Publicidad
Publicidad

El miedo real de empresas e inversores es si escala la disputa entre EU y China

Si el conflicto comercial entre ambos países no prospera, es poco probable que la escaramuza tenga implicaciones serias, aunque las empresas y los consumidores podrían resentirlo indirectamente.
china estados unidos
Alerta Las dos economías más grandes del mundo ponen a temblar a todos. (Foto: iStock by Getty Images/shilh)

Estados Unidos y China, las dos economías más grandes del mundo, pronto podrían estar en una guerra comercial.

Los líderes de las dos naciones han anunciado aranceles entre ellos. Pero el miedo real entre las empresas, los inversores y los legisladores es si escala .

Esto podría ser solo el comienzo: "la primera de muchas" acciones comerciales, como lo expresó el presidente Donald Trump el jueves.

Trump anunció planes para imponer aranceles del 25% sobre 50,000 millones de dólares de las exportaciones chinas. El viernes, entraron en vigor las tarifas globales de Trump para el acero y el aluminio, que incluye a China. Respondiendo a esos dos últimos aranceles , China dijo que impondrá aranceles sobre 3,000 millones de dólares de las exportaciones estadounidenses a China.

Publicidad

Lee: China ya tiene lista su contraofensiva arancelaria para EU

Si termina allí, es poco probable que la escaramuza tenga implicaciones globales serias. Pero los trabajadores, las empresas y los consumidores sentirán el dolor de los costos y los precios más elevados , tanto directa como indirectamente.

Esto es lo que sabemos y lo que podría suceder en el futuro.

Estados Unidos golpeará a la tecnología e industria china

Publicidad

Estados Unidos impondrá un arancel del 25% sobre el acero procedente de China y un arancel del 10% sobre su aluminio. La mayoría de las naciones estarán sujetas a los mismos deberes impuestos por EU

La administración de Trump también aplicará un arancel del 25% sobre una gama de productos no anunciados de China, que incluyen, entre otros, tecnología de comunicación, aeroespacio, información y maquinaria.

nullEsto se produce después de que una investigación estadounidense concluyera que China discrimina sistemáticamente a las compañías tecnológicas estadounidenses que operan en ese país.

Publicidad

Estos son elementos comerciales clave: En 2017, EU importó alrededor de 150,000 millones de dólares en productos de China en todas esas categorías. Las importaciones tuvieron una inclinación marcada hacia computadoras y equipos de semiconductores, según datos del gobierno de EU y Panjiva, una firma de investigación recientemente adquirida por S & P Global Market Intelligence.

China está golpeando a los agricultores y viñedos de EU.

El país asiático anunció el viernes que aplicará aranceles a 128 exportaciones estadounidenses en respuesta a las tarifas de acero y aluminio, según el Ministerio de Comercio de China. Más aranceles podrían venir en represalia por las tarifas de los Estados Unidos relacionadas con la investigación tecnológica.

Los aranceles de China sobre los bienes de EU atacarían principalmente al vino blanco, fruta, cerdo, aluminio reciclado y nueces. Aún no se ha publicado una lista completa, pero las tarifas entrarían en vigor el 31 de marzo. Las tarifas variarían del 15% al 25%, dependiendo del producto.

Publicidad

Todas esas importaciones suman un total de 3,000 millones de dólares por año, una cantidad relativamente pequeña.

Sin embargo, ahí es donde comienza.

China es el principal cliente para los 300,000 productores de soya de Estados Unidos. China compró el 61% de las exportaciones de soya de EU el año pasado, según el Consejo de Exportación de Soya de EU.

Hasta el momento, China no ha mencionado que gravaría a la soya estadounidense, pero el Ministerio de Relaciones Exteriores recordó ominosamente a los periodistas la semana pasada sobre esa cifra.

Publicidad

China tampoco tiene que imponer aranceles a los agricultores estadounidenses para castigar a Estados Unidos. Simplemente podría hacer más negocios con Sudamérica.

Las exportaciones brasileñas de soya a China aumentaron casi un 35% el año pasado en comparación con el año anterior, mientras que la soja estadounidense solo subió un 2%, según Panjiva.

Brasil envía más soya a China, su principal socio comercial, que Estados Unidos. Los expertos dicen que el aumento del año pasado no se relacionó con la política comercial, pero muestra cómo China tiene otra alternativa a la soya estadounidense.

China posee más deuda del gobierno de EU que cualquier otra nación, y su apetito podría enfriarse

Publicidad

China posee 1.17 billones de dólares en deuda del gobierno de Estados Unidos, según el Departamento del Tesoro. Eso lo convierte en el mayor prestamista de Estados Unidos. Las tenencias de China se mueven ligeramente hacia arriba y hacia abajo, pero a partir de enero estaban en su nivel más bajo en seis meses.

Es poco probable que China deposite muchos de sus bonos del Tesoro de Estados Unidos al mismo tiempo; después de todo, una venta de deuda importante como esa provocaría que los precios de la deuda estadounidense que queda en su cartera bajen.

El problema real: ¿qué pasaría si China pierde el apetito y no compra mucha más deuda estadounidense?

El gobierno de Estados Unidos necesita emitir casi 1 billón de dólares en deuda este año fiscal para cubrir su déficit, que se espera aumente más en los próximos años debido a los recortes de impuestos por el Partido Republicano.

Publicidad

Para financiar un déficit, EU vende más deuda a otras naciones, inversionistas extranjeros, ciudadanos estadounidenses y bancos estadounidenses. Se considera una de las inversiones más seguras del mundo.

Es imposible saber qué pasaría si China deja de comprar deuda estadounidense o si reduce significativamente sus compras. Pero como mínimo, no es el momento ideal para que Estados Unidos agrave a su mayor prestamista.

¿Es el final de la economía global tal como la conocemos?

Publicidad

Esa pregunta suena dramática, pero las percepciones globales de China y EU sobre el comercio se están revirtiendo.

Estados Unidos ha sido el ejemplo del libre comercio desde la Segunda Guerra Mundial y China el máximo proteccionista. Ahora, Estados Unidos está buscando aranceles, mientras que China, al menos retóricamente, dice que quiere luchar contra el proteccionismo.

Los presidentes de Chile y Colombia describieron el escenario como "el mundo al revés".

Los economistas de libre comercio dicen que Estados Unidos está renunciando a su papel de liderazgo en el comercio mundial, mientras que la administración Trump argumenta que está tratando de hacer que el comercio beneficie a más estadounidenses.

Publicidad

Mientras tanto, China está expandiendo su presencia global, buscando desarrollar una ambiciosa carretera de comercio mundial conocida como One Belt, One Road Initiative (Iniciativa de la Ruta de Seda).

Y las implicaciones geopolíticas son infinitas, incluyendo reverberaciones con Corea del Norte, Rusia, Irán, América Latina y el Medio Oriente. Los expertos en comercio sostienen que los vínculos económicos como el comercio ayudan a prevenir guerras reales. Estos hacen que los países sean más dependientes unos de otros, dicen los expertos, y menos propensos a buscar conflictos armados.

¿La mordedura de Trump es tan mala como su ladrido?

Publicidad

Todas estas preocupaciones pueden ser mucho ruido y pocas nueces. Trump estaba listo para imponer los aranceles de acero y aluminio en todos los países. Los principales aliados y socios comerciales amenazaron con represalias.

Luego Trump dio exenciones a México, Canadá, la Unión Europea, Corea del Sur, Australia, Brasil y Argentina. Eso significa que los cuatro primeros exportadores de acero a EU y cuatro de los siete principales exportadores de aluminio no se enfrentarán a la tarifa.

Trump también amenazó repetidamente con romper el TLCAN, el acuerdo comercial entre EU, Canadá y México. El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, que ha sido pesimista sobre las conversaciones durante meses, dijo a los senadores el jueves que las tres partes están logrando progresos significativos.

Los aranceles de Trump derivados de la investigación tecnológica sobre China no tienen vigor por dos semanas. Eso es mucho tiempo en esta Casa Blanca.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad