Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo ser una profesional resiliente en tiempos de crisis?

Conocer tu propio valor, competir contigo misma y definir objetivos realistas son algunas claves para desarrollar la resiliencia, dicen especialistas y empresarias como Angélica Fuentes.
jue 26 noviembre 2020 05:00 AM
Angélica Fuentes
“Una mujer empoderada y resiliente es una mujer que no tiene miedo de aceptar su propia realidad y que es capaz de amar, valorar y aceptar su verdadero ser”, dice Angélica Fuentes.

No se trata de tolerancia a la frustración. En el mercado laboral, la resiliencia se ha convertido en una de las habilidades blandas más valoradas. Ya sea para lograr entrar a una compañía, para poder permanecer en ella o para emprender un negocio propio con éxito.

Según su definición en la rama de la psicología, la resiliencia es la capacidad de superar acontecimientos traumáticos. No es un concepto nuevo. Comenzó a usarse en la Física para referirse a la capacidad que tenía un mecanismo de recuperar su estado inicial, tras haber sido sometido a presión. Después, en 1972, el profesor de psiquiatría infantil Michael Rutter acuñó el término en el mundo de las ciencias sociales.

Con los años, la resiliencia fue obteniendo popularidad en las áreas de Recursos Humanos. Y al referirse a la capacidad de adaptarse de manera positiva a situaciones adversas, esta habilidad ha cobrado especial relevancia en tiempos de COVID-19.

Publicidad

En opinión de Esperanza Martínez, capacitadora externa, certificada por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), la resiliencia no es un tema de género. Sin embargo, el impacto de la pandemia ha sido determinante para que las mujeres la desarrollen, pues el 47% de ellas trabajan más en el esquema home office, según datos de OCCMundial.

“Las mujeres en particular están sometidas a mucha presión. Sólo el 12% de las trabajadoras mexicanas, de entre 30 y 39 años de edad, están satisfechas con el teletrabajo obligado por la crisis sanitaria No sólo están cumpliendo con su jornada laboral, sino atendiendo la educación de sus hijos y tareas del hogar. En México, y en países de América Latina, aún existe menos colaboración por parte del hombre en este tipo de actividades”, comenta Martínez.

Para Angélica Fuentes, empresaria y autora del libro Dos millones de huevos, la resiliencia y la resistencia no son lo mismo. Históricamente se ha encasillado a la mujer en el rol de madre, esposa e hija. Pero hoy día la sociedad debe entender que las mujeres también ejercen otros roles que no se aprenden por inercia. Por ejemplo, emprendedora o profesionista.

“Una mujer empoderada y resiliente es una mujer que no tiene miedo de aceptar su propia realidad y que es capaz de amar, valorar y aceptar su verdadero ser”, dice Fuentes. Para desarrollar la resiliencia en tiempos de crisis, la empresaria recomienda:

No te quedes estancada
Acepta el cambio como una parte natural de la vida y piensa en el futuro. Descubre las ventajas de ser optimista y usa las dificultades para crecer como persona y desarrollar tu potencial.

Conoce tu propio valor
No pienses en ti como una persona que se divide en papeles diferentes que entran en conflicto. Asume todos tus roles: uno no excluye al otro. Ser madre no hace menos competente en el mundo corporativo, o viceversa.

Administra tu tiempo y define tus prioridades
No es que se necesiten más horas en el día para poder cumplir con todos los pendientes. Tampoco se trata de exigirse más de la cuenta porque eso conduce al agotamiento. Programa cuidadosamente las actividades a realizar en el día. Haz una lista de prioridades. Ve paso a paso. Ninguna acción es insignificante, cada una te acerca a cumplir tu objetivo.

Cuida de ti
Tu bienestar personal es una prioridad. Para tener la energía que necesitas debes tener una buena salud física y emocional. Elige comida saludable y fácil de preparar. Duerme bien, haz ejercicio, medita. Más allá de quitarte tiempo te mantendrá centrada y con energía, lo que te permitirá lograr mucho más.

Compite solo contigo
Sé flexible y tolerante contigo. No trates de encajar en un molde. Rompe los arquetipos y crea tu propio sistema. Si sientes que le has fallado alguien en algún momento, aprende la lección y sigue adelante.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad