Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Hacienda “suavizará” el precio de las gasolinas en 2018

El paquete económico considera reducir el impuesto a las gasolinas de forma discrecional para evitar alzas abruptas en sus precios como lo hizo en 2017, tras el 'gasolinazo'.
Reforma en duda
Reforma en duda La reforma energética planteó la liberación de los precios de los combustibles, pero ésta no se ha dado al 100% en vista de los estímulos que otorga Hacienda para contener las alzas en sus precios. (Foto: Brasil2/Getty Images)

El gobierno mexicano extenderá a 2018 la política de subsidios discrecionales a los precios de las gasolinas y el diésel, según la iniciativa de ley de ingresos presentada al Congreso este viernes por la Secretaría de Hacienda.

La dependencia establece que el subsidio a los combustibles para evitar las alzas abruptas en sus precios al consumidor tendrá un costo de 17,548 millones de pesos (mdp).

La cifra es la diferencia entre los ingresos que Hacienda espera recaudar para 2018, y lo aprobado para 2017, por el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se hace a las gasolinas y el diésel.

Lee: Hacienda aún gozará de los "frutos de la reforma fiscal" en 2018

Sin embargo, esta cifra es menor a los 30,311.6 millones de pesos que el fisco ha dejado de recaudar por este concepto en el primer semestre de este año.

El gobierno mexicano aumentó el subsidio a las gasolinas después de que sus precios subieron alrededor de 20% en enero cuando se liberó el precio del combustible y tras el descontento de varios sectores de la población que derivaron en bloqueos carreteros y saqueos a comercios.

Publicidad

“Habremos de seguir y de planear continuar el esquema de suavización, como lo hemos tenido, que permita responder al cambio en los costos de la gasolina”, dijo el pasado miércoles a la prensa, José Antonio Meade, titular de Hacienda.

Lee: La recaudación por IEPS a gasolinas hila cuatro caídas en el año

El IEPS es uno de los componentes para determinar el costo final por litro de las gasolinas, más el precio del combustible importado en su mayor parte de Estados Unidos, costos logísticos y ganancia para las estaciones.

Al tratarse de un bien importado, el tipo de cambio y el precio del petróleo, juegan a la alza o a la baja en el precio al que se importa la gasolina, explica Ernesto O´Farril, presidente de Bursamétrica.

Cuando el precio sube en Estados Unidos, Hacienda reduce su cuota del IEPS, es decir, deja de recaudar por dar un estimulo fiscal. Cuando baja, Hacienda sube el IEPS y recupera parte de lo perdido.

Tna solo en las últimas dos semanas los precios de los combustibles automotores aumentaron en en Estados Unidos ante el paso del huracán Harvey que frenó la producción de diversas refinerías, incluida la de Pemex en asociación con Shell. No obstante, estos incrementos no se reflejaron completamente en el costo de los combustibles en México, debido a que Hacienda dio un estímulo fiscal para reducir la tasa del IEPS, uno de los más altos en el año.

Publicidad

Lee: Hacienda reparte el golpe de Harvey en las gasolinas

Para el cierre de 2017, se espera una menor recaudación de IEPS a combuistibles a la presupuestada, pero la dependencia espera que sea compensada por los ingresos obtenidos de un mayor número de contribuyentes y el decreto para el retorno de capitales, según dice el documento de Criterios Generales de Política Económica 2018.

En lo que va del año, el precio del galón de gasolina en la Costa del Golfo de Estados Unidos, ha subido 16.3%, a causa de mayores precios del petroleo, mayor demanda de gasolina y cierre temporal de refinerías en agosto por el paso del Huracán Harvey, dice Hacienda el documento entregado al Congreso.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad