Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El motor económico de México que no despierta

Los exportaciones manufactureras del país retrocedieron 3% en la primera mitad del año.
Impacto
Impacto El menor ritmo de las exportaciones manufactureras en México refleja la condición de la industria estadounidense.

Las exportaciones de manufacturas, uno de los motores económicos de México, tuvieron un primer semestre débil en 2016 ante una menor demanda externa, en particular de Estados Unidos.

En la primera mitad del año, los envíos manufactureros —que representan el 89% del total de las exportaciones de México— acumularon una caída de 3% frente al mismo lapso de 201 5, de acuerdo con cifras divulgadas el martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A su interior, las exportaciones automotrices retrocedieron 3.5%, mientras que las no automotrices cayeron 2.8%.

El menor ritmo en los envíos de automóviles que reflejan las cifras obedece en parte a que las ventas de vehículos en Estados Unidos, su principal destino, enfrentan una alta base de comparación, pues en 2015 alcanzaron un récord de más de 17 millones de unidades.

“Cuando ves una comparación con 2015, tienes una base de comparación muy alta. Por puro efecto aritmético el crecimiento anual ya sea en valor o en unidades automotrices se va a ver desfavorecido”, dijo a Expansión Arnulfo Rodríguez, economista senior de BBVA Bancomer.

A ese efecto se suma el impacto que tiene en México el freno en la manufactura estadounidense , ya que el fortalecimiento del dólar hace sus productos más caros en el exterior.

Publicidad

El golpe a las fábricas nacionales obedece a que México envía insumos intermedios que se utilizan para construir otros productos, en lo que se conoce como una cadena global de valor.

“La apreciación del dólar, aunado a la debilidad de la demanda externa, merma la necesidad de compras de productos mexicanos por parte de los socios comerciales de México”, dijo Ve por Más en un reporte.

Para el resto del año, el avance de 0.4% que tuvo la producción manufacturera estadounidense es un atisbo de luz para las fábricas mexicanas.

“De marcar esto el principio de una recuperación robusta en la producción manufactuera de Estados Unidos, podríamos esperar modestos avances anuales en las exportaciones manufactueras automotrices y en las no automotrices”, dijo Rodríguez. Condicionado a que esta recuperación continúe a lo largo de lo que resta del año, acotó.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad