Publicidad
Nuevo aeropuerto / header desktop
Publicidad

El plan para el AICM y el aeropuerto de Toluca, ¿una solución viable?

El próximo gobierno planea invertir 5,000 millones de pesos para modernizar el aeropuerto capitalino y el de Toluca y desahogar la operación aérea. Los expertos afirman que la idea es ineficiente.

CIUDAD DE MÉXICO.- Más allá de la decisión en torno a la construcción del nuevo aeropuerto, el próximo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador puso sobre la mesa otro plan: invertir 5,000 millones de pesos (mdp) para modernizar el aeropuerto actual y el de Toluca y ayudar a resolver el problema de la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Sin embargo, los especialistas coinciden en que es una estrategia que ha fracasado anteriormente.

Lee: AMLO anuncia operación conjunta de AICM, terminal de Toluca y Santa Lucía

“Parece más una propuesta por cuestiones políticas que un análisis serio de carácter técnico”, señala Mauricio Aguilera, vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) de México.

El AICM enfrenta un problema de saturación que lo ha llevado a superar el límite máximo de 60 operaciones por hora que establece el reglamento de la Ley de Aeropuertos para garantizar la seguridad.

Publicidad

Lee: Texcoco o Santa Lucía, ¿qué dicen los expertos en aeronáutica?

“Tenemos que atender un problema de saturación que ya pone en riesgo la operación”, dice Rogelio Rodríguez, abogado especialista en derecho aeronáutico. “Hay que llevar a cabo obras en el actual aeropuerto, como plataformas y posiciones remotas, para tener mayor número de puntos de contacto, algo que se había dejado de hacer”.

La industria aérea lleva tiempo denunciando el freno a la inversión que metió en los últimos años el gobierno de Enrique Peña Nieto en el actual aeropuerto capitalino. La nueva administración pretende inyectar hasta 3,000 mdp en dicho aeródromo para construir plataformas adicionales, lograr eficiencias en los despegues y aterrizajes, ampliar las terminales y adecuar los sistemas de navegación. Con todo ello, se podrían movilizar 50 millones de pasajeros en el AICM, frente a los 45 millones actuales, según el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriu.

Lee: El peso, la Bolsa mexicana y los bonos del NAIM caen con fuerza

Publicidad

Varios expertos dicen que este enfoque es erróneo. “Hablan de número de pasajeros cuando la saturación del aeropuerto de la Ciudad de México es operacional”, señala Heriberto Salazar, presidente del Colegio de Pilotos. “Pueden ampliarlo y ponerle 1,000 salas más, pero ya no pueden aterrizar más aviones. El límite está sobrepasado desde hace muchos años”, explica.

Para Mauricio Aguilera, de ASPA, el aeródromo capitalino requiere de “terapia intensiva”, pero el margen de maniobra para aumentar el número de vuelos es limitado, pues no hay espacio para ampliar las pistas.

Toluca… otra vez

Publicidad

Además, el próximo gobierno propone invertir 2,000 mdp en el Aeropuerto Internacional de Toluca. Horas más tarde de anunciar este plan, López Obrador añadió que se reuniría con las aerolíneas mexicanas para proponerles que operen sus nuevos vuelos sólo en Toluca.

“Pero el mercado existe en la Ciudad de México, no en Toluca”, dice Heriberto Salazar.

La prueba de ello es que el aeropuerto de la capital del Estado de México no ha tenido éxito entre las aerolíneas comerciales. Cuando Mexicana de Aviación dejó de operar en 2010, la mayor parte de la operación de Interjet y Volaris migró del aeropuerto de Toluca al de la Ciudad de México.

Lee: Ante el problema de saturación de AICM... Toluca

Publicidad

De hecho, la apuesta por Toluca para descongestionar el aeropuerto capitalino data desde hace 15 años. Con una inversión que supera los 3,000 mdp, este aeródromo se veía como la Terminal 3 de la Ciudad de México. La idea era que, junto a los aeródromos de Cuernavaca, Puebla y Querétaro, representara una opción para captar parte del tráfico aéreo de la capital. No ocurrió así.

En 2017, este aeródromo movió 667,000 pasajeros, una caída de 38.8% en los últimos cinco años.

El aeropuerto de Toluca cuenta con desventajas para la operación de la aviación comercial, como la saturación de las carreteras, las casetas costosas, la baja oferta de vuelos, la falta de gasoductos para abastecer a las aeronaves y la altura, de acuerdo con especialistas y participantes de la industria.

“El tema de conexiones es el gran problema. En México hay una red de conexiones interesantes, pero cambiar a un sistema de dos aeropuertos no va a ser positivo para el país ni para las aerolíneas”, comenta Luis Felipe de Oliveira, director general de la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo (ALTA). “ Lo ideal es tener un solo aeropuerto donde se puedan hacer todas las conexiones”.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad