Publicidad
Publicidad

Las Fintech piden reglas de capitalización diferenciadas

Las empresas del sector seguirán el diálogo para llegar a un acuerdo en los niveles capitalización requeridos para cada una y liberar los procesos burocráticos cuando el proyecto llegue al Congreso.
Normas para 'startups'
Normas para 'startups'. El proyecto para regular a las Fintech tendrá que pasar por la revisión de la Cofemer, y una vez aprobado será enviado al Congreso. (Foto: wutwhanfoto/Getty Images/iStockphoto)

La banca y las tecnológicas financieras (fintech) no le quitan el ojo a la ‘ley Fintech’ para pulir los detalles que quedaron pendientes en el anteproyecto que se presentará ante el Congreso.

Entre los puntos que se quedaron en el tintero destaca el nivel de capitalización, es decir, la fortaleza financiera, que pedirán las autoridades a las nuevas Instituciones Tecnológicas Financieras, que incluyen a firmas de financiamiento colectivo (crowfunding) y a las de pagos electrónicos.

“La intención es no pedir grandes requerimientos de capital o proporcionales al riesgo, que es como debiera ser”, dijo Jorge Ortiz, presidente fundador de Fintech México.

A los bancos por ejemplo se les pide un índice de capitalización de al menos 8%, en promedio la industria bancaria tiene actualmente un índice de 15%.

Lee: La 'ley Fintech' relaja uso de Bitcoin

El nivel de capitalización es uno de los puntos polémicos que salió en la mesa de diálogo con las Fintech, que han reiterado que es necesario diferenciar estos montos de capital en función de los riesgos y actividades a las que se dediquen.

Publicidad

La discusión continuará en la ley secundaria, pues la CNBV será la encargada de fijar el monto de capital requerido para las nuevas instituciones.

Tanto las entidades financieras como las futuras Instituciones Tecnológicas Financieras (ITF) dieron su visto bueno, en general, al proyecto de Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera publicada en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) el 19 de septiembre.

Sin embargo, estos participantes del sector financiero coincidieron en que se deben hacer cambios cuando el proyecto llegue al Congreso.

“En términos generales, consideramos que el proyecto (…) es positivo, y que podría mejorarse con algunos ajustes que permitan una mayor participación de todos los intermediarios en bases equitativas, tanto en ley como en las disposiciones secundarias”, comentó Juan Carlos Jiménez Rojas, director general de la Asociación de Bancos de México (ABM), en una carta enviada a la Cofemer el pasado 22 de septiembre, e integrada al expediente del anteproyecto que presentó la Secretaría de Hacienda.

Discusión

Publicidad

Otros de los puntos que aún generan disenso son la liberación de las interfaces tecnológicas que permiten compartir datos entre instituciones y los procesos burocráticos.

“Si las autorizaciones son expeditas y con celeridad, perfecto. Entiendo que la autoridad tiene que hacer un filtro. Pero si se vuelve tremendamente largo y burocrático, esta ley es letra muerta”, advirtió Álvaro Rodríguez, socio fundador del fondo de capital emprendedor social Ignia.

El gobierno planeaba lanzar la reforma para regular el sector de Fintech hace un año. Sin embargo, la propuesta no vio la luz en septiembre de 2016 por cambios en la Secretaría de Hacienda y por el resultado electoral en Estados Unidos que dio el triunfo a Donald Trump.

Con la ley, las autoridades financieras quieren regular a estas nuevas empresas que ofrecen servicios tecnológicos financieros, y que colocaron a México como el principal país en América Latina en atraer inversiones hacia el sector Fintech.

Con información de Jimena Tolama

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad