Publicidad
Publicidad
Diálogos Expansión Nuevos Mercados header desktop.jpg

¿Debes hacer 'networking' en el avión?

Abundan las anécdotas sobre negocios que han iniciado a través de contactos casuales, como pláticas durante vuelos.
'Networking' en la alturas
'Networking' en la alturas Las reglas son sencillas y se parecen mucho a las de cualquier situación social. (Foto: izusek/Getty Images)
Presentado por

Mucho se ha hablado de la oportunidad de hacer contactos de negocios en un avión. Finalmente, viajas con gente que tiene intereses similares a los tuyos, puedes descubrir algo en común con el vecino de asiento y eso podría ayudarte a encontrar nuevos mercados para tu empresa o detectar un nuevo proveedor que le ayude a tu negocio a crecer.

Ve aquí todos los materiales del Especial #DiálogosExpansión

Ahora sí, el avión ya despegó y tú te dispones a disfrutar de la mejor manera en ese viaje de negocios. Te lo mereces, trabajas todo el día y puedes aprovechar este tiempo para descansar y ver una película o uno de los capítulos de las distintas series de televisión que tienes a tu alcance si viajas por Aeroméxico. Momento. Antes de acomodarte en tu asiento a ver películas o aprovechar la conexión a internet, si tu vuelo es a bordo de un Boeing 787 Dreamliner, piensa: ¿No deberías aprovechar el vuelo para hacer networking? Si decides que puedes dejar para después el entretenimiento y te propones ampliar tu red de contactos, ¿qué sería lo recomendable?

Publicidad

De acuerdo con empresarios y consultores con los que hablamos, las reglas son sencillas y se parecen mucho a las de cualquier situación social:

  • Entender el lenguaje corporal. Si tu vecino de asiento se coloca los audífonos y prende la pantalla desde que se sienta, por favor, no lo obligues a tener una conversación.
  • Enviar buenas señales. Para romper el hielo, es una buena idea ofrecer ayuda, por ejemplo, alcanzarle la cobija a tu vecino de asiento, o ayudarlo a aprovechar más toda la tecnología a bordo; coméntale del iConnect para sincronizar sus dispositivos móviles con el sistema de entretenimiento, o puedes sugerirle alguna canción en la aplicación Jukebox, disponible en el avión.

Lee: Nuevas tecnologías, nuevos mercados

  • Mantener una conversación sin complicaciones. No se trata de vender o de hacer negocios desde el primer momento. Recuerda siempre que estás al lado de una persona como tú, no de un recurso. Como señala la fundadora de una empresa de comercio electrónico, lo mejor es no preguntar desde un principio a qué se dedica tu vecino, sino interesarse más por los aspectos humanos. Empezar con preguntas sencillas, que tengan respuestas concretas.
  • Saber terminar la plática. Sí, es probable que hayan platicado y encontrado temas en común e interesantes, pero tampoco hay que forzar la conversación todo el vuelo. En algún momento se puede decir: “me dio mucho gusto conocerte” y volver los ojos a la pantalla, revisar los Moving Maps que te dan información sobre el vuelo en tiempo real o leer un buen libro.
Publicidad

Abundan las anécdotas sobre negocios que han iniciado a través de contactos casuales. Y ahora los aviones ofrecen espacios cada vez más cómodos para platicar. Por ejemplo, el Espacio Premier de sus Dreamliner 787-9, son un lugar propicio para entablar una conversación informal con los compañeros de viaje mientras disfrutas del autoservicio de este Espacio con una variedad de snacks y bebidas en cortesía al volar a Nueva York, Los Ángeles, Madrid, París o Ámsterdam.

Lee: Si buscas nuevos mercados, empieza por estas ciudades

Un coach de empresas comenta que a él le entusiasma empezar conversaciones casuales, porque eso le ha ayudado a descubrir nuevos mundos, siempre interesantes. Pero si de verdad no puedes resistir las películas o ya te enteraste que en algunos de los vuelos de Aeroméxico puedes ver Netflix desde tu dispositivo, te tenemos una noticia que puede tranquilizar a tu conciencia: El networking no es obligatorio. Como señala un artículo de Adam Grant, profesor de Wharton School, en The New York Times, el mejor networking de negocios se da cuando la gente no se siente obligada a construir nuevas relaciones. Descansar antes de llegar a tu destino también es una buena manera de prepararse para conquistar a nuevos clientes.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad