Publicidad
Publicidad

La economía de Japón se contrae por primera vez en dos años

El revés para la actividad económica nipona en los primeros tres meses del año interrumpe una serie de ocho trimestres consecutivos de expansión.
japon bandera
Deja el crecimiento La economía nipona se contrajo 0.2% entre enero y marzo. (Foto: iStock by Getty Images/filipefrazao)

La economía japonesa sufrió un traspiés en el primer trimestre marcando una contracción por primera vez en dos años debido a la debilidad del consumo y a una ola de frío, pero los analistas proyectan que la tercera economía mundial va a repuntar rápidamente.

La economía nipona se contrajo 0.2% entre enero y marzo, en comparación con el crecimiento de 0.1% registrado a finales de 2017, informó este miércoles la oficina de estadísticas.

Estas cifras marcaron el final de una serie de ocho trimestres consecutivos en expansión, una racha que el país no había experimentado desde los días del "milagro" de la década de 1980 cuando la economía japonesa dominaba el mundo.

Estos datos suponen un golpe para el primer ministro Shinzo Abe, que ya está bajo presión por una serie de escándalos.

Lee: El barro de esta isla japonesa puede cambiar economía global

Sin embargo, los expertos afirmaron que esperan que estas cifras sean una pausa en la tendencia al crecimiento y no el inicio de una contracción más prolongada.

Publicidad

"Hubo factores puntuales en el periodo entre enero y marzo, desde las ventas en la bolsa, al alza del precio de los vegetales debido al mal tiempo", dijo Takeshi Minami, economista jefe en Norinchukin.

El yen también se fortaleció frente a otras monedas importantes debido a las compras de inversores que ven en este activo un refugio en tiempos inciertos, lo que lastró el panorama para los exportadores japoneses.

"Hay temores sobre algunas economías de mercados emergentes pero es probable que la economía global en su conjunto siga su recuperación durante algún tiempo. El PIB (de Japón) va probablemente volver al crecimiento positivo en el periodo abril-junio", dijo Minami.

Lee: Japón pasa a la ofensiva en el comercio internacional

La economía se estancó por la debilidad del consumo privado, que registró un crecimiento plano en este periodo después de haber marcado un alza de 0.2% en el último trimestre del año pasado.

Pero pese al parón generalizado, Minami cree que la economía va a seguir siendo sólida.

Publicidad

"Si uno mira la encuesta 'Tankan' del Banco de Japón publicada en abril, la confianza de las empresas no se ha visto afectada y los planes de inversión corporativa siguen siendo sólidos", dijo el experto.

La encuesta principal que realiza el banco central mostró que el mes pasado la confianza entre los mayores manufactureros japoneses había caído después de cinco trimestres en alza, pero seguía cerca del nivel más alto en una década.

Katsunori Kitakura, jefe de estrategia de Sumitomo Mitsui Trust Group, también cree que los decepcionantes datos del primer trimestre son "algo puntual ya que el alicaído consumo personal se juntó con otros factores especiales".

"La economía japonesa debería registrar una modesta recuperación impulsada por la economía global, con las exportaciones especialmente beneficiadas, lo que ayudará al PIB de Japón a revertir la tendencia desde el segundo trimestre en adelante para 2018", dijo en un comentario publicado previamente esta semana.

Una recuperación modesta

Publicidad

Sin embargo, Yoshimasa Maruyama, jefe de mercados en SMBC Nikko Securities advirtió que el consumo de los hogares mostró una debilidad que va más allá de los factores especiales que se juntaron en este periodo.

Los consumidores van a mantener la cartera apretada "salvo que el ritmo de aumento de los salarios muestre una clara aceleración", dijo en un comentario publicado antes de la presentación de los datos.

Abe lanzó una batería de políticas para impulsar la reactivación, un cóctel conocido como el "Abenomic", una mezcla de políticas monetarias y fiscales para despertar a la antigua locomotora de asiática.

Pero el consumo ha permanecido en un nivel obstinadamente bajo, en una economía donde las empresas siguen siendo tacañas a la hora de subir los salarios, pese a los robustos beneficios.

Sin embargo, los salarios están mostrando lentamente signos de una recuperación y Minami cree que esto se va a reflejar en el gasto del consumidor en los próximos meses.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad