Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La Fed sí ayuda a Trump en la guerra comercial con China

Pese a las críticas al presidente de la Reserva Federal, los recortes de tasas están dando margen de maniobra al presidente estadounidense en su enfrentamiento comercial con China.
mar 27 agosto 2019 10:03 AM
Fed guerra comercial Estados Unidos
Al dejar la puerta abierta para otro recorte de tasas en septiembre, la Fed ofrece a Trump algo de apoyo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, no ha tenido miedo de arremeter contra el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, a quien ha llamado “despistado” y a quien ha comparado con “un golfista que no puede hacer un putt”.

Su insulto más reciente: “¿Quién es nuestro enemigo más grande, Jay Powell o el presidente Xi?”, en una referencia al presidente chino, Xi Jinping.

En realidad, la política de la Fed bajo el mandato de Powell ha ayudado a Trump. El banco central intentó mitigar parte de la afectación económica de la guerra comercial de Trump con China cuando recortó las tasas de interés en julio. Al dejar la puerta abierta para otro recorte de tasas en septiembre, la Fed prácticamente está ofreciendo a Trump algo de apoyo mientras él se empecina, como lo hizo a fines de la semana pasada.

Publicidad

“Viendo hacia el futuro, no está claro para nosotros qué puede llevar al (gobierno) de Estados Unidos a detener la escalada e intentar llegar a un acuerdo con China, dado que el (gobierno) de Trump parece creer que es políticamente popular ser duro con China y la Fed podría estar más inclinada a flexibilizar aún más la política monetaria para compensar las consecuencias de la guerra comercial “, dijeron el lunes los economistas de UBS Tao Wang y Nina Zhang en una nota de investigación.

Las expectativas de la Fed podrían ser una de las razones por las cuales los futuros de las acciones estadounidenses estaban más arriba esta mañana.

Lee: Trump y China 'bajan dos rayitas' a su pleito comercial

Antecedentes: La lucha comercial entre Estados Unidos y China se está encendiendo nuevamente. China anunció el viernes aranceles de represalia sobre productos estadounidenses por un valor de 75,000 millones de dólares (mdd). Muchos de los aranceles entran en vigor el primero de septiembre. El gobierno de Trump está preparado para promulgar un nuevo lote de aranceles sobre productos chinos ese mismo día.

Después del anuncio de Beijing, Trump dijo que aumentaría los aranceles en 5% sobre todos los productos chinos. También tuiteó que “por este medio ordenaba” a las compañías estadounidenses que hacen negocios en China a que “comiencen inmediatamente a buscar una alternativa”.

Esta escalada eclipsó de inmediato los comentarios de Powell en Jackson Hole. Para decepción de los inversores, Powell no dio pistas sobre qué esperar en septiembre.

Claves de la semana: Los inversores creen que la guerra comercial ha arrinconado a la Fed. Las expectativas para un recorte de tasas de 25 puntos en septiembre ahora son del 95%, según la herramienta FedWatch de CME Group. La probabilidad de un recorte de 50 puntos ha aumentado a 5% desde 0% el viernes.

Publicidad

Para Trump, esas son buenas noticias, y podrían darle espacio para seguir encendiendo el fuego. Los inversionistas también apoyan un recorte de tasas, que creen que podría extender el mercado alcista a medida que el crecimiento económico mundial se desacelera.

Perspectiva de los inversores: La retórica más amable también podría impulsar las acciones. “Estamos dispuestos a utilizar una actitud calmada para resolver problemas mediante negociaciones y cooperación”, dijo el lunes el viceprimer ministro chino, Liu He.

Lee: La Fed promete actuar de forma apropiada para sostener expansión económica de EU

Trump pareció responder positivamente. “Creo que vamos a llegar a un acuerdo”, dijo, y agregó que “China llamó anoche”.

Las empresas alemanas se preocupan

Los temores de que la mayor economía de Europa pueda entrar en una recesión se están profundizando.

Lo último: El Ifo Business Climate Index, publicado el lunes, cayó en agosto a su nivel más bajo desde noviembre de 2012. El indicador del clima de negocios para la manufactura, en particular, se ubicó en su peor nivel desde 2009. El sector de servicios no fue inmune.

“Las empresas volvieron a estar mucho menos satisfechas con su situación comercial actual. El pesimismo con respecto a los próximos meses también incrementó. Cada vez hay más indicios de una recesión en Alemania”, indicó el informe.

Publicidad

Alerta roja: El PIB alemán para los tres meses terminados en junio se contrajo 0.1% en comparación con el primer trimestre. Este trimestre no luce mucho mejor.

Alemania depende de los exportadores, que han sido afectados por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Las débiles ventas mundiales de automóviles también han afectado a las automotrices alemanas, y se vislumbra la posibilidad de un brexit desordenado.

Próximamente

Lee: La buena percepción sobre la economía de EU cae por primera vez en la era Trump

Nos estamos acercando al final de la temporada de ganancias, pero los datos económicos siguen llegando.

· Los pedidos de bienes duraderos estadounidenses se publicarán a las 8:30 de la mañana (hora del este).

· El Índice de Actividad Nacional de la Fed de Chicago para julio también llegará a las 8:30 de la mañana (hora del este).

Se espera también la reacción a los datos de confianza del consumidor estadounidense.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad