Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El muro y más deuda, los deseos peligrosos de Trump para EU

Los problemas del Gobierno de EU para lograr acuerdos políticos que le permitan construir el muro y tener dinero para operar genera preocupación en la calificadora Fitch.
vie 25 agosto 2017 12:01 PM
Integración natural.
Problemas Para Trump ha sido casi imposible lograr que el Congreso apruebe sus propuestas legislativas. (Foto: JONATHAN ERNST/REUTERS)

Las miradas de las calificadoras de riesgo soberano Fitch y Moody's sobre Estados Unidos están atentas porque Donald Trump y el Congreso, dominado por el partido Republicano, son incapaces de llegar a un acuerdo para elevar el techo de deuda y obtener recursos para construir el muro fronterizo con México.

Los legisladores tienen como plazo hasta el 30 de septiembre para elevar el techo de la deuda o de lo contrario la administración de Trump encara una paralización de actividades por falta de fondos.

Apenas el martes, Trump amenazó con congelar al gobierno si no consigue que los legisladores aprueben el presupuesto para la construcción de un muro en la frontera con México, una de sus principales promesas de campaña.

“Ahora los demócratas obstruccionistas quieren que no lo hagamos, pero créanme, si tenemos que cerrar nuestro gobierno, vamos a construir ese muro. Permítanme serles muy claro a los demócratas en el Congreso que se oponen a un muro fronterizo y obstaculizan camino de la seguridad fronteriza: están poniendo en peligro toda la seguridad de Estados Unidos. Lo están haciendo, lo están haciendo", dijo Trump en un mitin en Arizona.

La líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, rechazó la idea de que los demócratas cayeran fácilmente y dieran su bendición al muro y a su costo.

"El intento de @POTUS de intimidar a los contribuyentes para que financien su inmoral y costoso muro fronterizo es completamente inaceptable", dijo.

Publicidad

Al respecto, al vocera de la casa Blanca, Sarah Sanders, dijo el jueves que el muro es una prioridad del presidente, por lo que está comprometido a obtener el financiamiento.

“Esto es algo que el presidente está comprometido. Está comprometido a proteger las vidas de los estadounidenses. Y hacer eso a través del muro fronterizo es algo que es importante. Es una prioridad, y estamos avanzando con ello”, respondió Sanders a la pregunta.

Sin embargo, la secretaria de prensa no descartó que Trump siga considerando que México puede pagar por el muro.

En marzo, la Casa Blanca dio a conocer su proyecto de presupuesto, en el que sólo plantea 1,500 millones de dólares iniciales para construir el muro en la frontera con México que tantas veces ha prometido.

Las primeras estimaciones del costo de la barda a lo largo de toda la frontera han oscilado entre los 12,000 y los 21,000 millones de dólares.

Más deuda

El presidente no solo ha tenido problemas para llegar a acuerdos legislativos con los demócratas, sino también con los miembros de su partido, el Republicano, a quienes ha criticado por no lograr aprobar ninguno de los cambios legislativos que ha promovido, y claro, por no destrabar la discusión sobre el techo de la deuda.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario atacó a los líderes de su partido en el Congreso: Mitch McConnell en el Senado y Paul Ryan, en la Cámara de Representantes.

Trump dijo que les había propuesto incluir el nuevo techo de la deuda federal en otro proyecto de ley sobre veteranos que tuvo fácil aprobación, pero no lo hicieron.

"No lo hicieron así, por lo que ahora tenemos un gran problema con los demócratas (como de costumbre) para la aprobación del techo de la deuda. Podría haber sido tan fácil y ¡ahora un desastre!", escribió .

Fitch y Moody's están atentas

La situación ha hecho que la agencia calificadora Fitch anunciara el miércoles que someterá a una revisión la nota soberana de Estados Unidos, con consecuencias negativas, si el país no logra un acuerdo sobre el endeudamiento público.

Lee: El secretario del Tesoro pide al Congreso de EU elevar el límite de deuda

En un reporte, indicó que el límite a la deuda pública y al financiamiento del gobierno constituyen un desafío para las autoridades económicas de Estados Unidos, aunque sostuvo que una eventual paralización no impactaría de inmediato la nota "AAA" del país, de acuerdo con Reuters.

Moody's Investors Service emitió el jueves una advertencia menos grave que la de Fitch sobre la calificación crediticia de Estados Unidos.

Los retrasos en los pagos que no correspondan a deudas, incluyendo salarios a empleados federales y pagos a programas como la Previsión Social, no harán que Moody's despoje al gobierno de Estados Unidos de su calificación "AAA", afirmó la agencia en su análisis anual de Estados Unidos, según Reuters.

"Si el Tesoro no lograra cumplir con algunas de sus obligaciones que no son deudas debido a un estancamiento político sobre el tema, eso no afectaría a la calificación soberana de Estados Unidos", comentó Moody's.

"Nuestras calificaciones reflejan el riesgo de incumplimiento y pérdida sobre deuda gubernamental, no el riesgo de pagos fallidos o retrasados de obligaciones que no son deuda", agregó.

Los riesgos

No está claro cómo los legisladores, que están en receso y volverán el 5 de septiembre, conseguirán los votos para elevar el techo de deuda, pese a que los republicanos controlan la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso.

La tarea parece complicada, ya que muchos legisladores de la mayoría republicana aprovecharon circunstancias similares durante el gobierno del expresidente demócrata Barack Obama (2009-2017) para conseguir ciertas modificaciones presupuestarias y ahora los demócratas, y algunos republicanos, podrían hacerlo otra vez.

Por esta falta de acuerdos el Departamento del Tesoro lleva desde abril adoptando "medidas extraordinarias" para evitar superar dicho techo, retrasando la compra de ciertos bonos y valores y dando prioridad a ciertos pagos.

En principio, el Tesoro había situado octubre o noviembre como fecha límite para el alza del tope de endeudamiento, por debido a una recaudación menor a la esperada en los últimos meses, adelantó la fecha al 30 de septiembre.

La falta de acuerdo sobre una subida de este techo en 2011, en la que se estuvo a punto de declarar la suspensión de pagos del gobierno, provocó que la agencia de calificación Standard & Poor's rebajara por primera vez en la historia la calidad crediticia del país.

Publicidad
Publicidad