Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las difíciles decisiones de GM apuntan hacia el futuro

La CEO Mary Barra busca encaminar a la compañía hacia el negocio de los autos eléctricos y los viajes compartidos, a pesar de las críticas de políticos de EU y Canadá.

NUEVA YORK - Mary Barra tiene la misión de garantizar que General Motors no se quede rezagada en la industria automotriz en evolución de la que fue pionera.

Barra sabe que reinventar una compañía centenaria es algo doloroso, pero es la única opción. De lo contrario, podría sufrir la misma suerte que Sears y General Electric, que no se adaptaron a las disrupciones que se avecinaban.

GM está tomando las decisiones difíciles hoy para prepararse para un futuro de vehículos eléctricos y sin conductor. El lunes, la compañía anunció sus planes para reducir el 15% de su fuerza laboral asalariada y cerrar cinco instalaciones en Norteamérica. Las medidas le ahorrarán a GM unos 6,000 millones de dólares al año para 2020; dinero que puede usar para invertir en el futuro.

Lee: Trump advierte retiro de subsidios a General Motors

“Se avecina una gran disrupción. Y Mary no quiere quedarse al margen vendiendo látigos para carruaje”, dijo Jeffrey Sonnenfeld, decano asociado senior para estudios de Liderazgo en la Escuela de Administración de Yale. “Ella no quiere ser Kodak, GE o Sears. Quiere reinventar la compañía”.

GM también le está diciendo adiós al Chevrolet Volt, al Impala, al Cruze y a otros vehículos. En cambio, GM fabricará más de los lucrativos SUV que los estadounidenses prefieren.

Publicidad

“GM quiere aprovechar los SUV y camionetas de alto rendimiento como un puente hacia este futuro autónomo”, dijo Jeremy Acevedo, gerente de análisis de la industria para Edmunds.

'Saltos cuánticos'

Barra merece crédito por actuar ahora antes de que sea demasiado tarde. Tesla ya ha demostrado que los vehículos eléctricos son un negocio viable y potencialmente lucrativo.

Para 2030, las ventas de vehículos eléctricos en todo el mundo aumentarán a 30 millones, en comparación con los 1.1 millones del año pasado, según Bloomberg New Energy Finance. Las de autos eléctricos representarán el 11% de todas las ventas en Estados Unidos para entonces.

Lee: General Motors pasa tijera: recortará plantas y empleos en Norteamérica

“La tecnología se está moviendo a pasos agigantados ahora”, dijo Acevedo. “Es previsible que incluso una década más adelante, esta industria será completamente diferente a la actual. Se están adaptando para sobrevivir”.

En un comunicado, Barra dijo el lunes que GM reconoce “la necesidad de mantenerse por delante de las cambiantes condiciones del mercado y las preferencias de los clientes para posicionar a nuestra empresa para el éxito a largo plazo”.

Barra dijo que tiene sentido hacer estos movimientos ahora mientras la economía y los negocios son fuertes.

GM bajo fuego

Pero GM ya está siendo criticada por lo políticos de Estados Unidos y Canadá por sus planes para cerrar plantas que emplean a miles de obreros.

La reestructuración se realizará a costa de unos 8,000 trabajadores asalariados. Otros 6,000 trabajadores por hora perderán su trabajo o serán reasignados a otras plantas.

“Fui muy duro. Hablé con ella cuando escuché que estaban cerrando, y dije que este país ha hecho mucho por General Motors”, dijo el presidente estadounidense, Donald Trump, a reporteros el lunes.

Lee: Este es el cambio que GM hará en México

Trump dijo que le comentó a Barra que “mejor” reabriera las plantas en Estados Unidos y pronto.

Por supuesto, Barra está tratando de reposicionar a GM para que pueda seguir siendo una importante fuerza de trabajo estadounidense para el próximo siglo.

“Ella no es una romántica nostálgica con los ojos llorosos por lo que era GM”, dijo Sonnenfeld. “Ella no es una política. Está en el negocio de decir la verdad y cuidar la salud económica de su compañía de una manera responsable y honesta”.

Intenta

evitar el destino de Sears

La historia está llena de compañías que se enamoraron del pasado a costa del futuro. Sears, una compañía que alguna vez dominó el comercio minorista, se declaró en bancarrota el mes pasado. Sears es solamente la más reciente tienda física en quebrar en la era de Amazon.

Lee: Décadas de malas decisiones sepultaron a Sears en EU

Eastman Kodak, otra pionera de su industria, sucumbió a la bancarrota en 2012 después de tener dificultades para evolucionar desde la película a la era de la fotografía digital. Kodak salió de la bancarrota un año después.

General Electric está en crisis hoy porque mantuvo un modelo de negocio intacto que ya no funcionaba. El ex presidente ejecutivo de GE Jeff Immelt dijo recientemente que lamentaba no haber separado los negocios industriales de GE de GE Capital, su brazo financiero no rentable.

Lee: La caída de un imperio llamado General Electric

Bajo la gestión de Immelt, GE también redobló su apuesta en los combustibles fósiles en 2015, al adquirir el negocio de energía de Alstom. Ese acuerdo resultó ser un desastre, ya que el carbón y el gas natural se vieron disrumpidos por la energía renovable.

GM podría parecerse más a Uber

GM espera seguir los pasos de Walmart. A diferencia de Sears, Walmart realizó grandes inversiones en comercio electrónico, incluida la adquisición de Jet.com por 3,300 millones de dólares. Hoy en día es un líder entre los minoristas tradicionales.

“Lo que mantiene a Walmart en el juego son los precios bajos todos los días”, dijo William Klepper, profesor de Administración en la Columbia Business School. “Pero lo que mantendrá a Walmart por delante de la obsolescencia es el negocio en línea. Y son tan agresivos en línea como cualquier otro”.

Recomendamos: VW y Ford compartirán gastos en desarrollo de vehículos autónomos y eléctricos

Klepper dijo que el liderazgo de GM debe ser similarmente “ambidiestro” al fabricar mejores vehículos hoy pero también reinventarse para el futuro.

Ese futuro probablemente se verá muy diferente. GM se está posicionando para convertirse en una compañía que no solo fabrica automóviles, sino que también vende viajes en vehículos autónomos.

Hace un año. GM dijo que podría pasar de ganar alrededor de 30,000 dólares a lo largo de la vida útil de cada vehículo que vende a cientos de miles de dólares por automóvil si puede vender viajes en lugar de vender el auto en sí.

Ese tipo de cambio dramático podría, lamentablemente, causar más daño a los empleados de GM en el futuro.

“A medida que hagan la transición a este nuevo modelo para el futuro, habrá más píldoras difíciles de tragar en el camino”, dijo Acevedo.

David Goldman, Chris Isidore y Kevin Liptak de CNN contribuyeron a este reporte.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad