Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Banner Rusia 2018 El valor del Mundial.png
Publicidad

Nuestras Historias

Norteamérica fue elegida para el Mundial 2026, ¿conviene ser una ciudad sede?

La Copa Mundial de Brasil de 2014, que costó 15,000 mdd, proporciona un ejemplo no recomendable, pero la de 1994 en EU tuvo mejores resultados económicos.
vie 06 julio 2018 06:46 AM

La Copa Mundial llegará a Norteamérica en 2026 y las 23 ciudades que compiten para ser sede de los partidos son optimistas sobre que el turismo y la exposición impulsarán sus economías.

Pero otros no participarán, advirtiendo que los torneos anteriores han causado más mal que bien.

La Copa Mundial de Brasil de 2014, que costó 15,000 millones de dólares, proporciona un ejemplo recomendable.

Recomendamos: ¿Qué pasará con el veto inmigratorio cuando EU sea sede del Mundial en 2026?

"Un despilfarro increíblemente costoso”, dijo Brian Winter, vicepresidente de políticas de Americas Society/Council of the Americas. "Todas las promesas se esfumaron”

Los planes de invertir en trenes bala y construir nuevos aeropuertos se pusieron en pausa mientras el país inyectaba dinero a los grandes estadios con la esperanza de crear oportunidades económicas.

Publicidad

Pero Ludovic Subran, director de economía de Euler Hermes, dijo que esa no era una esperanza realista. “Es como construir un estadio en el Rust Belt y decir que impulsará la economía. No lo hará”.

Algunos de los estadios fueron construidos en lugares oscuros como Manaus, en la selva tropical del Amazonas, el cual ha tenido un uso limitado, además de su uso para algunos partidos de la Copa Mundial.

Lee: El Mundial de 2026 se realizará en México, EU y Canadá

La economía de Brasil se encontraba en mala forma antes de que llegaran los juegos pues la deuda privada y la inflación estaban en aumento, dijo Edward Glossop, un economista de mercados emergentes de Capital Economics.

El país entró a una recesión ese mismo año. El ser sede de la Copa no lo salvó, pero pudo haber contribuido a su declive.

Gestionar los grandes costos

Mantener bajos los costos de la infraestructura es la clave para administrar una Copa Mundial económicamente exitosa, dijo Victor Matheson, profesor de economía del College of the Holy Cross y colaborador del sitio web FiveThirtyEight.

La Copa Mundial de 1994 en Estados Unidos tuvo mejores resultados económicos que las cinco más recientes, dijo Matheson. Tan solo se gastaron 5 millones de dólares en estadios, en comparación con los 3.6 mil millones gastados en Brasil.

Los partidos de 2026 deberían seguir el ejemplo del 94.

Quince de los 17 estadios propuestos en Estados Unidos ya albergan a equipos de la NFL. Para la Copa, puede que necesiten algunas modificaciones, pero según dijo Matheson, los estadios más nuevos de la NFL también están diseñados para ser usados en partidos de futbol.

"No se requieren más gastos públicos para ser sede de una competencia exitosa y memorable”, de acuerdo con el dossier de US Soccer. En él predicen que el evento generará más de 5,000 millones de dólares en actividades económicas a corto plazo.

Lee: Maradona asegura que México no merece ser sede del Mundial 2026

Sin embargo, la FIFA tiene la reputación de ser terca. Chicago decidió salir de la puja de 2026 después de que la FIFA exigiera que se construyera un domo sobre el estadio Soldier Field.

"La falta de flexibilidad de la FIFA y su renuencia a negociar fueron indicios claros que el seguir adelante con la licitación no era en los mejores intereses de Chicago”, dijo un portavoz del alcalde Rahm Emanuel.

La FIFA no respondió a la petición de comentarios.

Turismo

Por otra parte, el alcalde de Miami Carlos Gimenez, es optimista. Él cree que la Copa Mundial podría cerrar una brecha de turismo durante la temporada baja de Miami.

"Esto sería un impulso económico tremendo”, dijo. “Es como el Super Bowl en esteroides”.

Recomendamos: 9 datos que debes saber del Mundial 2026

Miami será sede de su onceavo Super Bowl en 2020 y el alcalde espera que produzca un impulso de entre 200 a 400 millones de dólares. Gimenez dijo que cuatro partidos de la Copa Mundial generarían hasta cuatro veces ese impulso económico.

Pero el beneficio neto del turismo ha sido históricamente modesto, de acuerdo con Andrew Zimbalist, el autor de "Circus Maximus: The Economic Gamble Behind Hosting the Olympics and the World Cup." (Circo Máximo: la apuesta económica detrás de ser sede de las Olimpiadas y la Copa Mundial) Zimbalist dijo que el efecto de huida contrarresta los ingresos de los turistas pues los residentes se van para evitar el alboroto,

Algunas ciudades se beneficiarán más que otras, de acuerdo con Zimbalist. Nueva York suele ser una meca turística en los meses de Verano, pero si la Gran Manzana no es elegida como sede, los visitantes quizás vayan a otra ciudad para ver el futbol.

Mientras tanto, Boston podría ver un aumento en el turismo si se elige el estadio Gillette, por ejemplo.

Lee: No todos están entusiasmados por el Mundial 2026 en México

La ciudad de peor desempeño en EU en 94 fue Orlando pues el futbol se llevó el dinero de los turistas lejos de los parques de atracciones, de acuerdo con Matheson.

Exposición mediática

Un punto más difícil de cuantificar es el incremento en exposición global. Dallas fue una de las ciudades sede en 1994, y Bobby Abtahi, presidente de la junta de Parques y Recreación de la ciudad cree que la publicidad reforzó la reputación de la ciudad.

"Esto rompió con muchas ideas erróneas”, dijo Abtahi. "Nos hemos convertido en una ciudad verdaderamente internacional desde entonces”.

De acuerdo con Winter, el éxito es una cuestión de percepción.

"Tenemos que dejar de pretender que es por algo más que la idea de hacer una gran fiesta”, dijo. “Y eso está bien”.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad