Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así puede cambiar el 'Black Friday' por la guerra comercial de Trump con China

Objetos como bolsas, perfumes, carteras y abrigos ya se encuentran entre los 5,700 artículos de China sujetos a un impuesto del 10%.
Disputa comercial
Disputa. La guerra comercial le pega a los precios de algunos productos.

KATIE LOBOSCO

NUEVA YORK - Las ofertas de Black Friday del próximo año están en juego en la guerra comercial del presidente Donald Trump con China.

De hecho, es probable que los estadounidenses que inician sus compras navideñas esta semana estén eligiendo algunos artículos que ya están sujetos a los aranceles de Trump.

Desde que entraron en vigor los aranceles a fines de septiembre, los bolsos, perfumes, carteras, sombreros y abrigos de piel se encuentran entre los 5,700 artículos de China sujetos a un impuesto del 10%, junto con regalos para los entusiastas de los deportes incluyendo guantes de esquí, bicicletas, guantes de béisbol y bolsas de golf. La cachemira importada para suéteres tampoco se escapa.

Afortunadamente para los compradores de este año, es probable que los precios no suban todavía. Los importadores estadounidenses pagan el arancel, y la mayoría de los artículos en las tiendas en Black Friday ya tenían un precio antes de que se aplicaran los aranceles, dijo Rick Helfenbein, presidente de la Asociación Estadounidense de Vestido y Calzado.

Lee: Los aranceles de Trump no son el único problema de China

Publicidad

"Los compradores pueden no ser perjudicados en esta temporada de Acción de Gracias, pero pagarán más en la primavera", agregó.

El próximo año podría ser muy diferente si Trump y el presidente chino, Xi Jinping, no logran llegar a un acuerdo comercial antes de que finalice el año, cuando Trump dice que aumentará los aranceles del 10% al 25%.

“Una vez que llegue a esa marca del 25%, será cuando verá más aumentos de precios para el consumidor final", dijo Christopher Shaker, analista de productos de consumo y socio de RSM, una firma de auditoría, impuestos y consultoría para empresas del mercado medio.

Los grandes minoristas como Walmart y Target ya han advertido que los aranceles podrían conducir a precios más altos.

Trump tiene previsto reunirse con Xi la próxima semana en el marco de la cumbre del G20 en Argentina para discutir sobre el comercio.

Sin embargo, no es nada seguro que lleguen a un acuerdo. A principios de esta semana, los negociadores chinos cancelaron las reuniones preliminares con sus homólogos estadounidenses ante la cumbre. El martes, el Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer incrementó la presión sobre China aún más al publicar un informe actualizado que muestra que Beijing ha hecho poco para corregir sus prácticas desleales.

La administración de Trump también ha priorizado ir agresivamente contra China por participar en el robo de propiedad intelectual y las transferencias forzadas de tecnología. Antes de imponer los aranceles a 200,000 millones de dólares en productos en septiembre, Trump impuso impuestos a 50,000 millones de dólares de productos chinos, pero esas rondas anteriores no incluían muchos productos de consumo.

China ha tomado represalias con los aranceles por 110,000 millones de dólares en productos estadounidenses y es probable que responda con más si Estados Unidos sigue adelante con el aumento en enero.

Las empresas y los legisladores estadounidenses en ambos lados del pasillo están de acuerdo en que se deben abordar los problemas comerciales de China, pero no todos creen que los aranceles sean la forma correcta. Algunos fabricantes y minoristas dicen que los aranceles podrían llevar a pérdidas de empleos y a precios más altos para los consumidores.

Ve: Los aranceles de EU obligan a China a cambiar la dieta de cerdos y pollos

Trump también sugirió que podría seguir adelante con la imposición de otra ronda de aranceles a 267,000 millones de dólares adicionales en bienes si no se puede llegar a un acuerdo, cubriendo efectivamente todas las exportaciones chinas a Estados Unidos.

La medida pondría a prueba incluso más bienes de consumo que provienen de China, incluidos televisores, relojes Apple, Air Pods y Fitbits.

Hasta ahora, una cantidad relativamente pequeña de prendas de vestir de China se ha visto afectada por los aranceles, pero una nueva porción sería significativa. En total, Estados Unidos recibe el 41% de sus importaciones de prendas de vestir de China, el 80% de los accesorios y el 73% del calzado, dijo Helfenbein.

"Es casi como si este año y el próximo fueran dos mundos diferentes", dijo.

De 1950 a 2018, esta es la historia del 'Black Friday'

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad