Publicidad
Publicidad

G500 pone 200 mdd para afrontar la competencia en gasolineras

El grupo transformará las casi 1,500 estaciones de servicio de sus socios para diciembre de 2018.
Evasión de impuestos
Competencia. La compañía busca transformar con rapidez las estaciones de sus asociados para afrontar la creciente competencia de otras marcas. (Foto: EDGARD GARRIDO/REUTERS)

El grupo de gasolineras G500, de la mano de la multinacional Glencore, invertirá cerca de 200 millones de dólares (mdd) para reconvertir las estaciones de servicio de sus casi 1,500 asociados en los próximos 12 meses. Con ello, pretende afrontar la creciente competencia que llega a México de firmas nacionales e internacionales.

“Estamos viendo que vienen todas las multinacionales, todas las empresas grandes que hay en el mundo, y nosotros tenemos que poner a disposición del mercado una oferta que sea ganadora”, dice Emilio Estrada, director general de G500.

Las grandes transnacionales del sector, como Exxon, Shell, Total y Chevron, han lanzado agresivos anuncios de inversiones este año para competir de manera directa con el ex monopolio de Pemex. Lo mismo han hecho firmas nacionales como G500, un grupo que reúne a cientos de gasolineros del país que trabajaban bajo la marca de Pemex.

Leer: Arranca la carrera de gasolineras en México

Publicidad

G500 se encuentra en pleno proceso para transformar la imagen y procesos de sus agremiados a la nueva marca, que espera terminar en diciembre de 2018. Además, debe construir la infraestructura para permitir que las gasolinas que se vendan en sus establecimientos tengan su aditivo, aunque el combustible seguirá suministrado por Pemex.

“Traer la molécula de Texas por ahora es muy ineficiente para nosotros, quizá para otras tenga sentido (…). Además, nosotros queremos seguir trabajando con Pemex , y queremos apoyando que Pemex desarrolle sus activos logísticos, a desarrollar los nuestros, y a trabajar conjuntamente para que todos creemos un sistema eficiente logístico para el país”, comenta el directivo.

Glencore, socio de G500, construirá infraestructura de almacenamiento en Dos Bocas y Tuxpan, ambas en Veracruz, para recibir combustible importado, y abastecer desde ahí a las estaciones del grupo donde los costos resulten menores a los que ofrezca Pemex.

“Todos saben que los monopolios, al final, donde quiebran es precisamente en la eficiencia, porque es muy difícil que una sola empresa, sobre todo en un país tan grande como México, pueda hacerlo solo todo”, explica Estrada.

Publicidad

La mayor parte de las estaciones de G500 se ubican en la zona centro del país, además de Tabasco y Chiapas.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad