Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Luis Echeverría: entre la inflación, la deuda y el rompimiento con empresarios

Entre 1970 y 1976, el gobierno mexicano a cargo de Luis Echeverría permitió el nacimiento de instituciones como la UAM, el Conacyt, el Infonavit y Fonacot.
dom 10 julio 2022 10:44 AM
luis echeverria
El ex presidente de México fue el creador del Infonvit.

Además de la represión y la violación a los derechos humanos, el sexenio de Luis Echeverría Álvarez se caracterizó por padecer una elevada inflación, el distanciamiento con el sector empresarial y el repunte de la deuda a niveles históricos. Aunque también hubo matices de decisiones acertadas para población.

Expertos consultados por Expansión coinciden en que el sexenio de 1970 a 1976 estuvo marcado por claroscuros. En la parte positiva de la gestión estuvo la creación de instituciones como el Infonavit, el Fonacot, la Universidad Autónoma de Metropolitana (UAM), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Publicidad

En la parte negativa destaca la elevada inflación, un menor crecimiento económico, elevada deuda externa y sus conflictos con empresarios del norte del país tras la muerte de Eugenio Garza Sada en 1973.

¿Quién fue Luis Echeverría? El expresidente priista detrás del 'Halconazo'

Creación del Infonavit y el Fonacot

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) fue creado por Luis Echeverría en abril de 1972 con el fin de dar vivienda a los trabajadores.

Enrique Cárdenas, profesor de historia económica de la Universidad Ibero de Puebla y de la Universidad de Guadalajara, dijo que la compra de vivienda era una de las grandes necesidades de los trabajadores, pero que no beneficiaba a todos.

"Estaban construyendo casas para los obreros, pero luego con esta onda corporativista, el gobierno y su complicidad con el sector obrero oficial de Fidel Velázquez, las casas ya no eran para cualquiera", comentó.

Para el especialista, en los primeros años, este organismo se dedicó a pagar deudas políticas del gobierno con el sector obrero. "Básicamente cosas políticas: llenas el Zócalo cuando haga falta y yo a cambio te doy créditos".

En cuanto al Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot), esta institución se creó en mayo de 1974 con la finalidad de apoyar a los trabajadores con financiamiento.

La creación del Conacyt, la UAM y la Conapo

Para Harim B. Gutiérrez, doctor en Hiitoria por el Colegio de México y académico de la UAM Xochimilco, otro logro en el sexenio de Echeverría es la creación de instituciones que apostaran por la investigación científica como el Conacyt, creado en 1970. De la misma manera, bajo su sexenio se fundó la "última gran universidad creada por el gobierno": la UAM, que inició con sedes en Xochimilco, Azcapotzalco e Iztapalapa.

Pero el gobierno del priista también creó la Conapo para tratar de controlar la natalidad en el país. "Fue el primer gobierno mexicano que se dio cuenta de lo inconveniente que era para el país, el crecimiento descontrolado de la población", dijo Gutiérrez.

Y es que a inicios de 1970 México registraba una de las tasas de crecimiento poblacional más alta en toda su historia; la familia mexicana en promedio tenía seis hijos.

Apostar por un programa de control de natalidad también incluyó una reforma al contenido de los libros de texto en el que se incluyó educación sexual para los de sexto grado.

"Sí fue algo positivo del gobierno de Luis Echeverría porque en otras épocas de la historia en México, los intentos del gobierno federal por poner una educación sexual más progresista en las escuelas públicas fueron abortadas por sectores conservadores de la sociedad", añadió Gutiérrez.

Inflación de dos dígitos y bajo crecimiento económico

Pero en el sexenio de uno de los políticos más polémicos en el país, también hubo recesión y elevada inflación.

México venía de una década de los 60, donde se creó una clase media significativa, los obreros industriales aumentaban y esta época se conoció como el "desarrollo estabilizador", ya que el PIB crecía a ritmos de entre 5% y 6%.

En un contexto global, cabe señalar que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial llegó una época de bonanza, donde se industrializaron muchas economías de Europa, Latinoamérica y Asia que se conoció como "la época de oro del capitalismo". Las vacas gordas y los buenos tiempos en el exterior y dentro del país se terminaron, casualmente, con el inicio del sexenio del priista.

México había cuidado mucho el crecimiento industrial y dejó a un lado sectores básicos como la agricultura y la minería, de acuerdo con Harim Gutiérrez.

El país no era exportador de bienes manufacturados, dependía de la exportación de materias primas y cada vez era más difícil conseguir dólares para financiarse y por ello es que se pidieron préstamos y al Banco de México (que entonces no era autónomo) que imprimiera dinero.

"Cuando Echeverría toma el gobierno hay una pequeña recesión en 1971, y como el presidente no quería que la economía disminuyera desde su tasa de crecimiento histórica, que era de como del 5 al 6%, empieza un proceso de mucho gasto caracterizado por el endeudamiento", añadió Enrique Cárdenas, quien cuenta con un doctorado por la Universidad de Yale.

La deuda externa se disparó exponencialmente: al inicio del sexenio ascendía a 4,000 millones de dólares (mdd) y hacia 1976 tocaba los 30,000 mdd.

"Fue un presidente que quiso evitar a como diera lugar el que la economía creciera menos y para eso utilizó la impresión de dinero y el endeudamiento externo", añadió Cárdenas. Lo anterior provocó una crisis en la balanza de pago que provocó una devaluación del tipo de cambio.

Las condiciones económicas se sumaban al creciente número de estudiantes que salía de las escuelas y buscaba emplearse así como el aumento de diversos movimientos sociales.

Distanciamiento con los empresarios

Otro de los sucesos relevantes para el sexenio de Luis Echeverría con el sector privado fue la muerte de Eugenio Garza Sada en septiembre 1973, dos años después del Halconazo y a un lustro de la matanza de Tlatelolco.

La muerte del empresario provocó un fuerte distanciamiento del sector privado. Garza Sada se dirigía a las oficinas de la Cervecería Cuauhtémoc cuando intentaron secuestrarlo.

Las versiones indican que trató de defenderse y en la lucha, recibió heridas de bala que le causaron la muerte. Aunque se le acusó al gobierno de estar detrás del asesinato, más tarde se supo que fueron guerrilleros que buscaban un rescate de 5 millones de pesos.

"La consecuencia de ese asesinato fue que las relaciones entre los grandes empresarios del país y el gobierno de Echeverría quedaron echadas a perder sin remedio. Eso va a tener consecuencias porque mucha gente con posibilidades de hacer inversiones dentro del país no lo va a hacer o va a preferir invertir sus sus ahorros en dólares para también protegerse de la inflación", dijo el académico de la UAM.

Además, durante el funeral de Garza Sada, el discurso corrió a cargo del empresario Ricardo Margáin Zozaya quien hizo una crítica al gobierno por lo sucedido. "Que sus asesinos y quienes armaron sus manos y envenenaron sus mentes merecen el más enérgico de los castigos, es una verdad irrebatible. Pero no es esto lo que preocupa a nuestra ciudad. Lo que alarma no es tan sólo lo que hicieron, sino por qué pudieron hacerlo".

"La respuesta es muy sencilla, aunque a la vez amarga y dolorosa: sólo se puede actuar impunemente cuando se ha perdido el respeto a la autoridad; cuando el estado deja de mantener el orden público; cuando no tan sólo se deja que tengan libre cauce las más negativas ideologías, sino que además se les permite que cosechen sus frutos negativos de odio, destrucción y muerte", dijo Margáin Zozaya, de acuerdo con archivos del Tec de Monterrey.

Harim Gutiérrez dijo que Echeverría nunca perdonó ese nivel de crítica y desacato hacia el gobierno.

El legado que dejó a López Portillo

Una bomba de tiempo. El académico de la UAM considera que lo que Echeverría heredó a López Portillo fue una bomba de tiempo que años después se desactivará con el descubrimiento de los campos petroleros.

Pero antes de que el "oro negro" salvara a López Portillo de una crisis, había tensión porque el Banco de México estaba casi sin reservas y además el gobierno de Luis Echeverría había firmado un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para arreglar la situación financiera de México.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad