Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

La economía de China manda señales de vida en el primer trimestre de 2019

La segunda mayor economía del mundo creció 6.4% anual, cifra ligeramente superior a las expectativas de los analistas; apoyada en la fuerte producción manufacturera y mayor gasto de los consumidores.
With the rapid development of urban economy and finance
Si bien la tasa actual de crecimiento económico de China sigue siendo la más lenta en décadas, ha habido señales positivas en las últimas semanas.

HONG KONG (CNN) - La economía de China podría estar mostrando signos de vida renovados en 2019.

La segunda mayor economía del mundo creció un poco más de lo esperado en el primer trimestre de 2019, según mostraron las cifras del gobierno chino este miércoles. Se expandió 6.4% en comparación con el año anterior, superando las previsiones de los economistas de 6.3%.

La perspectiva de una desaceleración más profunda en China ha sido una de las mayores preocupaciones para la economía mundial este año. El crecimiento de China se ha visto afectado por una guerra comercial con los Estados Unidos y los esfuerzos del gobierno por controlar una enorme cantidad de deuda en el sistema financiero de China.

"Esto confirma que el crecimiento económico de China está tocando fondo y es probable que este impulso continúe en los próximos meses", dijo Tai Hui, estratega jefe de mercado para Asia-Pacífico de la firma de inversiones JPMorgan Asset Management.

Lee: China vs. Europa: ahí viene otra guerra comercial

Las estadísticas del gobierno chino mostraron que el crecimiento en los primeros tres meses del año fue apoyado por una fuerte producción manufacturera y un mayor gasto de los consumidores chinos.

Publicidad

Si bien la tasa actual de crecimiento económico de China sigue siendo la más lenta en décadas, ha habido señales positivas en las últimas semanas, con indicadores que incluyen precios de propiedades y préstamos bancarios que sugieren un tono más optimista.

Los analistas dijeron que los inversionistas ahora recurrirán a la posibilidad de un acuerdo sobre asuntos comerciales entre Estados Unidos y China en las próximas semanas.

"El apetito por el riesgo de los inversores debería mejorar ya que el riesgo de desaceleración económica de China está contenido", agregó Hui.

El estímulo comienza a dar frutos

El crecimiento de China ha perdido impulso luego de los esfuerzos del gobierno por acabar con los préstamos riesgosos, que privaron a muchas compañías de los fondos que necesitaban para expandir.

La segunda economía más grande del mundo también comenzó a sentir los efectos de la guerra comercial con los Estados Unidos, que ha dado lugar a nuevos aranceles en alrededor de 250,000 millones de las exportaciones chinas.

El deterioro de la situación en un mercado en el que las empresas de todo el mundo confían para crecer ha tenido un impacto generalizado. Ha asustado a los inversionistas e incitado advertencias de compañías importantes como Apple.

El mes pasado, el gobierno de China pronosticó un crecimiento económico de entre 6% y 6.5% en 2019. Eso es inferior a la tasa de expansión del 6.6% del año pasado, que ya era el crecimiento anual más lento de China en casi tres décadas.

Lee: EU y la Unión Europea, un acuerdo casi condenado al fracaso

Beijing, en respuesta, ha recurrido a cientos de miles de millones de dólares en nuevas medidas destinadas a estimular la economía, incluidos los recortes de impuestos para las empresas, el gasto en infraestructura y una política monetaria más flexible. Los expertos dicen que las medidas ahora están empezando a dar sus frutos. Los analistas de la firma de inversiones Jefferies escribieron la semana pasada que creen que el crecimiento económico en 2019 ahora podría superar los objetivos del gobierno chino.

Los analistas han cuestionado durante años la autenticidad de los datos económicos chinos. Sospechan que la Oficina Nacional de Estadísticas de China, que informa gran parte de los datos del país, está más enfocada en hacer que el gobierno se vea bien en lugar de dar un reflejo preciso de su salud económica.

"Los números del PIB publicados en China son basura absoluta", dijo Leland Miller, CEO de la firma consultora China Beige Book, a CNN en febrero. "Es ciertamente el consenso de que estas cifras no son confiables".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad