Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Altos ejecutivos de EU condenan el racismo tras el ataque en Charlottesville

Desde el CEO de Merck hasta el de Apple, ejecutivos criticaron la violencia racial vivida el fin de semana en Virginia.
Kenneth Frazier
Kenneth Frazier El ejecutivo renunció a ser consejero de Trump. (Foto: AFP/Nicholas Kamm)

Altos ejecutivos condenaron este lunes el racismo y el extremismo luego de que un joven arrollara a manifestantes en Virginia el fin de semana.

El CEO de Apple, Tim Cook, tuiteó que la supremacía blanca y la violencia racial son “un problema moral- una afrenta a Estados Unidos”.

“Todos debemos enfrentarla”, escribió.

El CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankein, en tanto, citó al expresidente de Estados Unidos Abraham Lincoln: “‘Una casa dividida contra sí misma no puede permanecer en pie’. Separen a aquellos que intentan segregarnos. No se equiparan con aquellos que intentan unirnos”.

Lee: El sospechoso de arrollar a multitud en Charlottesville es fanático del nazismo

Sus declaraciones fueron una respuesta a los ataques de supremacistas blancos y grupos de extrema derecha contra otros manifestantes en Charlottesville, Virginia.

Publicidad

Pero la acción más drástica de un líder empresarial llegó el lunes, cuando el CEO de Merck, Kenneth Frazier, uno de los más prominentes ejecutivos negros, abandonó el consejo manufacturero del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Los líderes estadounidenses deben honrar nuestros valores fundamentales al rechazar las expresiones de odio, el fanatismo y los grupos supremacistas”, dijo Frazier.

El sábado, el presidente Donald Trump habló contra el vandalismo y la violencia “en muchos aspectos”, pero nunca condenó específicamente a los grupos supremacista s. No fue sino hasta el lunes que consideró al “Ku Klux Klan, neonazis, supremacistas blancos y otros grupos de odio… repugnantes para todo lo que valoramos como estadounidenses”.

Horas antes de que Trump diera su discurso, atacó a Frazier en Twitter. Luego de que el ejecutivo renunciara, Trump dijo que el ejecutivo “tendrá más tiempo para reducir los precios de despojo de los medicamentos”.

Paul Polman, CEO de Unilever, tuiteó su agradecimiento a Frazier “por fuerte liderazgo para defender los valores morales que han hecho a este país lo que es”.

Y General Electric lanzó una declaración donde decía que la compañía “no tolera el odio, el fanatismo o el racismo”.

“Condenamos enérgicamente el extremismo violento del fin de semana en Charlottesville”, dijo la empresa, que añadió que su presidente Jeff Immelt seguirá en el consejo de Trump.

Opinión: La masacre de Charlottesville es un acto de terrorismo interno

El CEO de Under Armour, Kevin Plank, dijo a través de Twitter que la empresa apoya el “amor y la unidad”, mientras que el CEO de Intel, Brian Krzanich, tuiteó que “no debe haber dudas para condenar el discurso de odio o la supremacía blanca por su nombre”.

Ahiza Garcia, Shen Lu y Tom Foster contribuyeron a esta historia.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad