Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Quién pierde con el regreso de las sanciones de EU a Irán

Las aerolíneas, las automotrices, los hoteleros y las compañía petrolera están entre las grandes perdedoras de la decisión de Trump.
jue 10 mayo 2018 06:20 AM
Economía
Economía El levantamiento de sanciones atrajo a diversas industrias a Irán, lo que hizo crecer la economía. (Foto: iStock by Getty Images/Martinns)

Ahora que Estados Unidos ha decidido abandonar el acuerdo con Irán, la economía mundial se está preparando para las réplicas.

El presidente Donald Trump dijo el martes que Estados Unidos comenzará a restablecer las sanciones contra Irán. Pero el país de Medio Oriente no será el único afectado.

Según el acuerdo de 2015, Estados Unidos y otras potencias acordaron levantar algunas sanciones económicas si Irán acordaba controlar su programa nuclear.

El pacto abrió la economía iraní a empresas occidentales deseosas de capitalizar a su población joven y educada, y su creciente clase media.

Lee: Europa protegerá los intereses de sus empresas en Irán, dice Francia

Las aerolíneas, los fabricantes de automóviles, los grupos de hoteles y las compañías petroleras saltaron a firmar acuerdos en Irán. El sector petrolero del país floreció y la economía creció.

Publicidad

Tales empresas ahora podrían representar grandes pérdidas. La Casa Blanca, en una hoja de datos sobre la decisión, dijo que "a los que hacen negocios en Irán se les otorgará un período para permitirles que pongan fin a las operaciones", y aquellos que no lo hagan se "arriesgan a graves consecuencias".

Aquí está quién saldrá lastimado:

1. Conductores de automóviles

Irán tiene la cuarta mayor reserva de petróleo crudo en el mundo, y se atribuye casi una quinta parte del gas natural del planeta.

Después de que se suavizaron las sanciones, el país aumentó la producción a unos 3.8 millones de barriles por día. Eso es aproximadamente 1 millón de barriles por día más que a principios de 2016.

Las nuevas sanciones a las exportaciones petroleras iraníes afectarían la oferta mundial y podrían provocar un alza en los precios. Ya han aumentado un 13% en un mes, a su nivel más alto en tres años.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos han subido a un promedio nacional de 2.81 dólares por galón, según AAA. Eso se compara con 2.66 dólares hace un mes y 2.35 dólares hace un año.

Los precios más altos en la gasolinería podrían dañar las ventas de automóviles en EU y el gasto total de los consumidores.

2. Boeing y Airbus

Los mayores acuerdos que firmó Irán con compañías extranjeras han sido para que los aviones modernicen su flota quebradiza.

Esos acuerdos ahora están terminados. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo el martes a los periodistas que las licencias para Boeing y Airbus para exportar aviones comerciales, partes y servicios relacionados a Irán serán revocados después de un período de 90 días .

Boeing planeaba previamente vender 80 aviones a Iran Air. Los primeros aviones debían entregarse este año.

También acordó vender 30 aviones 737 MAX a Aseman Airlines, otra compañía iraní.

El rival europeo Airbus, que tiene una planta en Alabama, acordó vender 100 aviones a Irán.

Boeing dijo en un comunicado que consultará con el gobierno de Estados Unidos sobre los próximos pasos.

"Como lo hemos hecho a lo largo de este proceso, continuaremos siguiendo el ejemplo del Gobierno de EU", dijo la compañía.

El fabricante de aviones ya se estaba preparando para frenar las ventas de Irán, y puede darse el lujo de recibir el golpe.

Airbus dijo en un comunicado: "Estamos analizando cuidadosamente el anuncio y evaluaremos los próximos pasos consistentes con nuestras políticas internas y en pleno cumplimiento de las sanciones y las regulaciones de control de exportaciones".

Lee: Así será el proceso de sanciones de EU contra Irán

3. GE, Volkswagen y Total

Los temores sobre el retorno de las sanciones mantuvieron a muchas compañías extranjeras importantes al margen de Irán .Pero un puñado se sumergió en negocios que ahora están en riesgo.

Total, la compañía francesa de petróleo y gas, firmó un acuerdo de 2,000 millones de dólares para ayudar a desarrollar el campo de gas del gigante de Irán South Pars junto con la petrolera estatal china CNPC. Ahora la compañía está preocupada de que el acuerdo pueda colapsar ante nuevas sanciones.

General Electric recibió millones de dólares en pedidos de Irán para su negocio de petróleo y gas en 2017, según documentos de la compañía. Esto incluye los pedidos de partes de máquinas y equipos utilizados en las plantas de gas.

GE dijo en un comunicado que todavía está revisando la decisión.

"[Nosotros] adaptaremos nuestras actividades según sea necesario para cumplir con estos cambios en las leyes de EU", dijo la compañía. "Las actividades de GE en Irán hasta la fecha han sido limitadas y cumplen con las normas, licencias y políticas del gobierno de EU".

Lee: EU pide a las empresas alemanas dejar de hacer negocios con Irán

Y en 2017, Volkswagen de Alemania anunció que vendería automóviles en Irán por primera vez en 17 años. La empresa respondió a las noticias con una declaración:

"Volkswagen comenzó a exportar vehículos a Irán el año pasado. Por lo tanto, estamos monitoreando y revisando muy de cerca el desarrollo político y económico en la región. Como cuestión de principio, Volkswagen cumple con todas las leyes nacionales e internacionales aplicables y las regulaciones de exportación".

4. Aerolíneas y grupos de hoteles

Los operadores de viajes han aprovechado el renovado interés en Irán como un destino turístico y de negocios ya que las sanciones se aligeraron.

Las aerolíneas europeas como British Airways y Lufthansa han reanudado los vuelos directos al país, y las autoridades iraníes han relajado los requisitos de visa.

Accor de Francia fue la primera cadena hotelera internacional en abrir en Irán en 2015.

Los españoles Melia y Rotana de los Emiratos Árabes Unidos también anunciaron planes para abrir hoteles en Irán.

5. La economía de Irán

El crecimiento ha regresado a Irán en los últimos años, pero la recuperación económica sigue siendo frágil. Las sanciones empeorarían la situación.

El rial iraní se ha desplomado frente al dólar estadounidense en los últimos meses. La moneda ha perdido más del 22% de su valor en el último año, y los informes de los medios sugieren que la caída ha sido más pronunciada en los intercambios del mercado negro.

La caída ha encarecido las importaciones, y algunos iraníes están cobrando sus ahorros para comprar dólares y euros.

Jason Tuvey, un economista de Medio Oriente de Capital Economics, dijo que el entorno político cada vez más incierto dañaría la inversión.

"Una caída económica potencialmente más severa podría desencadenarse si Irán lucha para realizar transacciones financieras internacionales", agregó.

Valiollah Seif, el gobernador del banco central de Irán, dice que el país tiene suficientes divisas disponibles para financiar las compras de productos básicos y materias primas.

"Cualquiera que sea la decisión de Estados Unidos, no va a afectar nuestra economía", dijo el martes, según la agencia de noticias semioficial Mehr.

Ivana Kottasová de CNN, Bijan Hosseini, Tania Carvalho y Zahraa Alkhalisi contribuyeron a este reportaje.


Publicidad
Publicidad