Publicidad
Publicidad

Estrategias para sacar una hipoteca en pareja

Adquirir un crédito de vivienda mancomunado aumenta el monto del préstamo y el pago de la deuda recae en ambas partes.
Estrategia.
Planeación. Que tu hipoteca no se coma más del 40% de tu ingreso familiar, recomienda Jorge Valle, de SOC Asesores Hipotecarios. (Foto: Tijana87/Getty Images/iStockphoto)

Si has decidido llevar tu relación a otro nivel y comprar una vivienda en pareja, debes tomar en cuenta algunas consideraciones financieras para evitar posibles problemas en el futuro, sugieren expertos consultados.

“La ventaja de crear el patrimonio en pareja es que ambos podrán alcanzar un monto mayor de crédito con lo que podrán adquirir una vivienda de mayor calidad, metraje, mejor ubicación, conexión y más amenidades", explica Leonardo González, analista de Real Estate del portal inmobiliario Propiedades.com.

Un crédito mancomunado toma en cuenta los ingresos de ambos miembros de la pareja para determinar el monto total que una institución financiera les prestará.

Lee: ¿Cuánto gastan los mexicanos en una boda sencilla?

Jorge Valle, director comercial nacional de SOC Asesores Hipotecarios, dice que el nivel de endeudamiento que te permite una institución financiera, en este caso un banco, es de hasta 45% de tu ingreso. Así que si una persona gana 20,000 pesos, su nivel de endeudamiento es de 9,000 pesos. Pero si junta su sueldo con el de su pareja, ganarán 40,000 pesos, por lo tanto, el tope de endeudamiento será de 18,000. "Lo que les permitirá tener un crédito de 1.7 millones de pesos", ejemplifica el experto.

Los interesados pueden acceder al crédito a través de un banco, del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores (Fovissste) o a través de una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (sofom).

Publicidad

El que aporte mayor ingreso será el que se reconozca como acreditado y el otro será el coacreditado, pero su situación será la misma, pues tienen las mismas responsabilidades y beneficios. Ambos se obligan a pagar el préstamo según lo convenido y al final del crédito ambos serán dueños del inmueble en partes iguales sin importar quién aportó más y quién menos, comenta Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Para realizar el trámite, algunas instituciones financieras pedirán de forma obligatoria que haya una acta de matrimonio que avale la relación, pero otras solo requieran un acta de sociedad de convivencia, detalla Valle.

Lee: Agrocoin, la criptomoneda para invertir en el campo mexicano

“Adquirir un inmueble en común te da mayor capacidad de adquisición y de generación de riqueza. Y es probable que haya posibilidad de sacar un segundo inmueble más rápido”, agrega Leonardo González.

En caso de que haya líos

Publicidad

Si la pareja llegara a divorciarse, será necesaria la intervención de un juez civil que realice una sentencia y estipule la repartición de los bienes, quién se queda con las obligaciones y qué pasa con la vivienda, detalla Valle.

“La tendencia que observamos es que las nuevas familias optan por rentar. Aunado a esto, la tasa de divorcios va en aumento -según el Inegi, del año 2000 al 2015, el número de separaciones creció un 136.4%, esto quiere decir que por cada 100 matrimonios, 22.3 se enfrentaron a un divorcio-. Hoy la estabilidad de los hogares es mucho más frágil, que en el pasado”, comenta González.

Toma en cuenta lo siguiente si quieres comprar casa con tu pareja:

1. Intereses. Las tasas de interés hipotecarias han incrementado ligeramente desde 2017, pero la banca sigue amortizando los incrementos en la tasa de referencia como una estrategia comercial. Sin embargo este año encontrarás créditos a tasas de entre 10 y 11%, dice Valle.

Video: Te presentamos 5 tips para evitar penas de dinero en pareja

2. Deuda. Los expertos recomiendan que si ya estás seguro del paso que darás, adquieras tu hipoteca en tasa fija, des un enganche superior al 15% y que tu deuda no se vaya a más de 15 años.

Publicidad

3. Muerte. No hay un estándar en los contratos hipotecarios, depende de cada institución financiera, pero en caso de que fallezca uno de los dos miembros de la pareja pueden suceder dos cosas: que se salde la deuda y el esposo sobreviviente ya no deba nada o que quien sobrevive se quede con una parte de la deuda, detalla Di Costanzo.

4. Desempleo. Si uno de los dos se queda sin empleo, entrará en acción el seguro de desempleo que dará un periodo de gracia de tres a seis meses para que la familia se ponga al corriente y comience a pagar de nuevo la hipoteca. Claro la deuda crece y el plazo se alarga, dicen los especialistas.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad