Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

Las empresas detrás de la final regia del futbol: Cemex vs Femsa

La final del Torneo de Apertura 2017 se disputará entre dos equipos regiomontanos, Tigres y Monterrey, que están en manos de dos de los corporativos más importantes de Nuevo León y del país.

Tigres y Monterrey han protagonizado el futbol mexicano en los últimos años: desde 2015, uno de estos dos clubes ha jugado en cinco de las seis finales. Ahora, en el Torneo de Apertura 2017, ambos equipos ocuparon los dos primeros puestos del tabla general, en medio de controversias por sus plantillas, al ser de las más costosas y con menor número de jugadores nacionales.

¿Quién está detrás de su éxito?

Tigres y Rayados son propiedad de dos de las principales empresas del país, las dos de Nuevo León: Cemex y Femsa, respectivamente.

Lee: Cemex emitirá deuda en euros

En la cancha, por tanto, se pelearán dos equipos, pero también dos compañías cuyo valor de mercado conjunto asciende a cerca de 787,000 millones de pesos.

Será la primera vez que estos clubes se disputen entre sí el máximo título del futbol mexicano. Esto ha desencadenado otra guerra: los derechos de transmisión. Ambos equipos solo transmiten sus partidos bajo esquemas de Pago por Evento en Nuevo León, por lo que ahora se busca que la final se transmita en televisión abierta en el estado. A nivel nacional los partidos serán transmitidos por Televisa y TV Azteca.

Publicidad

Rayados

El Club de Futbol Monterrey nació en 1945 en una ciudad donde el béisbol era el deporte más atractivo. En ese año jugó su primer partido en la primera división. A lo largo de la historia ha recibido motes como Sultanes, Gitanos, Nuevoleonenses, hasta llegar a Rayados.

El equipo fue adquirido por Femsa en 2006 por un monto no revelado. La adquisición fue significativa para el equipo, pues Femsa impulsó un nuevo estadio y convirtió al equipo en el más valioso de la liga.

Publicidad

El estadio del Club de Fútbol Monterrey BBVA Bancomer se inauguró en 2015. El inmueble destaca por su diseño a cargo de la firma inglesa HOK-Sport, y por contar con una capacidad para 50,000 espectadores, más de 900 pantallas, tres restaurantes e internet inalámbrico.

El valor de mercado del club ronda los 1,000 millones de pesos, y su plantilla está compuesta en un 56% por extranjeros, de acuerdo con datos del equipo y del portal especializado Transfermarkt.

Lee: Los retos de Eduardo Padilla, nuevo CEO de Femsa

Detrás de Rayados está Femsa. La empresa que preside José Antonio Fernández Carbajal fue fundada en 1890 por cinco empresarios en Monterrey, Nuevo León, y hoy es la mayor embotelladora de Coca-Cola en el mundo. Al cierre de 2016 registró ventas por 398,622 millones de pesos (mdp).

Coca-Cola Femsa es la división de negocios que más ingresos le deja a la compañía, ya que representa el 43% del total, mientras que la división comercial, con OXXO, es el 33%, su división de farmacias supone un 10% y la de combustibles, con OXXO Gas, un 7%.

Tigres

Publicidad

El Club Tigres nació en 1960, producto del anterior equipo Jabatos y tras ser cedido a la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). El equipo cayó a segunda división en la década de los 90, y fue entonces, en 1996, cuando Cemex creó la empresa Sinergia Deportiva para sanear el equipo, de la mano de su entonces presidente, Lorenzo Zambrano.

Poco a poco, el club mejoró en lo deportivo y en lo económico, y hoy el nombre de Tigres lleva un par de años sonando en los campeonatos del futbol mexicano. Para ello fue clave la contratación de una plantilla de figuras extranjeras, entre las que destaca el jugador mejor pagado de la liga, André-Pierre Ginac , y el director técnico Ricardo Ferretti.

Tigres tiene un valor de mercado cercano a los 1,500 millones de pesos, de acuerdo con estimaciones de Transfermarkt.

Cemex es la mayor cementera del país, con ventas anuales de 13,400 millones de dólares al cierre de 2016. La empresa se encuentra recuperando su estabilidad tras una crisis financiera que provocó una renegociación de su deuda, venta de activos y un plan para reducir costos. A la fecha, su objetivo es recuperar su grado de inversión y así volver a obtener financiamiento global.

La cementera quedó en manos de Rogelio Zambrano tras la muerte de su primo Lorenzo en 2014, fecha desde la cual la firma ha vendido activos en regiones como Europa y ha llevado a Bolsa a una nueva filial regional, la de Filipinas, en 2016.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad