Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cómo Arabia Saudita desencadenó la fuerte caída de los precios del petróleo

Las conversaciones entre Arabia Saudita y Rusia sobre bombear más crudo han hecho caer en casi 10% los precios del petróleo respecto a la semana pasada.
mar 29 mayo 2018 06:26 AM

Qué diferencia puede hacer una semana.

Los precios del petróleo subieron a su nivel más alto en más de tres años la semana pasada, y los estrategas se maravillaron de que los precios se dispararan tan rápido. Ahora los precios están cayendo.

Los futuros del crudo estadounidense han caído en casi 10% para operar en torno a los 66.50 dólares por barril, frente a los 73 dólares de la semana pasada. El petróleo de referencia mundial Brent ha caído en aproximadamente 6% para operar en torno a los 76 dólares, luego de alcanzar un máximo de 80 dólares.

La fuerte caída de los precios fue desencadenada el viernes por Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo y líder de facto del cartel petrolero, la OPEP.

nullEl ministro de energía de Arabia Saudita, Khalid Al-Falih, dijo durante un panel patrocinado por CNN en San Petersburgo, Rusia, que estaba en intensas conversaciones con Rusia y otras naciones de la OPEP para bombear más petróleo para aliviar las preocupaciones mundiales sobre el suministro.

Lee: ¿Cuál es el precio perfecto para el petróleo?

Publicidad

Los productores petroleros de la OPEP y Rusia se reunirán en Viena el 22 de junio para discutir la flexibilización de los límites de suministro autoimpuestos, que han estado vigentes desde 2017.

“Es la intención de todos los productores asegurar que el mercado petrolero se mantenga saludable, y si eso significa ajustar nuestra política en junio, ciertamente estamos preparados para hacerlo”, dijo Al-Falih.

Al-Falih dijo que la OPEP y Rusia podrían suministrar más petróleo a los mercados mundiales “en el futuro cercano” para compensar el colapso de la producción venezolana y el impacto de las sanciones de Estados Unidos sobre Irán.

“La impresión de flexibilizar los recortes de producción es suficiente por sí sola para imponer un límite a los precios [del petróleo]”, dijo Hussein Sayed, director de estrategia de mercado de FXTM.

“A partir de ahora y hasta la reunión [de junio], los comentarios continuos continuarán impulsando los precios”.

La presión bajista sobre el petróleo continuó el lunes a medida que los operadores consideraban datos que muestran un salto en el número de plataformas petrolíferas en Estados Unidos, lo que indica un potencial crecimiento en la producción estadounidense.

Lee: Los pros y contras de un petróleo más caro

La producción de crudo estadounidense ha aumentado en aproximadamente 25% desde mediados de 2016, a medida que los productores buscan capitalizar el aumento en los precios.

La firma de servicios para campos petroleros Baker Hughes dio a conocer datos el viernes que muestran que el recuento de plataformas en Norteamérica alcanzó su nivel más alto del año la semana pasada. El conteo global de plataformas actual se ubica ahora por encima del promedio establecido en 2017.

La caída en los precios del petróleo es una buena noticia para los conductores, así como para las compañías y los países que compran mucha energía. Por ejemplo, las líneas aéreas tienden a tener mayores ganancias cuando los precios de sus combustibles son más bajos. Y países como India se benefician cuando los precios del crudo están controlados.

Los mercados petroleros llegaron a un punto óptimo a principios de este año, cuando los precios oscilaban entre 60 y 70 dólares por barril. Los expertos generalmente consideran que este nivel de precios es lo suficientemente alto como para mantener el suministro y lo suficientemente bajo como para sostener la demanda.

Arabia Saudita sabe que tiene un equilibrio delicado que conseguir. Los precios más altos ayudan a financiar sus programas de gobierno (y son positivos para sus planes de privatizar su compañía petrolera estatal, Saudi Aramco).

Pero estos precios más altos pueden limitar el crecimiento económico global a medida que las personas y las empresas se sienten forzadas a recortar sus gastos. Una economía mundial más lenta en última instancia conduce a una menor demanda de petróleo, creando una situación de perder-perder para el reino.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad