Publicidad
Publicidad

EU y China desactivan (por ahora) una guerra comercial

Las dos economías más grandes del planeta suspendieron sus amenazas de imponer aranceles una a la otra pero ahora viene la parte difícil: cómo van a cumplir sus promesas.

Estados Unidos y China han puesto pausa a una potencial guerra comercial. Ahora viene la parte difícil. Después de las conversaciones de alto nivel en Washington, las dos economías más grandes del mundo suspenderán las amenazas de aranceles mientras tratan de lidiar con los problemas que impulsaron los enfrentamientos recientes.

China ha prometido aumentar significativamente sus compras de exportaciones estadounidenses, pero expertos y altos funcionarios dicen que los problemas clave siguen sin resolverse.

"Es poco probable que sea el final de la tensión entre los dos países", dijo Tai Hui, estratega jefe de mercado de JPMorgan Asset Management en Hong Kong.

Aquí es donde es probable que surjan las dificultades.

1. ¿China abordará las denuncias de EU por robo de tecnología?

Publicidad

La amenaza de Estados Unidos de imponer fuertes aranceles sobre hasta 150,000 millones de dólares en productos chinos resultó de una investigación sobre la manera en que China obtiene la tecnología estadounidense.

Lee: ¿China hizo una oferta comercial de 200,000 mdd a EU?

Esos temas, que incluyen a las compañías estadounidenses presionadas para entregar secretos tecnológicos a cambio de tener acceso al enorme mercado de China, no han desaparecido, dijo el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en un comunicado el domingo.

"Todavía es necesario realizar un trabajo real para lograr cambios en un sistema chino que facilita las transferencias forzadas de tecnología para hacer negocios en China", dijo Lighthizer, quien también se quejó del "robo de la propiedad intelectual y el conocimiento empresarial de nuestras compañías".

"Decenas de millones de empleos en Estados Unidos" podrían estar en juego, agregó.

Los funcionarios estadounidenses están particularmente preocupados por los planes industriales de China, incluyendo "Hecho en 2025", que busca inyectar cientos de miles de millones de dólares en industrias de alta tecnología como la robótica, los automóviles eléctricos y la informática con el objetivo de convertirse en un líder mundial en esos campos.

Publicidad

Pero los expertos se muestran escépticos ante la posibilidad de que China acepte cambiar esos planes, que considera fundamentales para su continuo desarrollo económico.

"No es una línea en la arena. Es una línea en piedra. Eso ni siquiera está sobre la mesa", dijo Andrew Polk, cofundador de la consultora Trivium China con sede en Beijing. "Es el plan de China para ganar el futuro".

2. ¿Podrá Estados Unidos hacer mella en la enorme brecha comercial?

El compromiso de China de aumentar significativamente sus compras de bienes y servicios estadounidenses responde a una demanda clave de la administración Trump.

Pero los expertos se muestran escépticos de que Estados Unidos logre que Beijing cierre significativamente su superávit comercial de 375,000 millones de dólares. La demanda estadounidense de una reducción de 200,000 millones de dólares era "prácticamente imposible", dijo Louis Kuijs, director de Asia Economics para la firma de investigación Oxford Economics.

Publicidad

La dificultad de lograr un gran cambio en esa cifra podría resultar en "decepción del lado estadounidense", escribió en una nota a los clientes.

El principal asesor económico del presidente Donald Trump, Larry Kudlow, dijo el domingo en ABC que 200,000 millones de dólares es "un número que le interesa mucho al presidente". Pero Beijing ha rechazado las sugerencias de ponerle una cifra en dólares a su oferta.

Un equipo de Estados Unidos viajará a China para resolver los detalles del aumento de las compras chinas en áreas como la energía y la agricultura.

Hui, de JPMorgan, dijo que las tensiones podrían reactivarse nuevamente si Estados Unidos piensa que China está "tardándose en cumplir sus promesas".

Sumándose a los riesgos potenciales, Oxford Economics predice que el déficit comercial de Estados Unidos con el resto del mundo aumentará en otros 100,000 millones de dólares este año debido a las medidas de la administración Trump para recortar impuestos e impulsar el gasto.

3. ¿Qué pasará con ZTE?

Publicidad

La incertidumbre también se cierne sobre el destino de la compañía tecnológica china ZTE que fue golpeada el mes pasado por una prohibición del Departamento de Comercio de Estados Unidos que le impedía comprar partes vitales a empresas estadounidenses.

Beijing ha estado presionando durante las conversaciones comerciales para que Washington levante la prohibición, que según la compañía ha paralizado sus fábricas.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que impusieron la prohibición porque ZTE no cumplió con los términos de un acuerdo el año pasado en virtud del cual admitió haber violado las sanciones contra Irán y Corea del Norte.

Trump desestimó esa decisión la semana pasada cuando anunció que estaba trabajando para ayudar a la empresa a volver a los negocios y la vinculó a un "acuerdo comercial más amplio" que, según dijo, estaba siendo negociado con China.

Pero sus comentarios provocaron una reacción violenta en Washington.Y no se mencionó a ZTE en la declaración conjunta de los dos países sobre las negociaciones comerciales, manteniendo a la compañía en el limbo.

Publicidad

ZTE "puede ser parte de la discusión comercial general, pero en realidad es una acción coercitiva" administrada por el Departamento de Comercio, dijo Kudlow a ABC.

"No esperes que ZTE salga bien librada", agregó. "No va a suceder".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad