Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Corbyn y Johnson: dos caminos para reactivar la economía británica

El primer ministro Boris Johnson enfrenta sus propuestas económicas y de ‘brexit’ con las del laborista Jeremy Corbyn de cara a las elecciones generales de este jueves.
jue 12 diciembre 2019 05:34 AM
Britain's opposition Labour Party leader Jeremy Corbyn speaks during a final general election campaign event in London
El Partido Laborista de Jeremy Corbyn ha prometido aumentar los impuestos corporativos.

La economía del Reino Unido se detuvo en seco en los tres meses previos al final de octubre, según muestran datos oficiales. Los partidos políticos que están arriesgando todo en las elecciones generales del jueves prometen corregir eso, pero el impacto de sus políticas está lejos de ser algo seguro.

“Es imposible predecir, bajo cualquier modelo económico serio, bajo el manifiesto de qué partido mejoraría la economía”, dijo recientemente a los periodistas Paul Johnson, director del Institute for Fiscal Studies (IFS), un organismo no partidista.

Publicidad

Esto tiene mucho que ver con la compleja elección que enfrentan los votantes. Si los conservadores y el primer ministro Boris Johnson ganan la mayoría, se espera que Reino Unido siga adelante con un acuerdo “duro” sobre el brexit que podría dañar la economía. Johnson también ha jurado negociar un acuerdo detallado sobre los términos futuros de la relación de Reino Unido con la Unión Europea en solo un año. Si no puede concretar un acuerdo a tiempo, Gran Bretaña enfrentaría nuevas barreras comerciales significativas con su mayor mercado de exportación.

La alternativa es aún más alarmante para algunas empresas e inversores. El Partido Laborista de Jeremy Corbyn ha prometido aumentar los impuestos corporativos, dar poder a los sindicatos y dar el 10% de las acciones de las empresas a sus trabajadores. Un gobierno de Corbyn también nacionalizaría los servicios públicos clave, incluidos el agua, la infraestructura energética, las vías férreas y la banda ancha. A los ojos de la comunidad empresarial, esos planes contrarrestan la promesa bien recibida del partido de dar a los ciudadanos británicos la oportunidad de cancelar el brexit.

“Si hubiera un gobierno laborista, obtendríamos el potencial positivo de sus políticas de brexit, pero tendríamos lo negativo de sus políticas muy antiempresariales”, dijo Ruth Gregory, economista para Reino Unido de Capital Economics.

Estas son las principales posturas de conservadores y laboristas respecto a los principales problemas que afectan a las empresas y a la economía.

Partido conservador de Boris Johnson

Impuestos: Los conservadores se han comprometido a no aumentar las tasas del impuesto sobre la renta. También prometieron cancelar un recorte de impuestos corporativos programado para 2020 que habría reducido la tasa que las empresas pagan al 17% desde el 19%. Según los planes de los conservadores, los impuestos aumentarán 3,000 millones de libras (4,000 millones de dólares) para el año fiscal 2023, de acuerdo con el IFS.

Gasto: El partido aumentaría el gasto diario en servicios públicos en 3,000 millones de libras (4,000 millones de dólares) por encima de los planes actuales para el año fiscal 2023 e impulsaría los desembolsos para proyectos a más largo plazo en 8,000 millones de libras (10,500 millones de dólares), según IFS. Los conservadores están prometiendo gastar más en el Servicio Nacional de Salud, aumentar los fondos para las escuelas y contratar más policías.

Brexit: Los conservadores se han comprometido a “concretar el brexit”. Eso significa impulsar el acuerdo que Johnson negoció con la Unión Europea a través del Parlamento para que el país pueda salir antes del 31 de enero. Se espera que los cambios estructurales causados ​​por el acuerdo de Johnson disminuyan las perspectivas económicas del país a largo plazo. Johnson también prometió no extender el plazo de diciembre de 2020 para definir los términos de la nueva relación de Gran Bretaña con el bloque. Eso aumenta el riesgo de que Reino Unido pueda quedarse sin un acuerdo para proteger el comercio.

Partido laborista de Jeremy Corbyn

Impuestos: Los laboristas proponen un aumento de 78,000 millones de libras (103,000 millones de dólares) en impuestos para el año fiscal 2023, según IFS. El partido se ha comprometido a aumentar los impuestos sobre la renta para aquellos que ganen más de 80,000 libras (105,300 dólares) al año. También elevaría la tasa del impuesto corporativo al 26% desde el 19% y colocaría un impuesto sobre las transacciones financieras. Además, los laboristas aumentarían los impuestos sobre las ganancias de capital y los dividendos.

Gasto: El partido aumentaría el gasto diario en servicios públicos en 98,000 millones de libras (129,000 millones de dólares) para el año fiscal 2023, según IFS. Eso incluye aumentos salariales para los trabajadores del sector público, abolir las comisiones en la matrícula universitaria, recaudar fondos para el Servicio Nacional de Salud y surtir recetas gratuitas. La inversión en proyectos a más largo plazo, como un programa de infraestructura verde y la construcción de nuevos hospitales y escuelas, se duplicaría a 55,000 millones de dólares (72,000 millones de dólares) por año.

Políticas comerciales: Los laboristas exigirían que un tercio de los puestos del consejo corporativo sean reservados para representantes de los trabajadores quienes podrían opinar sobre la compensación de los ejecutivos. También requeriría que las grandes empresas establecieran “Fondos de Propiedad Inclusiva” lo que permitiría que hasta el 10% de la empresa fuera controlada por empleados, que recibirían pagos de dividendos.

Políticas laborales: Los laboristas se han comprometido a conseguir una semana laboral promedio de 32 horas en el plazo de una década, y a ampliar la negociación colectiva por sector en todas las partes de la economía, aumentando el número de británicos cuyo pago se negociaría en conversaciones entre sindicatos y la dirección. También aumentaría el salario mínimo a 10 libras (13 dólares) por hora.

Brexit: los laboristas quieren lograr un nuevo acuerdo de salida con la Unión Europea que mantenga una relación más estrecha con el bloque que la propuesta por los conservadores. El partido luego presentaría ese acuerdo para una votación pública en contra de la alternativa de detener el brexit por completo.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad