Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Intereses de la deuda y pensiones chuparán 28% del gasto público en 2019

Los cálculos del gobierno federal son conservadores, el costo financiero de la deuda podría ser incluso mayor, dicen expertos.
Más intereses
El pago de intereses y las pensiones son gastos ineludibles para el gobierno federal.

A costa de menores recursos en renglones como salud o educación superior, el gobierno federal destinará más de una cuarta parte de su gasto al pago de comisiones e intereses de la deuda pública, pensiones y jubilaciones. Además expertos consideran que el pago de intereses podría ser incluso mayor el próximo año al que calcula el gobierno.

El monto de recursos que absorberán los intereses de la deuda pública y las pensiones suman 1.6 billones de pesos, que representan un 28% de todo el presupuesto para 2019, según la propuesta que presentó el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa al Congreso el sábado pasado.

Tan solo en el pago de intereses, comisiones y gastos para el pago de la deuda, el gobierno federal contempla gastar 749,000 millones de pesos, 11.4% más de lo que la administración pasada presupuestó para 2018.

“Son recursos ya comprometidos que dejan un margen escaso para hacer cambios sustanciales en el país”, dice José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Ese costo es el que el gobierno está obligado a pagar dado el saldo de la deuda del sector público que hasta octubre llegó a 10.5 billones de pesos.

Tanto ese gasto como el de pensiones estaba previsto que acapararían buena parte de los recursos públicos para 2019, sin embargo no deja de ser preocupante en un escenario de bajo crecimiento económico, como el que prevé el gobierno federal para el próximo año (2.5%), y con el compromiso de no aumentar los impuestos, pues limita el destino de recursos hacia otros renglones esenciales.

Publicidad

“La manera más sana para tener mayores recursos, sin recurrir a mayores impuestos o deuda, es a través de un mayor crecimiento”, agrega De la Cruz.

El gobierno federal planteó reducciones importantes para rubros que se consideran prioritarios como el gasto en salud, que será en términos reales 3% menor al de 2018. Una baja similar tendrán las instituciones de educación superior en los estados.

Lee: Las dependencias que ganan y pierden en el prespuesto 2019

En el rubro de pensiones y jubilaciones, el proyecto de presupuesto prevé un gasto 877,464 millones de pesos, 6.4% más que lo presupuestado para este año.

“El problema de que las pensiones sigan aumentando es que desplazan otro tipo de gastos. El presupuesto es suma cero, si pones mucho en un lado, en otro lado tienes que recortar”, dice Alejandra Macías, coordinadora de Retiro del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Cálculos conservadores

Los expertos advirtieron que el costo financiero podría ser mayor al que se propone gastar, pues se calculó tomando en cuenta que la tasa de interés de referencia del Banco de México sería de 8. 3% y un escenario de baja volatilidad para el próximo año.

“Manejan un escenario conservador en términos macroeconómicos para efectos de la deuda. Sin embargo, tiene una tendencia creciente que hay que mantener vigilada”, dice Ricardo Cantú, director de Investigación del CIEP.

El escenario base no plantea incrementos de la tasa de interés de referencia más allá del 8.3%, nivel al que el gobierno federal espera que cierre este año.

“La perspectiva de tasas de interés es a la alza, eso genera una expectativa de que el costo financiero no se frenará en el corto plazo”, agregó De la Cruz.

Hay dos elementos que podrían subirlas, advirtió, que la Reserva Federal en Estados Unidos sigue aumentándola y la volatilidad en mercados nacionales e internacionales.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad