Publicidad
Publicidad

¿Cuánto puede subir tu renta según la ley?

Se espera que este año el costo de alquilar una casa habitación aumente entre 5 y 8%, pero no más de 10%.

Si eres de los que alquila una casa o departamento para vivir, ya debes estar ajustando cuánto subirá tu renta este año. De acuerdo con el código civil de la Ciudad de México en su Artículo 2448-D, este aumento debe estar fijada en pesos y no superar el 10% del monto actual.

“El aumento se da porque el costo de la vida también sube y se refleja en la inflación anual”, explica José Antonio Manzanero, presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM). Algunos caseros deciden subir el costo de la renta tomando en cuenta este indicador, otros valoran el aumento en el precio según la demanda que tengan los inmuebles.

Lee: Controla tus gastos hormiga digitales

De acuerdo con el portal inmobiliario Propiedades.com, en 2018 las rentas en la Ciudad de México aumentarán entre 5 y 8%. El precio estará influido por la inflación y el tipo de cambio, detalla la firma en un comunicado.

Publicidad

Por el contrario, si se trata del pago de la renta de un local, espacio comercial, estacionamiento o terreno, el incremento dependerá de lo que se pacte en cada contrato y de los términos aceptados por los involucrados. "En esos casos no hay un tope en el porcentaje de aumento de la renta", aclaró Manzanero.

Rentas en dólares

En zonas de alta plusvalía, como Polanco y Lomas de Chapultepec, las rentas de casa habitación se fijan y pagan en dólares. “Es recomendable que, para evitar abusos, el arrendador y el arrendatario fijen en el contrato que la renta se pagará en dólares a un tipo de cambio específico”, señala Karim Goudibay, CEO del portal inmobiliario Vivanuncios.

Publicidad

De esta manera, el inquilino no sufre el efecto de dos aumentos (el del tipo de cambio y el anual) y el arrendatario no se arriesga a tener un dólar bajo en los meses en los que el peso se fortalezca.

“En caso de haber aumentos por arriba del 10% en las rentas de las viviendas, no se aplicarán o serán imputables”, señala Luis Hernández, especialista en Derecho, catedrático de posgrado en la Escuela Bancaria y Comercial, también fundador del despacho Alta Dirección Jurídica.

Si el aumento en la renta es superior a lo que marca la ley, el inquilino podrá pedir ayuda en la Procuraduría Federal del Consumidor o en un juzgado especialista en materia civil de la Ciudad de México. Tendrá derecho a la rescisión del contrato o que se respete el monto de la renta que se había pactado y que el aumento que finalmente se produzca no supere el 10%, coincidieron los entrevistados.

¡No me salgo!

Publicidad

En el mundo de las rentas, cada inquilino es un caso. Pueden existir los que decidan salirse o quedarse después de recordarles que al renovar contrato habrá un aumento en el precio de la renta. Y también están los rebeldes: aquellos que no pagarán a tiempo o decidirán no desalojar el inmueble.

“(En estos casos) los caseros no deben dejarse llevar por la emoción y sacar a la calle sus cosas. Deberán levantar una denuncia ante un juez de lo civil y mostrar el contrato”, señala Luis Hernández.

En el caso contrario, si el inquilino ha tenido un buen comportamiento y ha pagado al corriente la renta, el arrendador está obligado a respetar que el contrato se extienda hasta un año más, si así lo solicita el arrendatario. Esto se da para que el inquilino busque con tiempo dónde mudarse, detalla Manzanero.

Publicidad

Lee: El Infonavit dará rápidos saldos de subcuenta a jubilados

Para que no haya ninguna duda o problema entre los involucrados, en el contrato deben quedar claros los nombres completos del arrendador y arrendatario, ubicación y descripción del estado del inmueble documentado con fotos, el monto de la renta, la garantía y depósito, la fecha y lugar de pago y el porcentaje del aumento anual, por mencionar algunos elementos.

En el documento también se establecerán los compromisos y obligaciones que adquieren casero e inquilino, costos adicionales si hay retrasos en los pagos y cláusulas que estipulen si se permiten mascotas, por ejemplo.

Recuerda, no hay visitas sorpresa por parte del arrendador a la vivienda. Éstas tendrán que ser con previo aviso, los expertos recomiendan que se hagan semestralmente para revisar el estado de la vivienda.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad