Publicidad
Publicidad

Las 3 razones por las que los fabricantes de calzado le temen a Vietnam

El nuevo TPP se firma este jueves. Las empresas mexicanas del sector advierten que el acuerdo comercial es desfavorable para ellas.

Vietnam se está convirtiendo en la nueva China. O al menos, así lo ven los fabricantes mexicanos de calzado.

Con una formula parecida a la que utilizó el gigante asiático para impulsar su producción y exportación industrial, basada en apoyos gubernamentales, salarios bajos y materias primas baratas, Vietnam se ha posicionado como el segundo fabricante de calzado a nivel global.

Ahora, con el tratado comercial CPTPP —que es la versión del TPP, pero sin Estados Unidos—, el país asiático logrará algo que China no ha podido conseguir: exportar calzado libre de arancel a Norteamérica (México y Canadá). Antes de que el presidente estadounidense Donald Trump decidiera salir del acuerdo, Estados Unidos también estaba incluido en el paquete.

El acuerdo se firmará el 8 de marzo en Santiago de Chile, y según los fabricantes de calzado podría resultar más desastroso que benéfico. Estas son sus razones:

Publicidad

1. Precio de materias primas y reglas de origen del CPTPP.

En la última ronda de negociaciones del Acuerdo Estratégico TransPacífico de Asociación Económica (TPP), realizadas en octubre de 2015, Vietnam logró un acuerdo bilateral con Estados Unidos para importar materias primas de otros países de fuera de la región, como China, y utilizarlos para fabricar ropa y calzado.

Recomendamos: Los fabricantes de ropa asiáticos se trasladan a Vietnam para exportar.

Publicidad

México se opuso a la medida, pues las empresas argumentaban que daba una ventaja competitiva a Vietnam para exportar al mercado estadounidense a precios muy bajos.

“Al final, Estados Unidos salió del acuerdo, y con esto el documento queda con algunos huecos en temas de reglas de origen y acceso a mercados”, dice Alejandro Gómez, presidente ejecutivo de la Cámara de la Industria del Estado de Guanajuato.

Las empresas mexicanas temen que Vietnam pueda aprovechar estos huecos para utilizar insumos chinos, que son hasta 50% más baratos que los que se consiguen en México, para fabricar sus productos, y luego exportarlos al resto de los mercados del CPTPP, añade Daniel Sepúlveda, gerente de comercio exterior de esa misma cámara.

2. Mano de obra

Publicidad

Otro tema que preocupa a los fabricantes de calzado es el costo de la mano de obra vietnamita, que es 50% más bajo que en México.

El mismo mercado mexicano es un buen ejemplo de que ofrecer salarios menores es un imán que atrae las inversiones: todas las empresas automotrices que anunciaron plantas en los últimos cinco años mencionaron el costo competitivo de la mano de obra como uno de los factores atractivos de México.

En el caso del calzado, los fabricantes mexicanos argumentan que la combinación de un salario bajo con insumos baratos en Vietnam “es la peor de las combinaciones” para México, destaca Gómez.

Publicidad

Recomendamos: "Podemos vivir sin TLCAN pero no con TPP", aseguran los fabricantes de calzado.

3. Política de subsidios

Por otro lado, los fabricantes mexicanos temen a los subsidios que ofrece el gobierno vietnamita a las empresas del sector con vocación exportadora.

Publicidad

Al igual que otros países asiáticos con vocación maquiladora —como Bangladesh, China, India e Indonesia—, el gobierno vietnamita ofrece incentivos a las empresas exportadoras, como descuentos en el costo de la electricidad o desgravaciones en los impuestos sobre los ingresos.

Para los fabricantes mexicanos, estos tres factores —costo de mano de obra, insumos baratos y subsidios—, pueden permitir a los fabricantes vietnamitas ofrecer precios tan competitivos que terminen desplazando su producto en el mercado nacional, que es en donde venden el 90% de su producción.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad