Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La tormenta en la Casa Blanca de Trump apenas salpica a Wall Street

Las acciones apenas cedieron después de que la presidencia de EU atravesó uno de sus días más oscuros desde el Watergate.
vie 24 agosto 2018 05:57 AM

NUEVA YORK (CNNMoney) - Las acciones apenas cedieron después de que la Casa Blanca atravesó uno de sus días más oscuros desde el Watergate.

A diferencia de los momentos previos de peligro para el presidente estadounidense, Donald Trump, los inversionistas no se inmutaron ante la declaración de culpabilidad del exabogado personal del presidente Michael Cohen y ante la condena de su exdirector de campaña Paul Manafort.

El Dow bajó ligeramente y el S&P 500 coqueteó con un máximo histórico. La reacción de Wall Street —o la falta de ella— muestra cómo los inversionistas se han acostumbrado al caos casi cotidiano en Washington, al menos mientras la agitación no amenace a la sólida economía estadounidense.

“El mercado sabe que habrá un circo político en Washington durante todo el tiempo de la presidencia de Trump”, dijo Nicholas Colas, cofundador de DataTrek Research.

“A los inversores en realidad no les importa quién sea el presidente. Les importan las ganancias y las tasas de interés”, agregó.

Lee: Trump dice que los mercados se hundirán si se le abre un juicio político

Publicidad

Las ganancias están en auge, gracias a una economía que creció a un máximo de cuatro años de 4.1% el trimestre pasado. El desempleo cayó 3.9% durante julio. La agitación de esta semana no cambiará eso.

Recortes fiscales ya hechos

Una diferencia crucial entre la crisis actual y la previa de Trump es que Wall Street ya recibió el recorte masivo de impuestos corporativos y la desregulación que deseaba por parte de Washington.

En mayo de 2017, mucho antes de que se promulgara la ley tributaria, las acciones cayeron brevemente luego de que Trump despidió al director del FBI, James Comey.

Pero ese susto resultó ser una gran farsa. Las acciones se recuperaron rápidamente y llegaron a alcanzar niveles récord.

La agenda económica de Trump se ha vuelto mucho menos favorable para el crecimiento en 2018.

Los rumores de recortes fiscales han sido reemplazados por amenazas de aranceles. “Al mercado le gusta lo que ya tiene, y no le gusta lo que está obteniendo”, dijo Art Hogan, director de estrategia de mercado de B. Riley FBR.

Lee: China y EU escalan su guerra comercial, pero ¿qué productos castigan?

“Al mercado le gustó la reforma fiscal y la desregulación; no el proteccionismo y las guerras comerciales”, dijo.

Los consumidores no están alterados aún Wall Street podría estar mirando más allá de la confusión de Trump porque es muy difícil determinar qué sucederá a continuación, y es incluso más difícil explicar cuáles serán las consecuencias económicas de ello.

Los expertos legales dicen que es poco probable que el Departamento de Justicia levante cargos contra un presidente en funciones, lo cual deja el asunto en manos del Congreso.

Puede que las probabilidades de un juicio político (o impeachment) estén aumentando, pero una condena por parte del Senado de Estados Unidos —que probablemente será controlado por los republicanos— parece improbable en este momento.

“No podemos predecir lo que un juicio político le haría a la economía”, dijo Hogan. El vínculo típico entre un evento político y el mercado de valores es cómo afecta el ánimo de los estadounidenses. Por ahora, los compradores no parecen estar nerviosos. Target acaba de reportar su mayor crecimiento de ventas en 13 años.

Lee: Trump en una Oficina Oval inundada protagoniza la portada de 'Time'

“El verdadero efecto colateral sería si algo de esto afectara la confianza y el gasto se secara”, dijo Colas.

Paralelos con finales de la década de los 90

La historia sugiere que Wall Street puede superar el drama político, al menos durante un entorno económico saludable. El S&P 500 se disparó 27% en 1998 y luego 20% en 1999, incluso cuando el expresidente Bill Clinton era acusado por el Congreso.

“El mercado no se inmutó. Había una economía fuerte y un alto desempleo. Hoy hay un entorno similar”, dijo Hogan.

El factor incierto es la manera en que Trump responderá a la creciente presión. Wall Street podría responder negativamente si las propias acciones de Trump desestabilizan aún más la situación.

Recomendamos: Trump fustiga a su exabogado, y defiende a su exjefe de campaña

“No hay un panorama bonito aquí en Washington”, escribió Greg Valliere, director de estrategia global de Horizon Investments. “Pero mientras Trump no se descarrile del todo, los inversores pueden compartimentar”.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad