Publicidad
Publicidad

La tasa de Banxico atrapa a inversionistas extranjeros y opaca riesgos

Los bonos M ganan la preferencia de los capitales foráneos pese a la incertidumbre por la renegociación del TLCAN y las próximas elecciones.
Protección
Protección Además de adquirir bonos en pesos, los inversionistas extranjeros contratan coberturas cambiarias. (Foto: Artem Sukhoroslov/Getty Images/iStockphoto)

Aun con riesgos como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones presidenciales en México, los inversionistas extranjeros confían más en el mercado mexicano de valores gubernamentales a largo plazo, que en los de corto plazo.

Esto a causa de que México aún tiene una mayor tasa de interés de referencia a la de Estados Unidos, un mejor comportamiento de la economía global, y que la Reserva Federal (Fed) incrementará su tasa de interés pero de manera gradual, de acuerdo con especialistas consultados por Expansión.

"La situación, en términos de tasas, está en niveles atractivos. El inversionista ya no quiere aumentar su exposición en la parte corta, vende Cetes para comprar bonos, sobre todo a 10 años (Bonos M) ”, explicó Salvador Orozco, estratega de Renta Fija en Santander.

Datos del Banco de México (Banxico) muestran que desde hace más de un año los inversionistas extranjeros cambian Cetes (instrumentos gubernamentales para la inversión a corto plazo) por Bonos M (bonos a largo plazo).

Publicidad

Lee: Trump presiona para anunciar acuerdo preliminar del TLCAN la próxima semana

Al cierre de 2016, del total de valores gubernamentales en manos de extranjeros, el 13.9% se concentró en la emisión de Cetes, mientras que el 81.4% se concentró en Bonos M.

Al cierre del 15 de marzo de este año, la participación en Cetes bajó a 10.4%, mientras que los bonos subieron a 85.9%. El mismo comportamiento se observa si se compara con el cierre de 2017, cuando se registraron niveles de 11.74% y 84.7%, respectivamente.

Los inversionistas vieron en la última decisión de política monetaria de la Reserva Federal que no cambió el discurso de aumentar la tasa de interés de manera gradual, agregó Orozco.

Publicidad

“Cuando las tasas de interés en Estados Unidos estaban casi en cero, lo que convenía eran los instrumentos a corto plazo, porque además la economía estaba endeble. En la medida que las tasas suben en el mundo, el inversionista busca un mayor rendimiento, además de que se ve un panorama más alentador para la economía global”, explicó Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil en CI Banco.

Actualmente, la tasa de interés de referencia en México es de 7.25%, mientras que la de Estados Unidos se encuentra entre 1.50% y 1.75%.

Lee: El fisco gana dinero e información con capital repatriado

Según Gordillo, el inversionista extranjero se ha hecho más sofisticado, compra el bono en pesos y adquiere coberturas cambiarias para no perder rendimientos por las fluctuaciones en el tipo de cambio.

Publicidad

“Lo que refleja el inversionista es que está cómodo con el diferencial de tasas que le está ofreciendo México, además de que se han aminorado las coyunturas de riesgo de corto plazo como el cambio de gobierno en Estados Unidos y la renegociación del TLCAN, la cual ha avanzado”, dijo el analista de CI Banco.

Prueba de fuego

Pese a que los riesgos por la coyuntura se han desvanecido, aún falta enfrentar uno de los mayores riesgos para este año, las elecciones en México.

De acuerdo con el especialista, la presencia de extranjeros en el mercado de deuda gubernamental dependerá del discurso que manejen los candidatos a la presidencia en materia económica y la certeza que contemplen dar para incentivar las inversiones financieras.

Publicidad

Hasta ahora la salida de capitales en manos de extranjeros no es alarmante, coincidieron los analistas de Santander y CI Banco.

Información de Santander refiere que al 15 de marzo la tenencia de bonos M por parte de inversionistas foráneos registró una disminución por 9,800 millones de pesos (mdp), sobre todo en emisiones de la parte media y corta de la curva de bonos.

La salida de Cetes, en la segunda semana de marzo, por 3,300 mdp, ubicándo el saldo en 213,411 mdp.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad