Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Trump ayuda al fabricante de chips Micron contra su rival chino

La firma estadounidense presentó una demanda contra Fujian Jinhua por robo de propiedad intelectual, y el gobierno de EU respaldado acusación.
Computer engineer maintenance computer CPU hardware upgrade of motherboard component, PC repair by technician and industry support installation CPU on socket
Micron Una compañía en Idaho que fabrica chips de memoria sostiene una disputa sobre secretos comerciales con su rival chino Fujian Jinhua.

NUEVA YORK (CNN) - Micron, una compañía en Idaho que fabrica chips de memoria, ha quedado trenzada en una amarga disputa sobre secretos comerciales con un rival chino respaldado por el Estado llamado Fujian Jinhua. Ahora tiene al gobierno de Estados Unidos de su lado.

La semana pasada, el gobierno estadounidense de Donald Trump designó a Fujian Jinhua como un blanco en la gran escalada de su presión contra el presunto espionaje económico. El jueves, el Departamento de Justicia acusó a Fujian Jinhua, junto con una compañía taiwanesa y tres individuos taiwaneses, de conspiración para robar secretos comerciales de Micron. Los cargos llevan el ataque del gobierno contra el robo de propiedad intelectual chino más allá de los aranceles y las amenazas.

Los cargos, junto con la prohibición a las compañías estadounidenses de hacer negocios con Fujian Jinhua, le dan a Micron la “ventaja” en su enredo con la compañía china, dijo Mehdi Hosseini, analista de semiconductores de Susquehanna International Group. “Ahora tienen más municiones para asegurarse de que la industria de la memoria en China quede marginada”, dijo.

Lee: China promete mayor apertura a las importaciones

Alegatos de Micron

Publicidad

Micron, que fue fundada en 1978, es el mayor fabricante de chips de memoria en Estados Unidos y compite directamente con los jugadores más grandes del mercado global, según Hosseini.

En los últimos años, la compañía ha tenido que lidiar con una creciente amenaza por parte de China, que ha hecho de la construcción de compañías de semiconductores locales exitosas un pilar de sus planes para convertirse en una potencia tecnológica global. Fujian Jinhua ha estado construyendo una planta de 5,700 millones de dólares en el sureste de China para ingresar al juego, y está lejos de ser el único participante.

Micron demandó a Fujian Jinhua y a la compañía de semiconductores taiwanesa UMC en la corte federal de California en diciembre de 2017. Micron afirmó que, desde inicios de 2015, UMC y Jinhua idearon un plan para lograr que los exempleados de la afiliada taiwanesa de Micron robaran los secretos comerciales de Micron y los entregaran a UMC, que luego los pasaría a Jinhua.

Lee: El superdólar hace sufrir a Harley-Davidson, Kimberly-Clark y P&G

Según la queja de Micron, UMC obtendría 700 millones de dólares en equipos de investigación y desarrollo y honorarios a cambio, así como la copropiedad en la tecnología resultante.

Los exempleados de la filial de Micron en 2015 y 2016 hurtaron con éxito secretos técnicos de la compañía mediante la carga de datos confidenciales en sus computadoras portátiles, unidades extraíbles y drives de Google antes de abandonar la empresa, dijo Micron.

El caso todavía está abriéndose camino a través del sistema judicial. Y, desde entonces, Micron ha tenido que enfrentar una contrademanda en la corte china por parte de Jinhua y UMC, que presentaron una demanda por infracción de patente contra Micron en enero. En julio, la corte impidió temporalmente que Micron vendiera 26 productos en el país, incluidos chips de memoria, tarjetas de memoria y discos duros.

Micron dijo que solo se enteró de la prohibición de exportación del gobierno de Trump después de que fue anunciada el martes. “Micron apoya firmemente el comercio justo global y la protección de la propiedad intelectual”, dijo un portavoz en un comunicado.

El jueves, después de que el Departamento de Justicia anunciara los cargos contra Fujian Jinhua y UMC, el abogado general de Micron elogió la decisión de la agencia de “procesar el robo criminal de nuestra propiedad intelectual”.

UMC dijo en una declaración el viernes que “toma en serio cualquier alegato de que haya violado alguna ley” y que “tiene la intención de responder a las acusaciones [del Departamento de Justicia] en consecuencia”.

No es sorprendente que Micron haya dicho que aprecia la acción legal del gobierno.

“Esta demanda arrincona a nuevos participantes de China”, dijo Hosseini. A medida que China inyecta miles de millones en tecnologías como la de los semiconductores, esta es una ventaja vital.

Guerra comercial

La demanda del gobierno de Estados Unidos da peso a las demandas de Micron de espionaje económico. Pero presentar cargos contra la firma china también tiene un propósito político para el gobierno de Trump.

Las negociaciones con Beijing podrían reanudarse luego de que el presidente Donald Trump y el presidente chino, Xi Jinping, hablaron por teléfono el jueves y dijeron que estaban dispuestos a reunirse en la próxima cumbre del G20 en Argentina. Un informe de Bloomberg del viernes por la mañana dijo que Trump ha pedido a los funcionarios que redacten un acuerdo comercial con China antes de la reunión.

El rumor podría ser una estratagema para impulsar a los mercados antes de las elecciones de mitad de periodo de esta semana, según Michael Every, director de investigación de mercados financieros de Asia para el banco de inversión Rabobank. Pero si se reanudan las conversaciones, Estados Unidos podría encontrarse en una posición más fuerte.

Según los analistas, Fujian Jinhua probablemente no puede operar sin acceso al software y la tecnología estadounidense.

“Estas acciones están destinadas tanto a aumentar el apalancamiento en las negociaciones actuales como a disuadir a otros”, dijo Scott Kennedy, un experto en economía china del Center for Strategic and International Studies. “Estados Unidos ya no seguirá el libro de estrategias estándar porque eso solo ha logrado envalentonar a China”.

Cuando Estados Unidos fue en contra de la empresa china de equipos de telefonía y telecomunicaciones ZTE a principios de año, dijo que era el resultado de violaciones específicas relacionadas con las sanciones. La implementación de controles de exportación bajo una mentalidad amplia de seguridad nacional es diferente, de acuerdo con Dan Wang, analista de tecnología de Gavekal Research.

“A diferencia de la prohibición de ZTE, la acción de Estados Unidos contra Fujian Jinhua no es una sanción excepcional por una infracción específica, sino parte de una campaña política mucho más amplia”, dijo esta semana en una nota, citando el lenguaje del gobierno de Estados Unidos.

El Departamento de Comercio dijo que Fujian Jinhua amenazaba la cadena de suministro de componentes militares esenciales.

Jethro Mullen, Daniel Shane, Sherisse Pham y Yong Xiong de CNN contribuyeron a este informe.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad