Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

DESKTOP_AMLO.jpg
GALERIA_DESKTOP_AMLO.jpg

Al proyecto energético de AMLO le puede faltar petróleo

El impulso a la refinación, en caso de tener éxito, consumirá todo el crudo que se extrae ahora para cumplir con las metas de producción de gasolinas, impidiendo lograr ingresos por su exportación.
A la baja
El precio del petróleo ha sufrido pérdidas en los últimos días.

Las metas para la producción de gasolinas que plantea el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, van a requerir cerca 3 millones de barriles de petróleo, en promedio diario, y una inversión cercana a los 30,000 millones de dólares al año, muy lejos de los indicadores actuales, según datos oficiales.

La idea es posible, pero complicada, en un contexto en el que la producción petrolera en México ha caído de manera constante desde 2004, cuando alcanzó su pico de extracción de petróleo con 3.4 millones de barriles en promedio diario. Hoy, el país está en 1.9 millones.

Lee: ¿Qué pasará con la Reforma Energética?

La propuesta de López Obrador de construir dos nuevas refinerías y renovar las seis plantas actuales de Pemex puede llevar la capacidad de refinación del país a los 2.2 millones de barriles en promedio diario: 1.6 millones de la capacidad actual del sistema, si opera a sus máximas posibilidades, más 600,000 barriles que añadirían las dos nuevas plantas.

El equipo de López Obrador estima terminar su sexenio, en 2024, con una plataforma de extracción de 2 millones de barriles, según datos del documento Proyecto de Nación 2018-2024.

Por ello, en este escenario, todo el crudo que se produzca en el país se iría a las ocho refinerías para ser procesado, donde además de gasolinas, se obtienen otros productos como diesel, gas LP o combustóleo.

Publicidad

Entonces, ¿qué quedaría para exportar?

En la actualidad, México exporta cerca de 1.2 millones de barriles de crudo promedio diario, y esos ingresos aportan alrededor del 16% del presupuesto federal, una proporción que en 2012 llegaba a casi el 40%.

Si el siguiente gobierno quiere mantener el nivel de ingresos petroleros actuales, requiere de al menos 1 millón de barriles extras cada año, teniendo en cuenta que otros 2 millones irían destinados a las refinerías.

Para ello, Pemex tendrá que invertir y aumentar su capacidad de extracción. Entre las opciones, están la salida de una parte de su capital a Bolsa, además de continuar con la invitación a empresas privadas para invertir en el sector a través de las rondas petroleras, con el objetivo de aumentar la producción petrolera del país.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad