Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Trump impredecible hace que planear el futuro en economía sea casi imposible

La incertidumbre al cubo de Trump en materia comercial genera tal caos que los inversionistas no sepan el suelo que están pisando, lo que daña la confianza y dificultada planear y tomar decisiones.
mié 28 agosto 2019 05:08 AM
FILE PHOTO: U.S. President Donald Trump returns after travelling to the AMVETS convention in Kentucky, at the South Lawn of the White House in Washington
Frente a este bombardeo de mensajes erráticos de Donald Trump, no es de extrañar que las compañías estadounidenses no sepan a qué atenerse

NUEVA YORK (CNN) - Las empresas y los inversionistas odian la incertidumbre. Ya has escuchado eso antes. Pero el enfoque caótico del gobierno de Trump para las conversaciones comerciales con China es más que una incertidumbre común y corriente. Es la incertidumbre al cuadrado. O incluso al cubo.

En uno de sus muchos tuits el viernes, Trump “ordenó” a las compañías buscar proveedores fuera de China. Incluso llegó a llamar al presidente chino Xi Jinping un “enemigo”, en un tuit en el que Trump también calificó a su propio seleccionado como presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, como un “enemigo” por no reducir las tasas de interés más rápido.

Publicidad

Pero Trump pareció tomar un tono más conciliador con respecto a las discusiones comerciales (ya que no hacia la Fed) durante el fin de semana. El lunes, tuiteó que Xi es un “gran líder y que representa a un gran país. ¡Las conversaciones continúan!”.

Las acciones se recuperaron un poco el lunes por esta noticia después de caer el viernes.

No hay forma planear el futuro

Frente a este bombardeo de misivas erráticas de Trump, no es de extrañar que las compañías estadounidenses no sepan a qué atenerse. El suelo debajo de sus pies está cambiando constantemente. Los minoristas están particularmente ansiosos.

Lee: Trump puede llevar a Estados Unidos a una recesión autoinfligida

“Es imposible para las empresas planear el futuro en este tipo de entorno”, dijo David French, vicepresidente senior de relaciones gubernamentales de The National Retail Federation, en un comunicado el viernes.

“El enfoque del gobierno claramente no está funcionando, y la respuesta no es más impuestos sobre las empresas y los consumidores estadounidenses. ¿Dónde termina esto?”, añadió French.

Las principales compañías tecnológicas estadounidenses como Apple también tendrían dificultades si la guerra comercial se profundiza. Por un lado, será difícil alejarse de China como fuente de producción en el corto plazo.

El analista de Wedbush Dan Ives dijo en un reporte el viernes que tomaría al menos tres años para que Apple desvíe solamente el 20% de su producción de iPhones de las fábricas de Foxconn que usa en China. Además, Ives estima que Apple tardaría más de cinco años en trasladar la mitad de la producción del iPhone fuera de China.

Publicidad

Los aranceles también perjudican de otras maneras. La creciente clase media de China es un mercado de consumo cada vez más tentador para las empresas estadounidenses. Por lo tanto, cualquier cosa que haga que los iPhones y otros dispositivos sean más caros en China también es un gran problema.

Puede que los minoristas y las empresas tecnológicas estén en primera línea en China. Pero hay preocupaciones aún mayores para la economía estadounidense.

“El mayor riesgo aquí es el de un líder que está tomando decisiones peligrosas y arbitrarias con poca idea de las posibles consecuencias”, dijo Mike O'Rourke, director de estrategia de mercado de JonesTrading, en un reporte el domingo.

Lee: La Fed sí ayuda a Trump en la guerra comercial con China

“Los líderes empresariales estadounidenses ahora rechazan públicamente el enfoque del presidente Trump. Por las mismas razones, China no confía en que el presidente Trump haga un trato; las empresas y los mercados perderán rápidamente la fe”, agregó O'Rourke.

La confianza corporativa se desvanece rápidamente

Las empresas ya tienen miedo de realizar importantes inversiones debido a las preocupaciones arancelarias.

Y los inversionistas que están demasiado ocupados enfocándose en los últimos titulares y tuits minuto a minuto podrían pasar por alto ese hecho.

“La resolución de la guerra comercial está claramente lejos, y parece inevitable una mayor erosión de la confianza empresarial”, dijo Lori Calvasina, directora de estrategia de renta variable estadounidense de RBC Capital Markets, en un informe el lunes.

Publicidad

A Calvasina le preocupa que las estimaciones de ganancias para el segundo semestre de este año y todo 2020 sean ahora demasiado altas como resultado de la última tensión comercial.

Por supuesto, todo esto podría cambiar en un instante. Trump podría considerar la reciente volatilidad del mercado como algo que socava sus posibilidades de reelección el próximo año si las acciones continúan cayendo y la economía en general comienza a hundirse junto con ellas.

“El presidente de Estados Unidos ha demostrado ser capaz de cambiar de dirección rápidamente, por lo que sigue siendo posible que se reestablezca una tregua comercial a corto plazo”, dijo el director de inversiones de UBS Global Wealth Management, Mark Haefele, en un informe el lunes.

Haefele también cree que la Fed saldrá al rescate y reducirá las tasas de interés suficientes veces como para evitar una recesión en 2020.

Pero el daño podría ya estar hecho en Wall Street. Es por eso que Haefele agregó que ya no es optimista sobre las acciones en Estados Unidos u otros mercados.

“Creemos que los nuevos aranceles estadounidenses serán más perjudiciales económicamente que las rondas anteriores”, dijo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad