Publicidad
Publicidad

Las claves de Urbi para retomar el crecimiento

La viviendera que evitó la quiebra busca generar mayor efectivo mediante la adquisición de proyectos altamente rentables, para en el mediano plazo comenzar a desarrollar de cero.
Retomar crecimiento.
Retomar crecimiento. La viviendera espera incrementar en 60% los ingresos al cierre de 2018, a 1,600 millones de pesos. (Foto: Sirichai Puangsuwan/Shutterstock / Sirichai Puangsuwan)

Por tres años evitó la quiebra, ahora tras salir de concurso mercantil, Urbi fijó un plan de crecimiento que sigue dando frutos. Hacia 2018, espera generar 60% más ingresos que en 2017, y lograr una rentabilidad de 30%, mediante una estrategia de inversión en proyectos a medio desarrollo y altamente rentables.

A principios de la década pasada, la empresa de la familia Pérez Román era una de las cuatro grandes desarrolladoras de vivienda en el país, con más de 40,000 casas vendidas anualmente en su mejor momento. En los primeros nueve meses de 2017 escrituró 844 unidades.

La crisis del sector que vino con el cambio de paradigma en el sector llevó a Urbi a caer en concurso mercantil en 2013, del cual salió en 2016. La empresa obtuvo capital y los bonistas, ahora dueños de la empresa, nombraron a Román Álvarez como director general, luego de que se encargarse de la reestructura.

“Lo que me gusta hacer es estar metido con la gente, casi casi pegando ladrillos. Lo que querían (los bonistas) era justo un operador”, recuerda el directivo.

Publicidad

Lee: Urbi obtiene capitalización por 380 mdp.

El directivo explicó que la estrategia de crecimiento de Urbi tiene dos vertientes, una que en el corto plazo privilegia la rotación de capital, y otra con que en el mediano plazo buscan retomar el desarrollo de proyectos desde cero.

Para lograr esto, el primer paso es generar efectivo. Al cierre de junio, Urbi tenía efectivo en caja por 222 millones de pesos (mdp), recursos que invirtió en el tercer trimestre casi en su totalidad en proyectos de vivienda que fueron dados a acreedores durante la reestructura o de terceros con cierto grado de avance.

“Son proyectos con características muy específicas, son chicos, altamente revolventes y altamente rentables. Lo hago donde me conviene y tengo el equipo de venta, la infraestructura, y que sea una zona de influencia natural”, dijo el directivo. El primer proyecto que adquirió fue en agosto de 2016.

Publicidad

El siguiente paso es generar ingresos mediante la venta de estos desarrollos, pero también con la venta de inmuebles o tierra a terceros. El objetivo de Urbi para 2017 es obtener ingresos por 1,000 mdp, de los cuales lleva 545 mdp al cierre de septiembre.

“Suena a mucho, pero en los dos meses y medio que faltan se va a cumplir la meta porque fui a hacer inversiones en lugar de sentarme en mi caja”, comentó Álvarez.

En tercer lugar, Urbi volvió a obtener crédito por parte de los bancos. Hasta el momento, tiene líneas de crédito con siete instituciones financieras, aunque con un riesgo elevado.

“Me están asignando un nivel de riesgo, sí, pero mi preocupación no era esa, sino que me prestarán”, menciona.

Publicidad

Lee: Viejas vivienderas salen de hoyo y suben ventas

El plan hacia 2018 es seguir adquiriendo proyectos casi terminados, comercializar rápido y recuperar inversiones sin descuidar la rentabilidad. No obstante el plan quinquenal, hacia 2022 contempla retomar el desarrollo de proyectos desde cero.

“En mi plan de negocios tengo contemplado que los bancos me presten 800 millones de pesos, y tengo que mover eso muy rápido, deben ser proyectos cortos y muy rentables”, mencionó.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad