Publicidad
Publicidad

La concesión del nuevo aeropuerto debe esperar, pide el sector aéreo

La industria aérea afirma que el proyecto del nuevo aeropuerto debe concluir con el esquema actual, y dice que su concesión a la iniciativa privada no debe analizarse hasta que entre en operación.
Proyecto en duda
Proyecto en duda. El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador está dispuesto a dialogar con empresarios y especialistas sobre la mejor opción para la construcción del nuevo aeropuerto.

El actual gobierno mexicano y la industria aérea coincidieron en que, por ahora, es necesario concluir con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), y que su privatización no debe discutirse hasta que entre en operación.

“La concesión puede ser una factibilidad en lo futuro, y ya que entre en operación podría ser analizada”, dijo Yuriria Mascott, subsecretaria de Transporte, tras su participación en el Foro del Transporte Aéreo, organizado este martes por la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero). La funcionaria agregó que el proyecto otorgaría una gran rentabilidad para el gobierno.

Lee: ¿Es viable cancelar el nuevo aeropuerto?

A inicios de este mismo mes, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador dijo que, de ganar las elecciones, su gobierno no tendría problemas en concesionar la construcción del nuevo aeropuerto.

"El gobierno, lo que tiene que hacer en este momento es enfocarse en la construcción del aeropuerto, es lo más importante", dijo Peter Cerda, vicepresidente regional de las Américas de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), luego de participar en el Foro de Canaero.

El directivo de la asociación mundial de la industria opinó que se debe tener cuidado con el tema de privatización, pues muchos países de América Latina han fracasado al momento de concesionar los aeropuertos. "Los gobiernos tienen que esta muy involucrados y tiene que ser transparente", agregó Peter Cerda.

Publicidad

De acuerdo con la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), cancelar la construcción del nuevo aeropuerto generaría "importantes pérdidas económicas", duplicaría los costos de operación y, por tanto, elevaría los precios para los pasajeros.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad