Publicidad
Publicidad

Coca-Cola FEMSA busca dejar Filipinas por un ‘amargo’ impuesto

Un incremento del 30% en los precios del azúcar en ese país provocó que la embotelladora mexicana le quiera vender las acciones de su negocio a The Coca-Cola Company.
Sin decir adiós.
Los directivos no descartan la posibilidad de volver al sudeste asiático en el futuro, sólo si las condiciones son justas.

La semana pasada, la embotelladora Coca-Cola FEMSA notificó a The Coca-Cola Company su intención de venderle el 51% de sus acciones en sus operaciones en Filipinas, ya que dejaron de ser rentables en ese país por un impuesto gubernamental que encareció los precios del azúcar hasta un 30%.

A partir de enero, el gobierno filipino impuso un impuesto especial a las bebidas endulzadas, lo que provocó restricciones a las importaciones de edulcorantes y encareció los precios locales del azúcar.

“Esta fue una decisión particularmente difícil. Logramos hitos importantes, como la obtención de una tasa de crecimiento anual compuesta del 3.5% en volúmenes, una tasa de crecimiento anual compuesta del 5% en los niveles de rentabilidad histórica de los ingresos, (...) y el año pasado alcanzar los máximos de ganancias del sistema de todos los tiempos durante los últimos 15 años”, comentó el viernes pasado John Santa María, director general de Coca-Cola FEMSA, en una conferencia telefónica. Los directivos no descartaron la posibilidad de volver al sudeste asiático en el futuro, pero sólo si las condiciones son rentables.

Lee: Coca Cola Femsa trepa en bolsa tras anuncio de que busca salirse de Filipinas

Publicidad

“Hace un año, Coca-Cola FEMSA empezó a consolidar sus operaciones en Filipinas, porque antes era participación registrada como parte de una subsidiaria, pero fue hasta el año pasado que la operación llegó a representar el 10% en sus ingresos y un 9% en su flujo operativo (Ebitda). Sí es un territorio importante, pero no tanto como México y Brasil”, comentó Marco Montañez, analista de alimentos y bebidas de Vector.

Ahora, la compañía mexicana considera que tienen oportunidades de crecer de manera orgánica e inorgánica en Latinoamérica, en donde recientemente adquirió embotelladoras de Coca-Cola en Guatemala y Uruguay, aunque esas operaciones no representan más del 2% en sus ventas globales.

Recomendamos: Femsa adquiere dos embotelladoras en Guatemala por por más de 170 MDD

Por su parte, The Coca-Cola Company tiene la idea de consolidar su sistema hacia 2022 para reducir su número de socios, por lo que aún hay otras embotelladoras que Coca Cola FEMSA podrá comprar en el futuro, destacó José Antonio Cebeira, analista de alimentos y bebidas de Actinver. “Coca-Cola había anunciado hace dos años que le gustaría tener de dos a tres embotelladoras en Centro y Sudamérica. Así que FEMSA y la regiomontana Arca Continental podrían desplazar a la embotelladora Coca-Cola Andina, la embotelladora Coca-Cola Embonor y otras más”, señaló.

Publicidad

Por ahora, Coca-Cola Femsa, se encuentra en 10 países latinoamericanos. “Estamos buscando otras oportunidades en todo el mundo”, detalló Hector Treviño, su director financiero. “Y no creemos que haya ninguna interferencia con respecto al posible crecimiento futuro de Coca-Cola FEMSA”.

Menos calorías

Uno de los retos de la compañía será el de seguir innovando en las bebidas con bajos niveles de azúcar.

Publicidad

“Creo que hay un reconocimiento en Coca-Cola Company y en toda la empresa embotelladora que desencadena el viento en contra al cual nos dirigimos. Continuamos abordando esto mediante la diversificación de nuestra cartera. Lo estamos moviendo agresivamente hacia iniciativas sin azúcar o iniciativas de bajo contenido calórico”, comentó John Santa María.

¿Por qué Coca-Cola retira del mercado dos de sus marcas en México?

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad