Publicidad
Publicidad

La moneda de China cae a mínimos de una década, ¿hasta dónde puede llegar?

El yuan cotiza en su nivel más bajo desde la crisis financiera mundial, lo que hace preguntarse a los analistas hasta dónde puede llegar y qué consecuencias tendrá para el país y el mundo.
180418 china mundo is PonyWang.jpg
Moneda. El nuevo mínimo de 10 años para el yuan se produjo luego de verse indicios el lunes de que el choque entre Washington y Beijing se intensificará.

HONG KONG (CNN)- La golpeada moneda de China cotiza en su punto más bajo desde la crisis financiera mundial, lo que hace que los inversionistas se pregunten qué tan lejos podría caer.

El yuan se hundió más allá de 6.97 por dólar en la mañana del martes en Asia, su nivel más débil desde mayo de 2008.

La moneda ahora ha caído más del 9% frente al dólar desde enero, arrastrada por las alzas en las tasas de interés en Estados Unidos, los temores sobre la salud de la economía de China y la guerra comercial entre los dos países.

El nuevo mínimo de 10 años para el yuan se produjo luego de verse indicios el lunes de que el choque entre Washington y Beijing se intensificará.

Bloomberg News alarmó a los inversionistas con un informe de que la Casa Blanca considera más aranceles para los productos chinos para diciembre si no resulta productiva una reunión entre el presidente de Estados Unidos Donald Trump y el líder chino Xi Jinping. Y el gobierno de Estados Unidos dijo que restringía las exportaciones de tecnología estadounidense a un fabricante chino de chips respaldado por el Estado.

El tipo de cambio se acercan a 7 yuanes por dólar, lo que se considera un umbral psicológico clave para los comerciantes y podría ser el desencadenante de nuevos ataques por parte de Trump.

Publicidad

"Los inversionistas serán expulsados de su zona de confort. Cuando supere el siete, verás mucha más presión de venta", dijo Kevin Lai, un economista del banco de inversiones Daiwa Capital Markets con sede en Hong Kong.

Lee: China promete mayor apertura a las importaciones

Las fuertes caídas del yuan pueden provocar estremecimientos en la economía y los mercados financieros de China.

En 2015 y 2016, grandes sumas de dinero salieron del país cuando los inversionistas apostaron a que el yuan continuaría cayendo, lo que obligó a Beijing a gastar cientos de miles de millones de dólares para apuntalar su moneda.

Pero los analistas de la firma de investigación Capital Economics argumentan que el gobierno chino ahora puede estar menos preocupado por el riesgo de que salga dinero del país que por la disminución del yuan que se suma a las tensiones en la guerra comercial con Washington.

Beijing quiere "evitar una provocación a Estados Unidos" antes de la reunión prevista de Xi con Trump en la cumbre del G20 el próximo mes, escribieron analistas en una nota a los clientes el lunes.

Publicidad

Trump ha acusado a China de devaluar deliberadamente su moneda a medida que el conflicto comercial entre los dos países se ha intensificado, afirmaciones que Beijing ha rechazado repetidamente.

El gobierno chino emitió el viernes una advertencia a los especuladores que apostaron contra el yuan, también conocido como renminbi.

Lee: La guerra comercial entre EU y China, una oportunidad para México

"Para los que intentan acortar al yuan, luchamos mano a mano hace unos años, por lo que estamos muy familiarizados. Creo que todavía está fresco en nuestra memoria", dijo el viernes Pan Gongsheng, vicegobernador del Banco Popular de China, en Beijing.

China tiene herramientas que puede usar para contrarrestar la caída de la moneda, incluida la venta de algunas de sus enormes arcas de dólares estadounidenses.

El banco central "probablemente intervenga para mantener gradual el ritmo de la depreciación", dijeron los analistas de Capital Economics. Pero predijeron que el yuan se deslizaría más allá de siete unidades por dólar pronto, un nivel no visto desde mayo de 2008.

Publicidad

Otros economistas dijeron que esperan que el yuan llegue a la marca del siete varias veces antes de que lo supere claramente, permitiendo que los inversionistas se sientan más cómodos. De esa manera, "no creará ninguna sorpresa para el mercado cuando suceda", dijo Iris Pang, economista china del banco holandés ING.

Yong Xiong contribuyó a este reportaje.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad