Publicidad
Publicidad

EU tiene problemas en la carrera por la inteligencia artificial

El país necesita desarrollar e invertir en avances tecnológicos que definirán la próxima generación de conflictos bélicos, opinan expertos.
Inteligencia artificial
Inteligencia artificial Rusia le está ganando la carrera a EU en el interés por este tipo de tecnología. (Foto: iStock/monsitj)

Más de 60 años después de que una rivalidad espacial con la Unión Soviética marcara el comienzo de una nueva era de desarrollo de misiles balísticos, Estados Unidos enfrenta a otro “momento Sputnik” en medio de una competencia internacional por la inteligencia artificial que escala rápidamente, según el exsecretario adjunto de Defensa Robert Work.

La idea de que los rápidos avances en la inteligencia artificial definirán la próxima generación de conflictos bélicos —un concepto conocido como la “Tercera Estrategia de Compensación”—fue articulada por primera vez por el exsecretario de Defensa Chuck Hagel en 2014.

Las posibles aplicaciones de inteligencia artificial en el ejército incluyen: crear sistemas más ágiles, posiblemente a menor costo, desarrollando sistemas de entrenamiento más efectivos; software que procesa montañas de datos de sistemas de vigilancia o para la vigilancias de “patrón de vida”; capacidades mejoradas de reconocimiento facial; soporte a estrategias de guerra y combate automatizado en las llamadas operaciones no tripuladas/tripuladas, según un informe de septiembre de la Corporación RAND.

Pero un nuevo informe publicado el miércoles y provisto exclusivamente a CNN por Work y Govini, una firma de análisis e información que realiza análisis gubernamentales, advierte que el ejército estadounidense ahora debe decidir si quiere “liderar la próxima revolución o ser víctima de ella” en medio de desafíos emergentes de China y Rusia.

Publicidad

“Esta dura elección estará determinada por el grado en que el Departamento de Defensa (DoD, por sus siglas en inglés) reconozca el potencial militar revolucionario de la inteligencia artificial (IA) y los sistemas autónomos avanzados”, dijo el informe.

Específicamente, la Casa Blanca y el Pentágono deben determinar hasta qué punto Estados Unidos aumentará la investigación y el desarrollo en tecnologías asociadas con la inteligencia artificia l, incluyendo computación avanzada, redes neuronales artificiales, big data, aprendizaje automático, sistemas no tripulados y robótica, dijo.

Estados Unidos también debe determinar una estrategia nacional sobre cuán agresivamente desarrollará nuevos sistemas, conceptos operativos y construcciones organizacionales que exploten los avances de la inteligencia artificial en el ámbito de los conflictos armados, según el informe.

Una parte importante de esa estrategia se relaciona con la “autonomía” que resulta “de la delegación de una decisión a una entidad autorizada para tomar medidas dentro de límites específicos", dijo Work a CNN.

Publicidad

La tecnología

Aunque los críticos a menudo han advertido contra el desarrollo de armamento ofensivo autónomo por temor a perder el control operacional, Work dijo a CNN que la búsqueda de Estados Unidos de “inteligencia artificial débil” (también conocida como IA estrecha) siempre priorizará el control humano pero permitirá que la máquina “componga y seleccione independientemente entre diferentes cursos de acción para lograr los objetivos asignados en función de su conocimiento y comprensión del mundo, de sí mismo y de la situación”.

Lee: La inteligencia artificial demanda un cambio en las habilidades laborales

Publicidad

“Están preocupados por el Terminator, pero el punto de vista de Estados Unidos es más parecido al Iron Man”, dijo Work en referencia al superhéroe de Marvel, que es un hombre equipado con una armadura poderosa y adaptable.

Estados Unidos ya comenzó a aplicar elementos de inteligencia artificial a las plataformas y la estrategia militar, un movimiento quizás no más evidente que en su inversión en el F-35 Joint Strike Fighter de 400,000 millones de dólares.

Al combinar una variedad de sensores y software utilizados para recopilar datos e interpretar datos rápidamente, el F-35 “es el ejemplo clave de desarrollo humano", dijo Work a CNN.

“Absorbe datos y los muestra al piloto de una manera que no podría haber hecho por sí mismo”, agregó, y calificó el avión como “un ejemplo perfecto de colaboración humano-máquina” que debería aplicarse a otras plataformas militares.

Publicidad

Pero a pesar de cierto éxito en la implementación de la tecnología de inteligencia artificial hasta la fecha, Work dijo a CNN que “no cree que nuestra respuesta nacional sea lo suficientemente buena hasta este punto”.

La carrera

Tanto China como Rusia han destacado recientemente la importancia de la inteligencia artificial para el futuro de la economía global y el poder militar.

Publicidad

Al hablar ante estudiantes durante una “lección abierta” nacional en septiembre, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que gobernará el país que encabezará la esfera de la inteligencia artificial basada en computadoras.

“La inteligencia artificial es el futuro no solo de Rusia, sino de toda la humanidad”, dijo Putin. “Hay grandes oportunidades, pero también amenazas que son difíciles de prever hoy”.

Las palabras del presidente ruso hacen eco de lo que científicos en Rusia y en todo el mundo han estado meditando durante bastante tiempo.

El trabajo en el desarrollo de drones y vehículos para uso militar y civil está muy avanzado en Rusia, según los medios estatales.

Publicidad

El ejército ruso también está desarrollando robots, sistemas antimotines y misiles de crucero que podrían analizar radares y tomar decisiones propias sobre la altitud, la velocidad y la dirección de su vuelo, de acuerdo con informes de medios estatales.

Y en julio, el gobierno chino publicó un plan detallado que delineó un plan nacional para priorizar el desarrollo y la aplicación de IA, un movimiento que Work dijo que considera un “momento Sputnik”.

“La inteligencia artificial se ha convertido en el nuevo foco de la competencia internacional. La inteligencia artificial es la tecnología estratégica que lidera el futuro”, indicó la publicación del gobierno chino.

“Los principales países desarrollados del mundo consideran el desarrollo de la inteligencia artificial como una estrategia importante para mejorar su competitividad nacional y salvaguardar su seguridad nacional”, agregó.

Publicidad

China espera liderar el mundo en el ámbito de las tecnologías de inteligencia artificial vinculando directamente defensa y desarrollo comercial.

El financiamiento

Aunque el Departamento de Defensa de Estados Unidos y Silicon Valley han invertido recientemente en investigación y desarrollo de IA, depender de la investigación y el desarrollo comercial estadounidense no será suficiente, según Work.

Publicidad

Estados Unidos carece de un plan claro para mantener el ritmo de los rivales extranjeros, a pesar de las predicciones de que la IA “tiene el potencial de ser una tecnología de seguridad nacional transformadora, a la par de las armas nucleares, aviones, computadoras y biotecnología”, según un estudio reciente de Greg Allen, del Centro Belfer de Ciencias y Estudios Internacionales de la Universidad de Harvard.

Pero según Work y Govini, el informe del miércoles busca ayudar a construir la base de una respuesta nacional a lo que ven como un claro desafío de los poderes extranjeros.

Al proporcionar un análisis del gasto público en componentes clave de inteligencia artificial entre 2012 y 2017, el informe proporciona una guía para los líderes de Defensa y de la Casa Blanca sobre cómo debería responder Estados Unidos a los desafíos de China y otros, dijo Work.

Opinión: Inteligencia artificial, una visión sin delirios

Publicidad

Y aunque el informe concluye en general que el Departamento de Defensa está respaldando sus dichos con inversiones en lo que respecta a la tercera estrategia de compensación, Work dijo a CNN que todavía hay “un largo camino por recorrer”.

El análisis del informe del gasto gubernamental no clasificado en IA durante los últimos cinco años indica que el Departamento de Defensa se enfoca en recopilar datos y aplicarlos a dos componentes principales de la estrategia de compensación: realidad virtual (simulaciones y tecnología de capacitación) y visión artificial (los datos que dicen a un sistema si atacar o no atacar).

Aunque los elementos fundamentales de la inteligencia artificial son importantes, Estados Unidos debe comenzar a priorizar medidas para aplicar esos avances hacia los conceptos de misiones, según Matt Hummer de Govini.

El Departamento de Defensa debería aumentar su inversión en la tecnología de “computación avanzada”, que representa el eje para aplicaciones más amplias, y tecnología analítica, que se utiliza para mostrar información a un operador humano, dijo.

Publicidad

El mayor desarrollo de la nube, una parte fundamental del aumento de la velocidad de procesamiento, también es un área que Estados Unidos deberían enfatizar, dijo.

En última instancia, el énfasis en priorizar el gasto en inteligencia artificial “requerirá de una respuesta nacional dirigida desde la Casa Blanca”, según Work.

“Esto está diseñado, espero, no solo para ayudar a los líderes del Departamento de Defensa a pensar en qué invertir, sino a ayudar a la Casa Blanca a pensar sobre los amplios contornos de una respuesta nacional”, dijo.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad