Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Así va la construcción del Nuevo Aeropuerto

Hace una semana se anunció la suspensión de cuatro licitaciones del aeropuerto, pero esto no significa que el proyecto se haya frenado. Este es su estatus.

CIUDAD DE MÉXICO.- La construcción y licitación de obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) mantuvo su curso hasta hace una semana, cuando se pausaron cuatro licitaciones, mientras el próximo gobierno decide el futuro del proyecto. Pero esto no significa que las obras se hayan frenado por completo.

Hasta el momento, el avance global del proyecto es del 31%, aunque su futuro sigue siendo incierto.

De acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), las licitaciones se han suspendido hasta que se llevan a cabo las reuniones entre la actual y la futura administración para decidir qué ocurrirá con el NAIM.

El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, han mencionado en reiteradas ocasiones que el proyecto no se justifica, pues hay alternativas menos costosas para aliviar la saturación del actual aeropuerto capitalino. “Consideramos que es un aeropuerto de altísimo costo y no se justifica dada la situación económica del país”, dice Jiménez Espriú.

Lee: Jiménez Espriú y sus planes para la SCT

Sin embargo, eso no quiere decir que el NAIM se vaya a cancelar. En las últimas semanas, el discurso de la administración entrante sobre este tema se ha relajado, y ahora estudia si continúa con el proyecto, si se cancela o incluso se concesiona a privados.

Publicidad

Las mesas de análisis iniciarán tentativamente esta semana, y la decisión puede estar lista en agosto. En octubre se haría una consulta para conocer la opinión de la población. De acuerdo con un análisis de UBS, el resultado de la consulta puede ser favorable a continuar el proyecto, pues el avance que ya existe influirá en la decisión final.

Mientras esto sucede, este es el avance de las obras licitadas y en construcción del NAIM:

Obras preliminares

Este fue el primer paquete de obras y servicios que se licitaron y adjudicaron por parte de GACM hace un par de años. Entre ellas están proyectos como la nivelación y limpieza del terreno, construcción de caminos provisionales, barda perimetral y otros.

En total, se adjudicaron ocho contratos en este paquete por un monto total de 7,804 millones de pesos, de los cuales seis obras están concluidas y dos más tienen avances superiores al 50%. En conjunto, el avance físico promedia 93% y el avance financiero (monto pagado a contratistas) 91%.

Las obras pendientes por concluir son los caminos provisionales y la subestación eléctrica, esta última con un avance de 59%.

Lado Tierra

Las obras de tierra son las que hasta el momento representan el mayor monto de inversión del proyecto. Estos contratos incluyen obras como la terminal aérea, la torre de control y el Centro de Transporte Terrestre.

En conjunto, los cinco contratos adjudicados representan un monto de 96,026 millones de pesos, de los cuales se ha pagado a los contratistas el 55%.

El edificio terminal es el de mayor inversión, por 84,828 millones de pesos. El contrato fue adjudicado el año pasado, y hasta el momento las obras tienen un avance físico del 3.8%, de acuerdo con GACM.

De acuerdo con Standard & Poor’s, es poco probable que López Obrador pueda cancelar el NAIM con el grado de avance que tienen las obras, pues cuando inicie la nueva administración estima habrá un avance físico superior al 50% en todo el proyecto y se habrá adjudicado más del 85% de los contratos.

Lado Aire

El nuevo aeropuerto busca resolver la saturación del actual aeropuerto y la imposibilidad de que dos pistas operan al mismo tiempo. De este modo, en la primera etapa del NAIM se construirán dos pistas de operación simultánea. Ambas fueron licitadas hace casi un año y son los dos contratos que componen el paquete del lado aire.

En conjunto las obras significan una inversión de 15,285 millones de pesos. El avance físico de las pistas es de 57%.

El actual aeropuerto de la Ciudad de México alcanzará el máximo de su capacidad hacia 2020, lo cual pondría en jaque a las líneas aéreas y aeropuertos de país si no se continúa con el proyecto de NAIM, consideró UBS.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad