Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Entrevista: “El outsourcing se acabó”, asegura el Procurador Fiscal

El procurador fiscal, Carlos Romero, expone las razones de una reforma radical: detener una sangría a las finanzas públicas provocada por abusos de “outsourceros”. Hay demandas presentadas.
lun 30 noviembre 2020 05:59 AM
Reforma outsourcing Carlos Romero
El outsourcing o subcontratación laboral se acabó, aseguró el procurador Fiscal Carlos Romero.

Un agujero fiscal de alrededor de 250,000 millones de pesos (mdp) en evasión de ISR e IVA. Un fraude al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) estimado en 21,000 mdp y casi cinco millones de personas subcontratadas por terceros que en realidad trabajan para una empresa que no se hace responsable. La iniciativa para prohibir la subcontratación, el llamado “outsourcing”, incrementará más de 25% los costos de sectores completos de la economía que recurren a este esquema para limitar costos.

Para el gobierno federal representa el combate a un esquema que hizo fortunas rápidas para una tribu de despachos fiscales o laborales, que explotaron agujeros en el código fiscal, las leyes federal del trabajo, del seguro social, de ahorro para el retiro a costa del erario público.

Publicidad

Sin embargo, la iniciativa presentada al Congreso no contempla la falta de liquidez en las empresas ante la crisis económica provocada por el COVID. El hecho de que el reparto de utilidades frena la competitividad de las empresas mexicanas en el contexto global, o que muchos negocios pagan doble por la salud de sus empleados: un seguro privado y un IMSS que no puede cubrir las necesidades de todos.

“Se debe cumplir la ley”, afirma el procurador fiscal de la República, Carlos Romero, en una entrevista celebrada en su despacho en Insurgentes Sur. La ley del péndulo lleva a un extremo para acabar con años de excesos. La ley sí contemplará esquemas de contratación especializada, por ejemplo, para servicios de limpieza u otros ajenos a la naturaleza de la empresa.

¿Qué busca la reforma al outsourcing?

Lo que busca esta reforma al sistema de subcontratación es poner fin a las prácticas abusivas, que van en detrimentos de derechos laborales como el acceso a una pensión digna.

Hay un estudio que mandó a hacer el Servicio de Administración Tributaria (SAT), donde se calculaba que la defraudación fiscal vía factureras es de cerca de 500,000 mdp al año. Estamos hablando de dos puntos del PIB. Por el tema de outsourcing, ha dicho el IMSS, que son 21,000 mdp por concepto de cuotas y otros 250,000 mdp fiscales, sumando IVA e ISR.

¿Cómo operan estás empresas?

Desde el inicio de la Administración se atacaron cuatro esquemas de evasión. El primero es el llamado “estafa maestra”, que involucra recursos públicos. Se crearon diversas empresas que son de papel, empresas formadas por testaferros, por personas de bajos recursos que ponen como accionistas, les pagan una pequeña cantidad de dinero para que firmen como representantes, vayan al SAT y saquen su firma electrónica, vayan al banco y abran una cuenta de cheques. Ponen el domicilio fiscal en una covacha, en un terreno baldío o en un lugar de escasos recursos y por esa empresa empiezan a mandar facturación millonaria. Es la manera como empiezan a desviar recursos.

El segundo, las factureras, en el que no hay recursos públicos involucrados. Es el típico despacho de contadores o abogdos. A ti, empresa, te mando una factura, la pagas con IVA, te devuelvo el dinero y nos repartimos el IVA (deducible) a medias.

El tercer esquema es la tercerización o outsoucing. Se constituyen empresas para, por un lado, esconder la relación laboral. Por otro, no pagar ISR, IMSS, impuestos locales, Infonavit. Pagas solo 100 pesos de nómina en lugar de 140. El cuarto esquema combina todos los otros e involucra lavado de dinero del crimen organizado.

¿Cuáles son las claves que le importan al procurador de esta reforma?

Atacamos el esquema de terciarización. Estamos, por instrucción del presidente de la República, platicando con las cámaras empresariales para hacerles ver el problema y ver de qué manera puede transitar y de qué manera lo podemos resolver. El cálculo es que 5 millones de personas están trabajando bajo este esquema de subcontratación.

Obviamente tiene beneficios: como patrón (al utilizar la terciarización ilegal) te cuidas para que al trabajador le sea más difícil demandar, disfrazas la relación laboral. La antigüedad del empleo no se genera porque está dado de alta en otra empresa. No pagas PTU (reparto de utilidades). Tengo un ahorro de lo que iba yo a pagar.

El riesgo que tiene el empresario que contrata estos servicios de outsourcing es que es una facturera; los puedo poner en la lista del artículo 69B del Código Fiscal (empresas que facturan operaciones simuladas y empresas que deducen operaciones simuladas) y le van a quitar los beneficios fiscales a tu comprobante fiscal y el ISR que estás deduciendo lo vas a tener que pagar, el IVA no es acreditable. Su supuesto ahorro tienen una tasa potencial de 25% anual de costo. Eso no es ahorro.

¿Qué pasará con la terciaización?

El outsourcing, o la subcontratación laboral se acabó. Hay un nuevo esquema que se va a manejar, pero no es subcontratación. Se llama contratación de servicios especializados, o de obra especializada.

No puedes tener en tercerización o servicios especializados algo que tiene que ver con tu objeto social, es decir, si soy un despacho de abogados, no puedo tener abogados de una empresa de servicios especializados. Puedo tener a los de limpieza, al que repara las computadoras en servicios especializados, pero no a los abogados.

Publicidad

¿Cuál es el requisito para esa empresa? Tiene que inscribirse en la Secretaría del Trabajo, darse de alta, estar al corriente en sus obligaciones fiscales, acreditar su plantilla, estar al corriente en sus obligaciones de seguridad social y solo entonces le darán su constancia.

Cuando tú lo vas a contratar, pides la constancia y los pagos. Yo, para poder hacer deducible la factura, tengo que acreditar la constancia y que está al corriente en sus obligaciones.

No se descarta que los trabajadores que se vayan a contratar una vez que entre en vigor la reforma, pero al no haber operaciones simuladas, habrá certeza en cuanto a los derechos laborales.

Vas a ganar a lo mejor menos, pero ya vas a tener un fondo de pensión, seguridad social y cosas que antes no tenías.

¿Habrá un periodo de transición?

La ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF). Va a haber un tiempo de transición porque va a haber un tiempo de registro para las empresas de servicio especializado.

De acuerdo a las fechas que hemos visto, posiblemente se apruebe en diputados esta semana; creo que este mismo año va a estar aprobada.

Parece que no hay mucho margen de maniobra, ¿de qué hablan entonces con los empresarios?

Tenemos que ir de la mano en esta reforma con los empresarios. Ha habido diálogo con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) y Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), básicamente.

Con las tres cámaras hemos tenido muy buen diálogo: Carlos Salazar (CCE), José Manuel Campos (Concanaco) y Francisco Cervantes (Concamin); los tres son personas totalmente razonables, se puede platicar con ellos y estamos llegando a acuerdos.

¿Qué sectores utilizan el outsourcing para simular operaciones?

Estas prácticas se dan en diversos sectores de la economía, pero el hotelero es donde se han detectado más casos. Un caso muy relevante que traemos en investigación y que ya presentamos las querellas respectivas es el caso de unos hoteles en Cancún, donde el hotel tenía dos trabajadores, y el resto los tenía en outsourcing. Curiosamente, les llegamos, y al día siguiente todos los trabajadores ya estaban dados de alta en la empresa.

Tengo ya varias querellas presentadas en contra de, por un lado, la empresa facturera; tenemos, en algunos casos, quejas presentadas contra el que consumió el producto. A final de cuentas, el outsourcing o la empresa facturera te da una pistola, y el que acciona la pistola es el que los contrató.

Aquí se hizo un trabajo de inteligencia muy fino entre el IMSS, el SAT y la Procuraduría Fiscal porque en uno de los casos pudimos llegar a la cabeza del grupo delictivo, y es al que tenemos denunciado.

La defraudación puede ser desde un peso, pero para que sea delito con prisión preventiva tiene que ser 7.8 mdp, aunque yo puedo presentar delitos de defraudación desde un peso.

Para que veas lo rentable que puede ser esto, hablo de recaudación, en 1995 tuvimos una crisis económica y una caída muy fuerte en la recaudación, en 2009 tuvimos una crisis económica. En estos dos periodos se cayeron los ingresos tributarios cerca de 370,000 mdp, por las caídas que tuvo la economía.

La caída que tuvimos en 2020, se paralizó la economía, no hubo actividad económica, los ingresos tributarios que tenemos en 2020, de entrada, no se cayeron. En el 2020 llevamos cobrados más alrededor de 170,000.

La reforma penal tuvo unos efectos fuertísimos para inhibir el consumo de facturas y de estos esquemas.

Todo esto ha sido gracias al equipo de trabajo que tengo y a los subprocuradores Gerardo del Rey, Víctor Martínez, Hugo Gutiérrez y Félix Palma.

¿Qué le recomienda a las empresas que están en una situación irregular?

Regularicen su situación fiscal. Nada por debajo de la ley, todo siempre en el marco de la ley. Dormir tranquilo tiene un precio, pero vas a tener tu conciencia tranquila con tus trabajadores, con el fisco, con tu país y con tu empresa.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad