Publicidad
Publicidad

Uber pierde una batalla en Rusia y es obligada a replegarse

El servicio de transporte se unirá a su rival Yandex, líder del mercado, para crear un nuevo proyecto conjunto.
Retirada
Retirada Uber ha salido de países como China y Dinamarca. (Foto: Shutterstock/Ink Drop)

La retirada internacional de Uber continúa. El servicio de traslados compartidos ha acordado ceder sus operaciones a un rival en Rusia y países vecinos.

El servicio a crear, aun sin nombre, será en conjunto con Yandex, el cual está ganando la batalla a la app de traslados en su terreno.

Uber invertirá 225 millones de dólares y contribuirá con su servicio UberEats a la empresa conjunta. Yandex invertirá 100 millones de dólares. Pero Yandex será dueño del 59% mientras que Uber poseerá 37% y los empleados del resto. El CEO de Yandex, Tigran Khudaverdyan, estará a cargo del negocio.

Recomendamos: Uber debe dejar de verse como 'startup', dice su máximo ejecutivo en Asia y AL

Publicidad

Yandex es el servicio de traslados compartidos más grande de Rusia, aunque obtiene la mayor parte de sus ingresos de su negocio de búsquedas, y comercio en línea. El servicio de viajes había sido rentable hasta el año pasado cuando bajó sus tarifas mínimas. Esto le dio un gran impulso en su cuota de mercado, y los ingresos aumentaron a más del doble. Aunque a pesar del incremento en el volumen, la unidad comenzó a perder dinero.

Uber ejecutó una estrategia similar cuando vendió sus operaciones en China a su rival Didi Chuxing en 2016, y cerró su servicio en Dinamarca en abril.

Los clientes podrán usar la app de Uber o Yandex para conseguir viajes. La empresa también dará servicio a Kazajstán, Azerbaiyán, Armenia, Bielorrusia y Georgia.

Combinadas, las dos empresas proporcionan más de 35 millones de viajes al mes en la región. Ellos dicen que la cifra ha crecido 400% en comparación con el año pasado, si bien no determinan cuánto de ese crecimiento pertenece a Uber y cuánto a Yandex.

Publicidad

Uber intentó hacer pasar la decisión en Rusia como una expansión, si bien claramente es una retirada.

"Este acuerdo es una muestra de nuestro crecimiento excepcional en la región y ayuda a Uber a continuar construyendo un negocio global sostenible”, dijo Pierre-Dimitri Gore-Coty, director de Uber en Europa, Medio Oriente y África.

Uber perdió 708 millones de dólares en el primer trimestre de este año, si bien sus ingresos bajaron 18%, a 3,400 millones de dólares. Recientemente dejó ir a su CEO Travis Kalanick , tras una serie de crisis, incluyendo acusaciones de acoso sexual.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad