Síguenos en nuestras redes sociales:

Header
Publicidad

Nuestras Historias

Programas para el campo de AMLO dejan productividad de lado

El proyecto de presupuesto del gobierno federal promueve una política asistencialista, dicen expertos.
Precios garantizados
Los precios de garantía son un esquema de subsidios públicos para pequeños productores.

La apuesta del nuevo gobierno por el campo es más de tipo asistencialista que por una política que promueva su productividad y competitividad , advierten expertos.

En el proyecto de presupuesto de egresos para 2019, el gobierno federal propone nuevos programas como el de Agromercados Sociales y Sustentables, Crédito Ganadero a la Palabra, la compra de Fertilizantes, el plan de Precios de Garantía, y Producción para el Bienestar, a los que dirigirá recursos por 25,400 millones de pesos (mdp)

Pero desaparece otros programas por $37,908 mdp, la mayoría de los cuales incidían en la productividad del campo como el de incentivos a la comercialización y Proagro Productivo, a los que quita más de 18,000 mdp, además de otros dos para el fomento del sector ganadero, que también elimina . Además también desaparecen los incentivos a las exportaciones.

En contraste, uno de los programas para el campo con mayores recursos es el de la pensión para adultos mayores con $88,918.5 millones de pesos presupuestados. Este monto es un 141% mayor a lo presupuestado en 2018 y representa el 90% de la ayuda a personas mayores de 65 años que destinará el actual gobierno.

“Lo percibo asistencialista, es un presupuesto que no fomenta competitividad, ni productividad, que no apoya a los productores en la comercialización”, dice Gabriel Pérez del Peral, profesor investigador de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana (UP).

Lee: AMLO disminuye 28.5% el presupuesto para Agricultura

Publicidad

Aún no se definen las reglas para los nuevos programas, hasta que inicie el ejercicio fiscal 2019, pero en el caso particular del de precios de garantía, los recuerdos no son positivos.

Una política similar fue instrumentada en la década de los setenta por el gobierno de Luis Echeverría Álvarez, que de acuerdo con los analistas no tuvo el resultado esperado.

Según Sergio Luna, director de Estudios Económicos de Citibanamex, en esa época los agricultores terminaron adquiriendo semillas para cultivar maíz y otros granos a precios más elevados que en los mercados internacionales. El dinero invertido en muchas hectáreas del campo mexicano derivó en un bajo rendimiento por cada peso invertido y el campo entró en crisis.

“Soy escéptico de los precios de garantía; no la veo como una política de desarrollo”, expresa por su parte Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE), quien explica que el impacto será más social que económico.

Los precios de garantía son un subsidio público a los agricultores por tonelada de producto vendido, que el nuevo gobierno aplicará a frijol, maíz, soya, arroz , trigo y productos lácteos.

Lee: Intereses de deuda y pensiones chuparán 28% del presupuesto

Pérez del Peral también ve el riesgo de que los nuevos programas sean usados con fines electorales. “Los recursos se irán más a la parte del país donde Morena tiene a sus redes electorales”, apunta.

Sergio Luna da un voto de confianza a la nueva administración pues dice, es la primera vez que un gobierno no hace un presupuesto inercial y que busca acomodar su propia visión y programas desde el primer año. “El reto será la implementación, el ejercicio de los recursos de forma institucional”, advierte.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad