Publicidad
Publicidad

La Fed supera a la guerra comercial en la escala de riesgos para Wall Street

El mayor temor para los inversionistas deben ser los posibles aumentos en la tasa de interés de la Reserva Federal y no las tensiones comerciales, consideran analistas.
mercados
Temores Las acciones han caído por temores a las tensiones comerciales, pero es más probable que alzas de tasas de interés pongan fin a un mercado alcista, dicen analistas. (Foto: iStock by Getty Images/manop1984)

El mayor temor al que se enfrentan los inversionistas estadounidenses no deberían ser las crecientes tensiones comerciales globales. Debería ser las crecientes tasas de interés.

"Es más probable que la Reserva Federal (Fed) mate al mercado alcista que una guerra comercial", dijo Emily Roland, jefa de investigación de mercados de capital para John Hancock Investments.

El banco central de Estados Unidos ha aumentado las tasas de interés dos veces este año y expertos predicen dos aumentos más antes de que termine 2018. Se esperan varios incrementos más en 2019.

Roland señaló que la Fed sigue siendo “dependiente de la información” bajo el nuevo presidente de la entidad, Jerome Powell, tal como lo era con sus antecesores Alan Greenspan, Ben Bernanke y Janet Yellen.

Publicidad

Lee: La Reserva Federal está preocupada por la guerra comercial

En otras palabras, la Fed no actuará con respecto a las noticias políticas. Tomará decisiones según lo que sucede en la economía, especialmente con respecto al mercado laboral y la inflación.

Esto significa que la Fed probablemente seguirá aumentando las tasas de interés hasta que existan señales firmes de una desaceleración. Hasta ahora no hay muchas. Pero también significa que el banco podría ayudar a causar esa desaceleración.

Los incrementos continuos en la tasa principal a corto plazo de la Fed harán que sea más costoso el préstamo de dinero a las compañías y consumidores. Eso podría llevar eventualmente a una desaceleración en el crecimiento de las ventas e ingresos del mundo empresarial estadounidense.

Publicidad

Lee: Guerra comercial de Trump = ¿recesión económica en EU?

Existe otra preocupación. La tasa de referencia de interés de fondos federales de la Fed se encuentra actualmente en 2%. Esto no está muy por debajo de las tasas de los bonos del Tesoro a largo plazo como a 10 años y 30 años que tienen rendimientos de 2.9% y 3% respectivamente.

Si la Reserva Federal sigue aumentando las tasas de interés a corto plazo y las tasas de interés a largo plazo no aumentan, esta brecha podría reducirse aún más, creando lo que los economistas llaman un aplanamiento de la curva de rendimiento.

Incluso existe la preocupación de que las tasas podrían dar la vuelta. Los rendimientos a corto plazo podrían terminar siendo mayores que las tasas a largo plazo, un fenómeno conocido como curva de rendimiento invertida.

Publicidad

Ryan Detrick, estratega senior de mercado en LPL Research señala que la curva de rendimiento se ha invertido antes de cada una de las últimas nueve recesiones.

La curva de rendimiento podría no invertirse. Pero el simple hecho de estarse aplanando debido a los aumentos en las tasas de interés de la Reserva podría ser suficiente para asustar a inversionistas.

"Antes de que las guerras comerciales estuvieran en la mente de todos, el miedo más común de los inversionistas era el aumento en las tasas de interés”, dijo en un reporte esta semana Craig Birk, vicepresidente ejecutivo de gestión de inversiones de Personal Capital, una firma de gestión de inversiones.

Lee: La guerra comercial de Trump amenaza con provocar una recesión económica en EU

Publicidad

"Una curva de rendimiento más plana crea factores adversos para el crecimiento, incluyendo menos incentivos de préstamo para los bancos”, agregó Birk.

La buena noticia es que las tasas en general permanecen bajas. Birk dijo que existe una gran diferencia entre el aumento de tasas de la Fed cuando están en tan solo 2% que cuando estaban en 5% justo antes de la Gran Recesión en 2007 y 6% en el punto más alto de la burbuja de tecnología de 1999, pues todavía hay mucho espacio para que crezcan las tasas.

Sin embargo, Roland de John Hancock dijo que ella está algo nerviosa por que la economía estadounidense eventualmente se desacelere debido al aumento de las tasas, incluso cuando muchas empresas siguen obteniendo un impulso por los recortes hacendarios de Washington. Y cualquier desaceleración en Estados Unidos podría hacer caer el crecimiento mundial.

"¿Cuánto tiempo más podrá Estados Unidos sostener al resto del mundo? Podría no ser por mucho tiempo más”, dijo Roland.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad