acá nos quedamos. Mi cuñada fue la que nos enseñó a hacer los tamales, y desde entonces vivimos de eso”, cuenta.

Lee: Para los mexicanos que viven al día, la cuarentena es 'un lujo'

La jornada diaria de la familia empieza a las 3:30 de la mañana. Marcos prepara los tamales de hoja de maíz, mientras Margarita se encarga de los de hoja de plátano y del atole.

Cuando está todo listo, ambos salen a trabajar. Margarita transporta en un triciclo la mesa, el mantel, los bancos, las ollas, el brasero, los desechables y, por supuesto, los bolillos. No todos los días son iguales. De lunes a viernes vende alrededor de 30 tamales y cinco litros de atole. Por lo regular prepara champurrado o arroz con leche, mientras que los tamales que ofrece son verdes, de rajas, mole, guajillo y de dulce. A 13 pesos el vaso de atole o el tamal, sin importar que sea de hoja de maíz o de plátano. Eso sí, las 'guajolotas' cuestan 15 pesos.

Los fines de semana hay más demanda. Margarita se previene con 50 tamales y 10 litros de atole. Pero además lleva tamales especiales: de champiñones, verdolagas y tres quesos. A pesar de ello, los predilectos siguen siendo los rojos y los verdes.

Publicidad

Su esposo, en cambio, no tiene un puesto fijo. Recorre la zona en otro triciclo, donde lleva toda su mercancía. Entre semana suele vender 50 tamales por día y los fines de semana, 90.
La venta termina al mediodía, pero la jornada no. Ambos se reúnen en casa para descargar, hacer cuentas y lavar las ollas. Después van a comprar los insumos para los tamales del siguiente día. Así trabajan.

"No sabemos qué vamos a hacer"

Desde el sábado 14 de marzo, la venta bajó 60%. Ya no transitan por la calle las madres y padres de familia para llevar a sus hijos a la escuela. Tampoco los estudiantes de nivel medio superior o superior, ni los adultos que se dirigen a la oficina.

La propagación del coronavirus y aviso de cuarentena está ahuyentando a los clientes. Algunos de los transeúntes que se han acercado a comprar tamales llevan cubre bocas. Otros que solían desayunar en el puesto ahora compran y se van.

Lee: EU y Francia lanzan planes de ayuda por el coronavirus... ¿y México?

Esta semana ha sido muy difícil. Margarita asegura que apenas ha ganado dinero para la comida de su hogar. Son las 11 de la mañana y lleva vendidos ocho tamales. Con preocupación, comenta que no sabe qué hacer: quedarse en su casa o salir a vender.

Margarita y su esposo forman parte de los 31.3 millones de mexicanos que han encontrado en el sector informal una opción para generar ingresos. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que realiza el Inegi, esta cifra corresponde al cuarto trimestre del 2019, y representa un 2% mayor en comparación con el mismo periodo del año anterior.

“El gobierno dice que no salgamos de nuestras casas. Que apoyará a los adultos mayores y a los que menos tienen. Nosotros no sabemos cómo se le hace para que nos ayude. Si no salimos a la calle a vender, entonces qué vamos a comer”, expresa.

¿Habrá apoyos?

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hoy durante su conferencia matutina apoyos para las personas que viven "al día". "En cuanto los que se buscan la vida como pueden, vamos a otorgar créditos, las Tandas para el Bienestar. Y vamos a aumentarles para que le llegue a más gente, pequeños comerciantes, los que tienen talleres, ayudarlos, es parte del plan de recuperación”, señaló.

Sin embargo, no señaló medidas concretas o cuándo comenzarían los apoyos para este grupo. Lo que sí inició ya fue la dispersión en bancos de los apoyos por adelantado a los adultos mayores . El presidente informó que a más tardar en 10 días el gobierno espera tener todos los apoyos cubiertos.

López Obrador dijo que se está cuidando no afectar la economía nacional ante la pandemia del Covid-19 y que el esfuerzo se pondrá en la gente más pobre, que tiene que salir a ganarse la vida porque no tiene un salario fijo, además de garantizar la protección de los grupos vulnerables.

De acuerdo con el Inegi, 56.2% de los mexicanos que trabajan se desempeñan en el sector informal.

(Con información de Notimex)

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad