Publicidad
Publicidad

EU recupera el trono de la producción petrolera

Por primera vez desde 1973, EU es el mayor productor mundial de crudo, y Texas es el epicentro de este auge.
petroleo
Auge. La producción estadounidense está impulsada por el petróleo de esquisto.

NUEVA YORK (CNNMoney) - Háganse a un lado, Rusia y Arabia Saudita. Estados Unidos ha recuperado su trono sobre el mundo petrolero.

Por primera vez desde 1973, EU es el mayor productor mundial de petróleo crudo, según las estimaciones preliminares publicadas el miércoles por el Departamento de Energía.

La hazaña demuestra cómo el auge del petróleo de esquisto (shale oil) de Estados Unidos ha reformado el panorama energético global. La producción petrolera estadounidense ha aumentado en más del doble en la última década.

“Es un hito histórico y un recordatorio: nunca apuestes en contra de la industria petrolera estadounidense”, dijo Bob McNally, presidente de Rapidan Energy Group, una firma consultora.

Publicidad

Lee: Otro consorcio petrolero renuncia a parte de un área ganada en licitación

Texas es el epicentro del auge de esquisto. La producción en la Cuenca del Pérmico en el oeste de Texas ha crecido tanto que en febrero EU saltó por encima de Arabia Saudita por primera vez en más de dos décadas, según la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés).

La producción estadounidense siguió subiendo en junio y agosto, llegando a casi 11 millones de barriles por día. Eso impulsó a Estados Unidos por delante de Rusia por primera vez desde febrero de 1999, según las estimaciones de la EIA.

No se espera que Estados Unidos ceda su corona en el corto plazo. La EIA prevé que su producción petrolera se mantenga por encima de la de Rusia y Arabia Saudita hasta 2019.

Publicidad

“Cambió el juego”

El logro subraya el profundo impacto de los rápidos avances tecnológicos en la perforación. El fracking, o fracturamiento hidráulico, desbloqueó vastas cantidades de petróleo y gas natural que habían estado anteriormente atrapadas bajo tierra. Los costos de perforación disminuyeron drásticamente.

“Eso cambió el juego para Estados Unidos. Eso significó que podíamos ser resilientes y competitivos”, dijo Ben Cook, gerente de cartera de BP Capital Fund Advisors, una firma de administración de inversiones en energía.

Publicidad

Lee: Los equipos de Peña y AMLO acuerdan mantener las coberturas petroleras

Esa resiliencia fue requerida después de que los precios del petróleo se desplomaron a fines de 2014. La OPEP lanzó una guerra de precios para recuperar la participación de mercado perdida ante EU y otros productores de petróleo. La caída de los precios llevó a la quiebra a decenas de compañías petroleras estadounidenses y causó la pérdida generalizada de empleos.

La producción de petróleo estadounidense disminuyó, pero no tan dramáticamente como se temía. Y cuando los precios comenzaron a repuntar en 2016, las compañías de esquisto estadounidenses pudieron elevar rápidamente la producción. Sus gastos fueron menores y la tecnología mejoró.

Otro cambio importante: EU ahora tiene clientes petroleros en todo el mundo. A finales de 2015, el Congreso levantó la prohibición de 40 años de duración de exportar petróleo crudo.

Publicidad

EU ahora envía petróleo a Sudamérica, Europa y China.

Texas, superpotencia petrolera

Los principales productores de petróleo como BP y Exxon Mobil han desembolsado miles de millones de dólares en los últimos años para obtener una pieza de la acción en la Cuenca del Pérmico.

Publicidad

El estado de la Estrella Solitaria está en vías de producir más petróleo que Irán e Irak. Eso convertiría a Texas en el número tres del mundo si fuera un país. Y el distrito portuario más grande del estado recientemente exportó más petróleo crudo de lo que importó.

“Todo se debe a las mejoras tecnológicas, respaldadas por un amplio capital para invertir, y al ingenio de los perforadores de petróleo estadounidenses”, dijo McNally, un exfuncionario de energía durante el gobierno del presidente George W. Bush.

Lee: Pemex estima que su déficit se reducirá 30,000 millones de pesos

Petróleo extranjero

Publicidad

Texas está tratando de gestionar el auge. Ha habido tal mentalidad de fiebre del oro en la Cuenca del Pérmico que la región se está quedando rápidamente sin oleoductos, trabajadores y suministros.

En todo caso, el Pérmico ha sido víctima de su propio éxito. Se espera que la producción siga aumentando, pero no tanto como se pensaba.

Las preocupaciones sobre el Pérmico llevaron a la EIA a rebajar su pronóstico de crecimiento para la producción petrolera de EU en 2019 a 11.5 millones de barriles por día.

Publicidad

En contexto, eso todavía representa un fuerte crecimiento y, aun así, superaría la producción prevista de Rusia y Arabia Saudita. EU produjo 9.4 millones de barriles por día en 2017.

El auge del esquisto tiene importantes implicaciones de seguridad. Hoy, Estados Unidos dependen menos del petróleo extranjero, incluso del turbulento Medio Oriente.

Sin embargo, sigue siendo un mercado petrolero global y los cambios de estrategia de la OPEP y de Arabia Saudita siguen teniendo una influencia significativa sobre los precios.

Recomendamos: La producción petrolera de Venezuela, en el peor nivel de 3 décadas

Publicidad

Y EU no puede satisfacer su apetito voraz de petróleo solamente mirando hacia adentro.

Las refinerías de petróleo estadounidenses, que en su mayoría fueron construidas hace décadas, todavía requieren de grandes dosis de petróleo extranjero.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad