Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Gramosa invierte 60 mdd en Veracruz para importar grano de países distintos a EU

La empresa procesadora de alimento para ganado y productos a granel de México amplía sus operaciones ante la mayor demanda y busca importar grano de otros mercados además de Estados Unidos.
Sudamérica, el nuevo favorito.
Sudamérica, el nuevo favorito. La compradora de semillas oleaginosas ya importa materia prima de Brasil y Argentina, por la incertidumbre ante la renegociación del TLCAN. (Foto: Gladys Serrano)

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) comienza este miércoles y, a pesar de que el sector agroindustrial confía en que México y Estados Unidos llegarán a un acuerdo que beneficiará a ambos países, algunas empresas ya comenzaron por diversificar sus mercados, ante la incertidumbre.

Es el caso de Grupo Gramosa, una empresa dedicada al procesamiento y comercialización de comida para ganado y de productos a granel, que hace unos meses intensificó la compra de granos de Brasil y Argentina, para reducir la dependencia de Estados Unidos, y que ahora invertirá hasta 60 millones de dólares en una nueva terminal en Veracruz para recibir el material importado.

“Tenemos más de tres años haciendo negocio con Brasil y Argentina, empezó por una oportunidad de mercado”, dijo Yair Montes, director de nuevos proyectos y mercados de Grupo Gramosa. “Y ahora hemos visto que en épocas de cosecha de Brasil y Argentina somos más competitivos en precio con ese grano que lo que pueden estar ofreciendo en Estados Unidos. Son de cuatro a seis meses donde puedes hacer negocio con ellos, y el resto con Estados Unidos, nuestra importación es de un 30% y 70%, respectivamente”, agregó Montes.

Lee: Opinión: El mercado agrícola mexicano el sector biotecnológico global

Montes aseguró que el maíz que importa de ambos países sudamericanos es de mejor calidad que el estadounidense, a pesar de que debe de pagar un Derecho de Trámite Aduanero y una fumigación para poder ingresar la materia prima de estos países a México.

“Pero los clientes —entre ellos Sabritas, Pedigree, Nestlé, Alpura, Gamesa, Bachoco, Lala, Kellogg's y Pilgrims— se han dado cuenta de eso y prefieren pagar un poco más por esa calidad”, dijo Arturo García, gerente comercial de la compañía.

Publicidad

“No es que queramos parar negocios con Estados Unidos, pero la renegociación del TLCAN nos obliga a buscar otros mercados, y las buenas noticias son que eso se alinea con nuestras necesidades en costos, logística y calidad”, destacó Montes.

El 60% de las utilidades del grupo vienen de la comercialización de grano, además de ciertos procesos como limpiar y embolsar alimentos para consumo humano como grano para tortilla y trigo. El 30% restante proviene de la parte de servicios, como almacenaje, carga o descarga y transporte ferroviario.

Nueva terminal en Veracruz

La empresa ganó en julio una licitación para construir la Terminal de Granel Agrícola del nuevo puerto de Veracruz, en la que invertirá en una primera etapa (planeada para 2019) entre 40 y 45 millones de dólares (mdd). “El proyecto en su conjunto podría estar costando alrededor de 60 mdd y tendrá cerca de 100 toneladas de almacenaje de grano, un muelle de 300 metros de largo, un calado de 15 metros de profundidad y capacidad para 20 millones de litros de aceite o líquidos derivados de granel agrícola”, comentó Montes.

La finalidad es la importación de granos, no sólo para la compañía, sino para otras empresas que requieran de los servicios de Gramosa.

“Principalmente la importación sería de Estados Unidos y Sudamérica, Brasil y Argentina. El maíz proviene de esos tres países, pero el trigo puede ser de Canadá o Ucrania”, detalló García.

Lee: Guajardo urge abrir un mercado agrícola alterno ante la renegociación del TLCAN

La planta de Veracruz de Gramosa competirá con empresas productoras de grano como Cargill y ADM, que ya cuentan con terminales en esa área

En 2016, México produjo 32 millones de toneladas de alimento balanceado en 445 plantas. Para ello, se necesitaron más de 20 millones de toneladas de grano como sorgo y maíz, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Productores de Alimentos (Amepa).

“De las 11 millones de toneladas de grano que importó México, el 95% es de origen estadounidense, tanto maíz y sorgo”, dijo José Manuel Rodríguez, director operativo de Amepa, un organismo que agrupa a empresas como Bachoco y Pilgrims.

El TLCAN es una preocupación para esta industria en México, porque depende principalmente del abasto de materia prima de Estados Unidos. Por ello, igual que Gramosa, la Amepa también busca diversificar su mercados para abastecerse de maíz, pasta de soya y sorgo.

“Estamos buscando alternativas de suministro de otros orígenes, se está buscando que se tenga el mismo trato que tenemos con Estados Unidos, que nos permita tener fuentes alternativas de abasto”, añadió Rodríguez.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad