Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El presunto fraude de los bonos mexicanos llega a tribunales de Estados Unidos

La investigación del regulador antimonopolios en México por presunta colusión en el mercado de bonos detonó una serie de demandas en Estados Unidos.
vie 08 junio 2018 09:25 AM
Acumulan reclamos
Acumulan reclamos. Seis fondos de pensiones y de retiro estadounidenses presentaron diversas demandas contra instituciones financieras durante marzo y mayo pasado.

La investigación del regulador antimonopolios en México, que tiene en la mira al menos a siete instituciones financieras por presunta colusión en el mercado de bonos, desató una serie de demandas de inversionistas contra estas entidades en Estados Unidos durante la primer mitad de 2018.

Un total de seis fondos de pensiones presentaron entre marzo y mayo demandas colectivas en la Corte del Distrito Sur de Nueva York contra ocho instituciones financieras, todas con unidades en Estados Unidos: BBVA, Bank of America, Barclays, Citigroup, Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan y Santander.

Lee: El Buró de Crédito, al banquillo de la Cofece

La primera, en marzo, fue la demanda del sistema de pensiones y retiro del cuerpo de bomberos de Oklahoma. Para mayo, cinco fondos de pensiones estadounidenses más presentaron denuncias.

El caso salió a la luz en abril de 2017, cuando la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) anunció una indagatoria por una "probable" colusión entre un grupo de intermediarios financieros para manipular el precio de varios instrumentos de deuda emitidos por el gobierno mexicano: Cetes, Bondes, Bonos y Udibonos.

Todos estos productos se ofertaban a los fondos de pensiones estadounidenses que presentaron las demandas.

Publicidad

Éstas son algunas de las claves expuestas en los documentos judiciales:

Sugerimos: La corrupción limita el crédito más barato, según Banorte

-La demanda acusa que los intermediarios financieros usaron su posición dominante como "creadores de mercado exclusivos" para ilegalmente incrementar la ganancia de su negocio en el mercado de bonos gubernamentales, desde 2006 hasta 2017. Las instituciones financieras involucradas son los compradores primarios en las subastas de bonos gubernamentales, y los inversionistas tienen que acudir a ellos para comprar estos instrumentos de deuda.

-Según los fondos, las entidades financieras se coludieron para compartir información y ofertar los bonos comprados en las subastas a precios inflados. Así, manipularon la tabla de cobros diferenciales entre precios máximos y mínimos de compra, en donde no se conocía cuál fue la oferta inicial de las entidades por los bonos gubernamentales.

-Los inversionistas calculan que compraron bonos hasta 50% más caros o que recibieron menos dinero cuando los vendieron debido a este esquema, lo que generó mayores ganancias a los bancos.

-Después de revelarse la investigación de la Cofece, los intermediarios financieros elevaron sus ofertas por los bonos de manera significativa por los bonos, lo que para los inversionistas sugiere la existencia del cartel económico.

Lee: Quién ganó entre los grandes bancos mexicanos en 2017

-Al menos uno de los bancos o personas investigadas reconoció la práctica y ya colabora aportando pruebas en la investigación del regulador antimonopolio en México.

La Cofece y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) continúan con sus indagatorias por separado para determinar si un grupo de participantes del mercado de intermediación de valores gubernamentales se coludió para manipular este segmento de productos financieros, donde se llegan a comercializar 100,000 millones de pesos (mdp) al día.

La intermediación ha representado en promedio 10% de los ingresos antes de impuestos de los bancos mexicanos durante los últimos cinco años, según la calificadora Moody's.

Hasta el momento, las entidades financieras involucradas y los reguladores no han querido comentar sobre este tema, pues argumentan que las investigaciones siguen su curso.

Publicidad
Publicidad