Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sin financiamiento y sin capacitación, así sobreviven las mipymes mexicanas

Aunque 77.5% de las micro, pequeñas y medianas empresas del país quieren crecer, no lo hacen por falta de recursos, por miedo a la inseguridad y por complicaciones administrativas.
lun 02 septiembre 2019 04:59 PM
Dinero Ingreso
El 92% de las mipymes no tiene acceso a un crédito bancario, según datos de la Enaproce 2018.

El 77.5% de las micro, pequeñas y medianas empresas del país quiere crecer, pero no lo hace por lo caro que resulta obtener un crédito bancario y por falta de talento capacitado, según la ‘Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Enaproce) 2018’, elaborada por el Instituto de Geografía y Estadística (Inegi).

De acuerdo con los datos de este estudio —en el que también colaboran la Secretaría de Economía (SE) y la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (Amsde)—, 92% de las mipymes no tiene acceso al financiamiento bancario y 84.7% no capacita a sus empleados, pues asegura que las habilidades que poseen son suficientes para realizar adecuadamente sus actividades.

Publicidad

“Las mipymes son generadoras de valor económico en el país, por eso es importante fortalecer áreas como las habilidades gerenciales, las fuentes de financiamiento, los apoyos gubernamentales y su integración a las cadenas productivas, que es donde hay más productividad”, dijo Julio Santaella, presidente del Inegi.

Uno de los mayores retos que enfrentan este tipo de empresas en México es que no hay créditos que satisfagan las necesidades de estas unidades económicas. El 8% de las empresas que sí han accedido a un financiamiento bancario terminan pagando tasas de interés de entre 11.7% y 13.7%, de acuerdo con el tamaño de la compañía. Estos altos montos hacen que 73.6% tome la decisión de no aceptarlo y sobrevivir con recursos propios.

Publicidad

“El problema no es solo las pocas mipymes que tienen acceso a un crédito, sino que están utilizando estos recursos para resolver problemas a corto plazo, lo que les impide tener un plan para crecer. Terminan pagando otros créditos, comprando insumos o liquidando la nómina”, mencionó Ana Bárbara Mungaray, coordinadora general del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (Pronafim).

José Arturo Blancas Espejo, director general de Estadísticas Económicas del Inegi, agregó que la falta de habilidades gerenciales también impide el crecimiento de las mipymes, pues los directores de las empresas no prestan atención a las áreas clave del negocio, como la contabilidad. Según la encuesta, 21% de ellas utiliza un cuaderno o libreta para realizar balances financieros, práctica que es más recurrente en las microempresas.

Publicidad

En este sentido, la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín, dijo que el primer paso pasa profesionalizar estas unidades de negocio es ayudarles a que conozcan su panorama. “A veces ni siquiera saben que son mipymes, se quedan con la idea de que siguen siendo emprendimientos. Estamos trabajando en una ruta para la formalización de sus negocios y que pasen de la libreta a un sistema que mida sus indicadores de desempeño”, mencionó.

Para Mungaray, esta encuesta servirá para mejorar las políticas públicas dirigidas al sector y, de esta manera, gestionar apoyos hechos a la medida que impidan el sobreendeudamiento y no pongan en el peligro su estabilidad en el mercado.

Las encuestas que se incluyeron en la Enaproce se aplicaron entre octubre y noviembre de 2018, a más 4.1 millones de mipymes en el país, de las cuales 97% son micro y 3% pequeñas y medianas empresas. Esta es la segunda edición del estudio, la primera se hizo en 2015.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad